9 mar. 2012

Consejos dietéticos para mantener nuestro hígado sano

El hígado es un órgano primordial para la salud ya que es nuestro principal desintoxicante. Por tanto su cuidado es esencial para mantenernos sanos. Cuando este órgano se ve cargado de un exceso de trabajo (mala alimentación, sustancias tóxicas, etc.) se resiente todo nuestro organismo.

1. Sepamos algo sobre el hígado
2. Lo que debemos evitar
3. Consejos para una dieta saludable
4. Tónicos para el hígado 
 

1. Sepamos algo sobre el hígado

El hígado, es la más voluminosa de las vísceras y una de las más importantes por su actividad metabólica. Tiene encomendadas más de 500 tareas de las cuales al menos 22 son vitales para que nuestro organismo funcione correctamente.

Se trata de un órgano glandular al que se le atribuyen numerosas funciones, entre estas podemos incluir:
- Síntesis de proteínas plasmáticas.
- Función desintoxicante.
- Almacenaje de vitaminas y glucógeno.
- Secreción de bilis, entre otras.
- Eliminación de la sangre las sustancias que puedan resultar nocivas para el organismo, convirtiéndolas en inocuas.



2. Lo que debemos evitar

Los alimentos que debemos evitar son aquellos que le dan más trabajo al hígado. Entre estos podemos incluir:

Las grasas saturadas: es importante limitar la ingesta de carnes con mucha grasa como el chorizo, el tocino, el salami, las salchichas y los productos lácteos (cremas, helados, quesos, leche entera, etc). Recuerde que las patatas fritas envasadas y los snack (doritos, cheetos, etc) son ricos en grasas saturadas.

Alimentos procesados: evite alimentos como el pan blanco, arroz blanco, dulces (pasteles, galletas, donuts, etc) y sustitúyalos por sus derivados integrales.

Sustancias químicas: dentro lo posible evite los colorantes, saborizantes y conservantes alimentarios. Así como, los insecticidas y pesticidas. Ya que pueden dar más trabajo a nuestro hígado.

La cafeína: limite su consumo a 2 ó 3 tazas de café al día. Ya que la cafeína se procesa en nuestro hígado dificultando así, la purificación del mismo.Recuerde que el té, el café y la mayoría de los refrescos de cola contienen mucha cafeína.

El alcohol: evite el consumo de alcohol que es una potente toxina que daña nuestro hígado causando numerosas enfermedades hepáticas. -

Las drogas: evite el consumo de drogas porque dentro del grave perjuicio que ocasionan en el organismo causan un estrés importante al hígado, además del deterioro general que redunda en su mala oxigenación y funcionamiento.

Por último indicar que es importante evitar tomar multivitaminas con hierro sin prescripción médica pautada, dado que el exceso de este mineral se almacena en el hígado y el agregado de este mineral puede aumentar el riesgo de intoxicación por hierro.

3. Consejos para una dieta saludable

Para conseguir un buen funcionamiento de nuestro hígado y consecuentemente tener una buena salud es importante seguir una dieta saludable. ¿Pero cómo podemos lograr esto? Si sigue los siguientes consejos en su dieta diaria podrá alcanzarlo.

- Para ello recuerde y aplique el lema de "cinco al día" y "colorea tú dieta": coma abundante cantidad de frutas y verduras crudas o poco cocidas, especialmente verduras de hoja y color verde oscuro. También frutas y verduras de color naranja, amarillo, púrpura y rojo, ya que contienen enzimas vivas, fibra, vitamina C, sustancias antibióticas naturales y fitonutrientes que nos protegen del cáncer.

- Tome alimentos ricos en glutation (GSH) o que ayuden al organismo a producirlo. Se trata de un tripéptido no proteínico que deriva de aminoácidos. Es un antioxidante que ayuda a proteger las células de especies reactivas de oxígeno como los radicales libres y los peróxidos. Alimentos que son fuente de glutation son: los espárragos, la sandía, el brócoli y el boldo. Las papayas y los aguacates son alimentos que ayudan al cuerpo a producirlo.

- Ayude a purificar su hígado, para esto va muy bien los alimentos amargos como el diente de león, las hojas verdes de mostaza, el melón amargo, la lechuga romana y el tallo del brócoli.

- Tome alimentos protectores como el eneldo, las semillas de alcaravea, el ajo, las cebollas, el boldo, la cúrcuma y la pimienta del ají de Cayena se pueden usar fácilmente al cocinar.

- Introduzca en su dieta alimentos ricos en grasa poliinsaturada y monoinsaturada (nueces, aguacate, semillas, pescados ricos en omega 3 como el salmón, el atún, la caballa, la sardina, el halibut, etc). No olvide poner el aceite de oliva en sus platos, preferentemente crudo.

Las carnes más recomendadas son las magras y las de ave, preferentemente, a la plancha o al vapor.

Los lácteos recomendados son los desnartados o semidesnatados: leches desnatadas o semidesnatadas, quesos blancos y poco curados y descremados, yogures desnatados. Evite las natas.

- Beba abundante agua (6 a 10 vasos por día) así, ayudaremos a nuestros riñones eliminar las toxinas que el hígado ha procesado. No olvide las infusiones de boldo, cardo mariano, diente de león).

- Limite el consumo de bebidas ricas en cafeína. Mejor tome té verde que además de tener propiedades inmunoestimulantes contiene menos cafeína que el café.

4. Tónicos para el hígado

En el mercado existen hoy en día numerosos tónicos para el hígado, recuerde no tomar tinturas herbales que contengan alcohol ya que esto no es bueno para el hígado.

Elija los que se presentan en forma de polvo que contienen mezclas de psylio, diente de león, cardo mariano, alcachofa, albura de olmo americano, lecitina, hojas de cebada, polvo de zanahoria y polvo de alfalfa. Estas para su consumo pueden ser mezcladas con zumos frescos.

/pulesvasalud

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...