29 sept. 2010

Solomillos al roquefort

 Autor: Sergi Arola
 Dificultad:  Media
 Nº de Personas:  4


General
  • 20 gramos de azúcar
  • 20 ml de jugo de carne
  • 20 gramos de mantequilla
  • 50 ml de nata líquida
  • perejil
  • 80 gramos de queso Roquefort
  • 100 gramos de solomillos de buey
Preparación:

Limpiar el solomillo y cortar a lo largo por la mitad, envolver en papel film obteniendo un cilindro y dejarlo en la nevera 12 h. para que coja la forma. Cortar unos dados de 1 cm. por 1 cm. de queso, el resto fundir en la nata líquida caliente y reservar. Para el toffee, caramelizar el azúcar, añadir la nata infusionada en queso y dejar hervir unos minutos, añadirle la mantequilla, colar y reservar. Poner a punto el jugo de carne.

Montaje:


Cortar el solomillo en pedazos de 3 cm. de alto, sazonamos y marcamos a la plancha, cuando esté en el punto de cocción deseado cubrimos con el jugo de carne y pasamos a un plato. Colocamos el pedazo de queso en cada uno de los trozos de carne, y a un lado disponemos un cordón de toffee al Roquefort. Añadimos unos granos de sal encima del queso y unas hojas de perejil frito.

hola

Deporte para niños. Elige el que mejor le va a tu hijo

Entre los 3 y los 6 años los niños pueden tener su primer contacto con el deporte. Ojo: aún son muy pequeños para aprender reglas complejas o competir. En el predeporte lo importante no es ganar, sino aprender y divertirse en grupo con actividades que implican movimiento. Ballet, fútbol, artes marciales… Si quieres que tu hijo se aficione a algún deporte desde pequeñito, te damos algunas ideas.

Los beneficios del predeporte

El predeporte o deporte para los niños más pequeños les ayuda a desarrollar la motricidad, la coordinación, el control de las posturas y el equilibrio. Además, les da unos patrones básicos que les servirán en la práctica de cualquier deporte cuando sean mayores.

Los juegos predeportivos mejoran la percepción, el sentido del equilibrio y el ritmo de los niños mediante ejercicios como saltar, girar, desplazarse (hacia delante o hacia atrás, a gatas, en cuclillas, a la pata coja, sobre colchonetas y bancos); trepar (por ejemplo, en las espalderas); llevar objetos, como pelotas o aros, con una mano, entre dos compañeros, con los ojos cerrados, etc. Suelen acompañarse al final de cada sesión de pequeños ejercicios de relajación.
El deporte, una escuela de habilidades sociales

Estas actividades son muy importantes para el aprendizaje de las habilidades sociales, ya que fomentan la relación del niño con sus compañeros, les permiten experimentar la integración en un grupo, y les enseñan unas reglas de juego que todos deben aceptar.
Además, los monitores de la escuela infantil se encargan de que cambien constantemente de rol dentro del mismo juego, por ejemplo, para que todos los niños se relacionen entre sí y desempeñen todas las funciones posibles (perseguidor y perseguido, portero y goleador...).

Por: Isabel Leal Maldonado.
Asesor: Sergio Herrero Ventura. Diplomado en Magisterio de Educación Física.

serpadres

Brasil-Medicina: Dieta rica en chontaduro mejora calidad de leche humana

Mujeres que amamantan y se alimentan con dietas ricas en chontaduro, un palmito muy común en la Amazonía y endieta algunas regiones tropicales, producen leche de mejor calidad para sus bebés, según un estudio de investigadores brasileños.

El estudio de investigadores del Centro de Referencia en Bancos de Leche Humano del Estado brasileño de Amazonas fue presentado en el I Congreso Iberoamericano de Bancos de Leche Humana, inaugurado hoy en Brasilia.

Las mujeres que consumen harina de chontaduro durante el período en que dan de mamar producen una leche en un 20 por ciento más rica en vitamina A que las que no consumen el alimento, según el estudio de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), una estatal vinculada al Ministerio de Salud y responsable por la organización del congreso.

De acuerdo con la Fiocruz, este descubrimiento es importante porque permite diseñar una estrategia para combatir el déficit nutricional de vitamina A en los niños que nacen en la región norte de Brasil (Amazonía), una de las más pobres del país.

Esa deficiencia típica de la población de la Amazonía puede ser corregida por medio de la leche materna de mujeres que se alimentan con la fruta.

"Es posible obtener excelentes resultados nutricionales con la harina de chontaduro sin intervenir drásticamente en los hábitos culturales y de alimentación y nutrición de nuestra población", aseguró Tania Maria de Carvalho Batista, responsable por la investigación.

"El producto puede ser consumido con frutas o mezclado en panes y tortas, así como en platos típicos o como acompañamiento de pescado", agrega.

El chontaduro, también conocido como pupuña o pijuayo (Bactris gasipaes Kunth), es un palmito rico en nutrientes muy consumido en algunas regiones amazónicas brasileñas.

spanish.peopledaily

27 sept. 2010

Nigiri sushi

Ingredientes
 
Para 4 personas:
 
Para el arroz

    * 400 gr. de arroz de grano corto
    * 1 cuadrado de Kombu (quelpo) de unos 8 cm. los lados cortados en flecos 2 cm.
    * 1/2 taza de café de vinagre de arroz japonés
    * un recipiente cuya tapa cierre herméticamente.
    * por cada taza de arroz 1 taza de agua (o 1 taza y un poquito mas).
    * 1 cucharada sopera de azúcar
    * 2 cucharillas de sal
    * 1/2 cucharilla de glutamato
      Para la cobertura
    * 4 gambas grandes frescas y crudas
    * 4 vieiras frescas y crudas
    * 125 gr. de huevas de salmón
    * 125 gr. de lubina, besugo o atún frescos y crudos
    * 1 cucharilla de vinagre de arroz o sidra
    * 1 cucharada de rábano picante verde en polvo (wasabi), desleído en agua fría hasta formar una pasta espesa

Como se elabora esta receta:

Para formar las bolitas/tortitas.

Lavaremos bien el arroz, en varias aguas, hasta que salgan limpias, luego lo dejaremos escurrir en un colador, durante 1 hora.

Lo pondremos en un cazo de fondo grueso, con una tapadera que encaje perfectamente. Taparemos el kombu con el arroz, pero sin que toque el fondo del cazo. Añadiremos 1/2 l. de agua, tapándolo y poniéndolo, a fuego vivo. Un momento antes de que empiece a hervir, sacaremos el kombu.

Reduciremos el fuego, y, a calor moderado, lo dejaremos hervir, durante 6 minutos. Reduciremos aun más el fuego, y muy lentamente, dejaremos que hierva durante 15 minutos más. Al final de este tiempo, subiremos el fuego, a muy fuerte, durante 10 segundos, retirando el cazo del fuego, y dejándolo reposar, durante 12 minutos.

Mezclaremos el vinagre, el azúcar, la sal y el glutamato, en un cacito, a fuego moderado, calentando bien la mezcla.

Volcaremos el arroz en una fuente grande y honda, preferentemente de madera.
Verteremos, poco a poco, la mezcla de vinagre sobre el arroz, mezclandolo bien con una espátula o un tenedor de madera, al tiempo que lo ahuecaremos tanto como podamos. Al ahuecar y ventilar el arroz, éste quedará brillante.

Cuando el arroz esté frío, nos humedeceremos las manos con agua, a la que habremos añadido, un poco de vinagre de arroz, y formaremos o bien bolas como unas albóndigas, o unas 24 tortitas alargadas, de 25 mm. x 5 cm
.Para preparar la cobertura.

Ponemos en un cacito, agua salada a hervir. Agregaremos el vinagre, dejando cocer suavemente las gambas, durante 1 minuto. Enfriarlas y escurrirlas inmediatamente.

Pelaremos las colas, dándoles un corte longitudinal por debajo, aplastándolas un poco, para que queden abiertas.

Cortaremos en 2 trozos horizontales los corales crudos de las vieiras, y en 3 discos, los mejillones crudos blancos.

Cortaremos el pescado crudo en rodajas en diagonal de 5 mm. de grueso.
Untaremos con un poco de pasta wasabi en el centro de cada trocito de pescado, colocándolo, con el wasabi hacia abajo, encima de unas bolitas o tortitas (depende de lo que hayamos confeccionado).

Ponemos huevas de salmón directamente sobre otras bolitas o tortitas, poniendo una punta de wasabi sobre las huevas.

Colocaremos las gambas sobre las tortitas restantes.

Adornaremos las bolitas o tortitas, con algunas verduras, cortadas en palitos muy delgados, clavándolos en el arroz, formando media lunas, aquí ya tiene que entrar la mano del artista.

Adornarewmos con rodajas de tomate, rabanitos cortados, tiras de pepino, cebolletas en borlas etc.

Acompañar con salsa de soja japonesa.

vinosyrecetas

Cangrejos en salsa

* Nº de Personas: 4
* Autor: Koldo Royo


Ingredientes:
  • 1 kg de cangrejos de río
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 c.s. de harina
  • 1 dl de salsa de tomate o tomate triturado
  • 2 dl de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 c.s. de perejil picado
  • 2 clavos
  • una pizca de nuez moscada
  • sal
  • 1 dl de aceite de oliva
  • agua
Preparación:

Si se quieren cocinar pelados (serán más fáciles de comer), poner un recipiente con agua y sal al fuego hasta que hierva. Meter entonces los cangrejos y dejarlos cocer durante un minuto. Retirarlos y pelarlos, dejando la cabeza. Reservar el agua de cocción.

Cortar finamente la cebolla y el ajo y rehogarlo con un poco de aceite; añadir el laurel, la guindilla y el clavo, y dejar que coja color. Echar la harina, rehogar, añadir la salsa de tomate y rociar con el vino. Cuando haya dado un hervor, sazonar.

Meter los cangrejos en la salsa y añadir la nuez moscada. Cubrir con agua de la cocción, y dejar cocer unos minutos, teniendo en cuenta que han de quedar jugosos. Retirar los cangrejos, reducir la salsa hasta que tenga una consistencia adecuada y colarla sobre los cangrejos. Espolvorearlos con perejil y servir.

Nota: Si se cocinan enteros usar agua corriente y dejar que se cocinen un poco más de tiempo.

hola

Salsa de guayaba

Ingredientes:
  • 4 tazas de guayabas sin semillas
  • ½ caballito de anís
  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza de agua
  • 1 anís estrella
Procedimiento:
Coloca las guayabas en una olla, agrega el anís, azúcar, un poco de agua y el anís estrella.

Tapa la olla y deja hervir a fuego medio hasta que las guayabas estén perfectamente suaves.

Retira el anís estrella y coloca en la licuadora. Licua hasta obtener una consistencia ligeramente espesa.

Sirve acompañando los churros o tu postre favorito.

manual de recetas

Alimentos saludables para la temporada otoñal


Comer alimentos de temporada ayuda a sentirse mejor y más sano para afrontar los cambios físicos propios de la nueva estación
La vuelta de las vacaciones obliga a hacer frente de nuevo al ritmo de vida cotidiano, en general, más acelerado que el de semanas atrás. No es raro que al regresar a la rutina, se sienta cansancio, desgana y síntomas similares a los de un resfriado. Al cuerpo y a la mente les cuesta asumir la vuelta, pero también influye en el estado de ánimo y de salud la cercanía del cambio de estación. Llega el otoño, las lluvias son más frecuentes, bajan las temperaturas y las horas de sol disminuyen. Al mismo tiempo, el retorno a las obligaciones conlleva un mayor desgaste físico y mental, por lo que es necesario que la dieta aporte energía suficiente y nutrientes que depuren el organismo de los excesos veraniegos y refuercen las defensas para afrontar la nueva temporada con menos resfriados, gripes  e infecciones.

Alimentos de temporada
Comer en armonía con la naturaleza es una máxima que se debería seguir para alimentarse mejor, sentirse más sano y más fuerte para hacer frente a los cambios venideros. Las estaciones -primavera, verano, otoño, invierno- proveen de alimentos de temporada que tienen su propia fuerza y energía vital, gracias a los cuales se puede adecuar la dieta a las necesidades del momento. 

Las frutas de verano contienen mucha agua y ayudan a refrescarse, mientras que los cítricos, más propios de otoño e invierno, destacan por su contenido en vitamina C, un nutriente que fortalece la función inmunitaria, de vital importancia para afrontar el cambio de estación. El desgaste físico y mental es mayor, por lo que conviene incluir en la dieta alimentos energéticos y saludables, locales y de la estación, como las hortalizas de raíz, los frutos secos, las frutas desecadas, las semillas y las legumbres.

Para adaptarse a la llegada del otoño a través de la cocina diaria, será interesante recurrir a alimentos que interioricen la energía, calienten y relajen al organismo. Esto se traduce en reducir las comidas y bebidas frías y escoger con preferencia los alimentos estacionales. Las ensaladas pueden dejar espacio en los menús semanales a las sopas y las cremas, mientras que las frutas frescas cederán terreno a las asadas, al horno o en compota.

Los frutos del otoño

Uvas, peras, manzanas, plátanos, frutos del bosque (moras, arándanos, grosellas) y granadas son frutas que, aunque puedan estar disponibles durante todo el año, su presencia es obligatoria en la temporada natural, el otoño.

La granada tiene muy pocas calorías gracias a su elevado contenido en agua. Algunos de sus componentes más destacables son el ácido cítrico (de acción desinfectante y potenciador de la vitamina C), el ácido málico, los flavonoides (pigmentos de acción antioxidante) y los taninos. Estos últimos son sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Las investigaciones más recientes centran su atención en el zumo de granada, dado su concentrado en compuestos funcionales como los polifenoles, que muestran mayor biodisponibilidad y actividad antioxidante en el zumo que en los granos de la fruta enteros. Consumir granada en la alimentación cotidiana es fácil. Se puede disfrutar de su peculiar textura mezclada en las ensaladas o como acompañamiento en forma de salsa de carnes o de pescados. Se consigue una sinergia de antioxidantes si se mezcla con zumo de naranja y una bebida muy dulce, la granadina, si al jugo de la fruta se le agrega azúcar, si bien se usa más como edulcorante de recetas que como bebida, debido a su excesivo gusto dulzón.

La uva y el moscatel son frutas más dulzonas y energéticas, pero sería injusto destacar sólo esta particularidad. Estas frutas concentran, sobre todo las uvas negras, un compendio de sustancias responsables de su aroma, textura y color característicos, junto con reconocidas propiedades antioxidantes, como antocianinas, flavonoides y taninos. No conviene limitarse a comer las uvas como fruta fresca, ya que son múltiples las recetas que se pueden elaborar con este alimento: compotas, zumos mixtos, cremas espumosas, pasteles, originales y refrescantes ensaladas e, incluso, guarniciones de carnes o de pescados.

Entre todas las frutas de otoño, los frutos del bosque (moras, arándanos, grosellas) concentran la mayor cantidad de antioxidantes, en especial en forma de flavonoides colorantes, como las antocianinas, que confieren el tono rojo intenso, granate o morado a estos frutos. Se puede aprovechar su corta temporada y su delicada textura y presencia para dar más sabor y color a variedad de recetas, desde zumos, postres dulces, bizcochos y mermeladas, hasta salsas y untos de platos de carnes.

Además de ser sabrosos postres, estas frutas sirven para la elaboración de ricas ensaladas, platos de pasta a los que aportan un toque de color o como ingredientes de brochetas o saludables macedonias de otoño. Tanto su sabor como su color aportan originalidad a un incontable número de platos.

Verduras propias de la estación

Los meses de otoño son idóneos para llenar la cesta de la compra de variedad de hortalizas y verduras del tiempo, como setas y champiñones, berenjenas, zanahorias, puerros, cebollas, lechugas y escarolas y todo tipo de coles. Unas y otras contienen compuestos que, además de ser los saborizantes y aromatizantes naturales de estas hortalizas, también se distinguen por sus cualidades funcionales antioxidantes y antiinflamatorias. Estos dos efectos son esenciales para que los alimentos sirvan de ayuda al organismo para afrontar los resfriados, gripes e infecciones, comunes en los cambios de estación.

Las setas son alimentos con un bajo contenido calórico. Contienen ergosterol, una sustancia que se localiza en los tejidos vegetales y que puede transformarse en vitamina D. Además, tienen buenas cantidades de vitaminas del grupo B y son fuente de algunos minerales como el yodo. Al incluir las setas en la alimentación, las aplicaciones son innumerables. Pueden prepararse asadas, a la plancha, hervidas o al vapor. Son deliciosas salteadas con un poco de aceite y ajo o mezcladas en ensaladas, revueltos, como guarnición o relleno de guisos de pescado y carne, en platos de pasta y de arroz, etc.

La berenjena es una hortaliza aperitiva y digestiva, si bien estas propiedades dependen del modo en que se cocine. Los compuestos responsables de su ligero sabor amargo se reconocen por su efecto colagogo, es decir, estimulan el buen funcionamiento del hígado y facilitan el vacío de la vesícula biliar, de manera que favorecen la digestión de las grasas. Con ellas se pueden preparar incontables recetas: rellenas, empanadas a modo de guarnición, en ensalada, como crema suave o paté vegetal, albóndigas vegetales o ingrediente principal de canelones. De cualquier forma, resultan un complemento perfecto para una dieta de transición.

Las coles en todas sus variedades -coliflor, berza, de Bruselas, brócoli, etc.- son ricas en vitamina C y ácido cítrico, potenciador de la acción de la vitamina C. Todas ellas, en mayor o menor medida, tienen fitoquímicos (glucosinolatos, isotiocianatos e indoles) con acción antioxidante y estimulante del sistema de defensas. Las coles pueden prepararse hervidas y constituir un primer plato o servir de acompañamiento de otras verduras y hortalizas como zanahoria, patata o judías verdes. También es posible servirlas gratinadas, combinadas con un plato de legumbre o frías en una original ensalada. Las hojas del repollo sirven para rellenarlas de carne, pescado o vegetales o para servir de ingrediente de unos deliciosos rollitos de primavera.

Esta selección de platos es una muestra para ampliar el recetario de los menús otoñales, aportar colorido a la dieta, la energía y los nutrientes necesarios para superar la vuelta al ritmo habitual y afrontar el comienzo del otoño con vitalidad.

consumer eroski

Inari sushi

Ingredientes de cocina: 

Para 4 personas: 

Para los inari:

    * 200 gr. de tofu fresco Para la salsa:
    * arroz (se gún cantidad deseada)
    * 1/2 taza de azúcar
    * 1 taza de caldo de pescado
    * 1 cebolla de verdeo
    * 1 taza de granos de maíz cocidos
    * 50 gr. de hongos shitake
    * 1 jengibre
    * 5 unidades de kanikama
    * 1/4 de taza de salsa de soja
    * 100 gr. de semillas de sésamo
    * 1 zanahoria Para el tamagoyaki
    * 1 cucharadita de aceite neutro
    * 1 cucharada de azúcar
    * 3 huevos
    * 1 cucharadita de sake
    * sal

Como se elabora esta receta:

Para hacer los Inari:

Cortamos triángulos de tufo de 1cm de espesor, pasándolos por harina y luego los freimos en una sartén con un poco de aceite.

En un wok con agua hirviendo, colocaremos el tofu frito, cocinándolo durante
2 minutos. Lo retiramos y resevamos.

Para la salsa:

Colocamos en un wok el caldo de pescado, junto con la salsa de soja y
el azúcar, mezclándolo y llevándolo, a fuego medio.

Hidrataremos previamente los hongos, durante 8 horas.
Pelaremos y cortaremos la zanahoria, en finos bastoncitos.

Agregaremos a la salsa, la zanahoria, los hongos previamente hidratados y
el tofu, cocinándolos durante 10 minutos aproximadamente, a fuego mínimo y
dándole vueltas al tofu y a los hongos. Retiramos el tofu, los hongos y los
bastoncitos de zanahoria, escurriéndolos sobre papel absorbente hasta
retirar todo el liquido.

Para hacer el tamagoyaki

Colocamos en un wok los huevos junto con la sal, el azúcar y el sake, batiéndolos hasta disolver los huevos, pero sin formar espuma.

Los colamos, y en una sartén con aceite, y a una temperatura de 70ºC cocinaremos los huevos. Doblamos tortilla por la mitad en el momento que esta cuaje. La dejemos cocinar unos segundos más y la reservamos.

Montaje:

Cortamos los bastoncitos de zanahoria en 3 partes. Cortamos los hongos por la mitad y luego en bastoncitos. Cortamos los triángulos de tofu por la mitad. Cortamos la tortilla en bastoncitos.Cortamos el kanikama en bastoncitos. Picamos la cebolla de verdeo y el jengibre.

Colocamos los ingredientes en un bol, menos los inari y agregamos los
granos de maíz, previamente cocidos, el kanikama, la cebolla de
verdeo, el jengibre y el arroz previamente cocido, mezclándolo todo.
Tomamos una mitad de inari y lo rellenamos con la preparación anterior, espolvoreándolo con semillas de sésamo.

Presentación:

Serviremos los inari rellenos en un plato.

vinosyrecetas

Churros caseros

Rendimiento: 6  porciones

Ingredientes:
  • 300 mililitros de agua
  • 120 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de harina
  • 4 huevos batidos
  • Ralladura de media naranja
  • Aceite para freír, el necesario
  • 1 taza de azúcar
Procedimiento:

Derrite la mantequilla en el agua a fuego medio, al llegar al punto de ebullición agrega la harina rápidamente, toda a la vez y mezcla vigorosamente hasta que la masa forme una bola despegándose de la cacerola y dejando limpios los lados.

Deja enfriar de 4 a 5 minutos. Agrega en forma gradual los huevos previamente batidos hasta que la masa este suave y lisa, puede que la masa no necesite todos los huevos.

Agrega la ralladura de naranja mezcla hasta integrar perfectamente  y vacía dentro de una manga previamente adaptada con una boquilla de estrella.

Calienta el aceite a  180 ° C, y presiona la duya o manga dejando caer a lo largo cada churro. Fríe durante 3 o 4 minutos hasta que estén dorados y crujientes.

Colócalos sobre un papel absorbente y espolvorea azúcar.

manual de recetas

17 sept. 2010

Cinco hábitos saludables para los niños

Los hábitos son esas acciones que, a base de repetirlas, se convierten en nuestra forma de hacer las cosas. Establecer rutinas saludables en la infancia es una inversión en salud para toda la vida.

Comer bien, hacer deporte, beber agua o ver menos televisión son algunas costumbres que los niños deben aprender desde pequeños para llevar una vida sana. No hay que esperar a que nuestro hijo tenga problemas de salud o sobrepeso para establecer unos buenos hábitos de vida.

La prevención es, sin duda, la mejor apuesta de futuro. El juego y el deporte son, junto a una alimentación equilibrada, los pilares de una vida saludable.

1. Una alimentación variada y equilibrada

Una alimentación variada garantiza que el niño obtenga los nutrientes que necesita. Por eso, aunque él tiene sus platos favoritos, es importante animarle (sin obligarle) a probar cosas nuevas. El gusto de los pequeños es cambiante y poco a poco aceptarán la verdura o el pescado que al principio no querían ni ver.

El equilibrio se refleja en la proporción diaria de hidratos de carbono, proteínas y grasas. La alimentación de hoy día tiende a desequilibrarse: o tomamos mucha proteína o nos pasamos con los hidratos de carbono. La pirámide alimentaria ofrece unas cantidades y proporciones adecuadas. Hemos de tener en cuenta, las siguientes pautas:

    * Más fruta y verdura. Consumir cinco raciones diarias de fruta y verdura.
    * Menos proteínas. Reducir el consumo de carne a dos o tres veces por semana y tomar pescado en la misma proporción. Basta con comer cualquiera de estos una vez al día. Pero si tomamos de uno, no conviene hacerlo del otro.
    * Más cereales. Deben consumirlos diariamente en forma de arroz, pasta o pan.
    * Menos comida rápida. Limitar al máximo la comida rápida y la bollería industrial (contienen mucha grasa y calorías).
    * También es importante hacer un buen desayuno para asegurarnos de que nuestro organismo obtiene los hidratos de carbono que necesita por la mañana.

Buenos hábitos alimenticios

    * Establecer horarios fijos para cada comida. Hay que acostumbrar al cuerpo a unos horarios y limitar el picoteo entre horas.
    * Planear las comidas con antelación. Así suelen ser más equilibradas y completas. Podemos establecer un momento de la semana en el que diseñar el menú, y otro para comprar lo que necesitamos.
    * Compartir al menos una comida familiar. Es una oportunidad de convertirnos en un modelo de hábitos para nuestro hijo.
    * Disfrutar de la cena todos juntos. En el caso de que haya faltado fruta, verdura o proteínas en la comida, todavía estamos a tiempo de compensar estas carencias.
    * Hacer las comidas más originales y apetecibles. La monotonía en la mesa produce insatisfacción e induce al picoteo.

2. Beber agua

El 70% de nuestro cuerpo es agua, imprescindible para eliminar toxinas e hidratar todos los órganos. Apostar por el agua como bebida familiar es una opción de salud. Los zumos de frutas naturales son una buena alternativa, pero no conviene abusar de ellos, ya que contienen demasiados azúcares. Podemos ofrecérselos a los niños rebajados con un poco con agua.

3. Buenas costumbres en el comer

Es la garantía de que toma lo que necesita y aprende a comer guiado por el hambre y no porque "toca" o por ansiedad. Para favorecer la conexión con sus sensaciones corporales, es importante:

    * No obligarle a terminar el plato. Si dice que está lleno, hay que respetarlo. Si no, puede que le siente mal la comida.
    * Ofrecerle un espacio tranquilo en el que comer le permite entrar en contacto con la sensación de saciedad. Una vez que ésta se produce en el estómago, tarda unos 20 minutos en llegar al cerebro. Por eso no es bueno que le instemos a comer muy deprisa, ya que, inconscientemente, le estaremos invitando a consumir más de lo que realmente necesita. Las comidas deben tener un ritmo pausado, pero no ser eternas.

4. Menos televisión

    * El tiempo que emplean viendo la televisión se lo estamos quitando a otras actividades necesarias y mucho más saludables.
    * Los niños pasan frente a la pantalla entre tres y cinco horas diarias, cuando lo recomendable es de una a dos horas.
    * Conviene pactar con ellos un tiempo máximo y buscar otro tipo de actividades para disfrutar del tiempo libre.

5. Más actividad física
El juego y el deporte son aliados imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. Una hora de actividad física moderada al día mejora sensiblemente el índice de masa corporal (relación entre peso y estatura) de los niños, incrementa su rendimiento escolar e incluso su estado de ánimo. Pero no olvides:

    * Nunca debe convertirse en una obligación. Es más importante que les divierta a que adquieran habilidades. Si les gusta, será más fácil que lo hagan.
    * Diariamente, conviene guardar un espacio de tiempo exclusivo para la actividad física.
    * Más activos en lo cotidiano. Si nosotros lo hacemos, es más fácil que ellos se apunten. Podemos buscar cualquier excusa para salir a la calle (pasear juntos al perro, sacar la basura, bajarse del autobús una parada antes). Un simple paseo mejora el estado cardiovascular tanto en los niños como en los adultos.
    * Organizar planes familiares al aire libre. Son una buena forma de dejar a un lado el ocio sedentario.
    * Disfrutar con ellos. Para que integren la actividad física como una satisfacción, conviene generar un recuerdo gratificante de ella.

Cómo crear nuevos hábitos

    * Pongamos metas realistas. ¿Cómo vamos a organizar ahora las comidas? ¿Qué días haremos actividades al aire libre? Nuestras buenas intenciones pueden venirse abajo ante una organización demasiado exigente. No es aconsejable, alterar nuestras rutinas de la noche a la mañana. Es preferible poner en marcha dos o tres pequeños cambios, y esperar a que estén integrados para pasar a los siguientes.
    * Hagámoslo todos juntos. Un niño aprende lo que ve, no lo que escucha. Pasear será divertido si vamos todos. De la misma forma, si compartimos la comida, aprenderá qué alimentos le sientan bien; y si comemos de forma sana, nuestro hijo sabrá que no le estamos castigando, ya que todos lo hacemos.
    * Potenciemos la parte positiva. Frases como "No comas galletas", "no picotees" o "te vas a poner muy gordo" producen frustración y ansiedad en los niños. En cambio, otras como "¡vámonos de paseo!", "estas manzanas están deliciosas", o "te veo muy guapo hoy" reforzarán los hábitos que queremos crear.

Autor
Lidia García Fresneda
Asesor
Dr. Juan Pedro López-Siguero, responsable del Servicio de Endocrinología Pediátrica del hospital Materno Infantil de Málaga
serpadres

Ensalada tricolor con vinagreta de mermelada y chipotle

Rendimiento: 4 porciones

Ingredientes:

Vinagreta:
  • ¾ taza de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • 2 cucharadas de mermelada de naranja
  • 1 cucharada de adobo de chile chipotle
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de orégano
Ensalada: 
  • 3 tomates saladet en rodajas
  • 1 pepino en rodajas delgadas con todo y cascara
  • 1 taza de jícama en cubos
  • 1 taza de rábanos en rodajas
  • 3 tazas de corazones de lechuga rebanados
Procedimiento:

Para la vinagreta  mezcla en un tazón el aceite de oliva con la mostaza, agrega la mermelada, el adobo de chipotle e incorpora perfectamente, sazona con sal y pimienta, agrega el vinagre y el orégano.

Ensalada: acomoda todos los ingredientes de la ensalada por colores y baña con la vinagreta sirve fría.

manual de recetas

Cuerpo bello, cuerpo sano

Ser una mujer bella significa mantener bajo control los inevitables cambios fisiológicos propios de cada edad

Si no hay buena salud no hay auténtica belleza

Ninguna parte del cuerpo es bella si no es sana. ¿O es posible pensar en una linda piel cuando ésta padece de resequedad y arrugas?

Las matemáticas  y la belleza

Mediante dos sencillas ecuaciones, se puede averiguar cuáles mujeres mayores posibilidades de ser bellas, y cuáles no:

Mujer sana =mujer con posibilidades d ser bella

Mujer enferma = mujer con pocas posibilidades de ser bella

Es posible aplicar estas ecuaciones a cada una de las partes del cuerpo: la piel, la boca, las nalgas, las piernas, etc.

Una imagen cautivadora

Si usted ha perfilado una imagen hermosa, de ésas que cautivan las miradas de todos los hombres que pasan por su lado, ésta es la consecuencia natural y obvia de que se haya preocupado por conservar saludable su organismo.

Anelise Fraga 

16 sept. 2010

Ejercicios saludables para hacer con traje y tacos altos

Se pueden adecuar a: durante el manejo (en los semáforos), un viaje en ascensor, en la oficina, en un hall de espera, en el toilette, un avión y allí donde te encuentres y cada vez que lo precises, adaptándolos a cada situación particular.

Para aflojar la nuca con suavidad: decir que si, decir que no. Inclinar la cabeza hacia un hombro y hacia el otro, hacer giros con la cabeza hacia un lado y otro como haciendo círculos con la nariz.

Hombros: subirlos y bajarlos y rotarlos uno por vez y simultáneamente.

Brazos y espalda: entrelazar los dedos de las manos entre si y extender los brazos hacia delante del cuerpo: gira las palmas hacia delante como empujando el aire. Haz lo mismo por encima de la cabeza, afloja los brazos; estíralos por detrás de tu espalda, y afloja nuevamente.

Manos: rota las muñecas hacia ambos lados. Extiende un brazo delante de tu cuerpo con la palma hacia arriba; tira de los dedos hacia abajo, alejándolos de la palma, mantén 10 minutos y repita con el otro lado.

Sacude las manos como si salpicaras agua.

Piernas: sentada delante de un escritorio, empújate con las manos contra él y estira sus piernas; contrae y extiende los pies varias veces y rota los tobillos; no te olvides de aflojar entre ejercicio y ejercicio.

De pie apoyada de frente contra el escritorio o una pared, adelante un pie y flexionando la rodilla, estirar la pierna de atrás, cambiar y hacer lo mismo con la otra. (sostener como mínimo 10 minutos y máximo unos 30)

Sentada o parada estirar simultáneamente piernas y brazos, relajar y volver a estirar un par de veces.

Columna: sentada en la silla relajar la columna hacia delante, aflojando la cabeza entre las piernas y dejando colgar los brazos. Subir y bajar lentamente.

Colocar las manos detrás de la nuca y llevar los codos hacia abajo y el mentón al pecho, respirar en esa posición tratando de aflojarse, relajar la mandíbula.

Desde la posición de sentada, rota el tronco lentamente hacia un lado y al otro, como si quisieras mirar hacia atrás rotando todo el torso. Mantén los brazos flojos.

Para los ojos:

 abrirlos y cerrarlos con fuerza. Llevar la mirada en distintas direcciones, arriba - abajo, a un lado y otro. Unir los puntos como haciendo círculos con la vista. Para finalizar, masajear suavemente con las yemas de los dedos alrededor de los ojos. Frotar fuertemente una palma contra la otra, acercarlas a los ojos y dejarlas apoyadas por unos instantes. Abrir lentamente los ojos y luego retirar las manos.

El orden de los ejercicios es indistinto. Se pueden realizar todos o el que más te guste. Lo importante es hacerlos de manera consciente, ¡y de ser posible no escribas e-mails o atiendas llamados mientras los realizas!

Para que estas técnicas sean eficaces debes realizarlas con regularidad

Ante cualquier duda no dudes en consultar a tu médico, nadie mejor que él para orientarte y colaborar con el cuidado de tu salud. 

enplenitud

Pacientes rompen la dieta y abandonan por vergüenza al médico

El temor a la cita médica es una de las principales causas de deserción del plan de adelgazamiento. Lo sufren principalmente las “personalidades dependientes”. Cómo debe ayudar el entorno

“Uno de cada tres pacientes que abandonan su tratamiento ambulatorio para bajar de peso reconoce haber discontinuado el proceso por vergüenza frente a su médico como consecuencia de no haber podido alcanzar los resultados propuestos”. Así de contundente fueron los datos proporcionados por el doctor Ricardo Chiosso (MP 13766).

Según el director médico de Sanatorio Diquecito, “esta situación se explica en el vínculo que se establece entre el paciente y su médico, mediante el cual la persona deposita en el profesional la fantasía de que éste tendrá la capacidad de revertir desde afuera una enfermedad cuyo tratamiento depende en realidad directamente de las decisiones de alimentación del paciente”.

En otras palabras, al iniciar un tratamiento de descenso de peso, algunas personas le confieren al especialista un rol omnipotente que le hace pensar que éste logrará controlar la situación que ellos no pueden afrontar. Entonces, si el nuevo tratamiento falla, se tiende a hacer responsable del fracaso a la prescripción médica y no a las dificultades propias para cumplirlo.

“Este ciclo crece proporcionalmente con cada recaída –aseguró Chiosso-; el mayor problema del abandono de la dieta viene cuando la persona se da cuenta de que no hay grandes diferencias entre propuesta terapéuticas de reeducación alimentaria sino que todas implican reglas de restricción que ellos no pueden cumplir, y es allí cuando lo inunda un sentimiento de vergüenza que lo lleva a no presentarse más ante ese profesional y la salida resulta empezar la búsqueda de un nuevo profesional que tendrá un método más llevadero para bajar de peso”.

Así las cosas, la persona vuelve a darse cuenta de que no pudo asumir la prescripción, tras lo cual abandona el tratamiento y en lugar de analizar las causas del fracaso culpa a la dieta y al médico que se la recetó, buscando un nuevo profesional que lo llenará de ilusiones hasta que se dé cuenta de que éste tampoco tendrá la potestad para solucionar el problema. Volverá la culpa y la vergüenza.

El perfil de este tipo de pacientes

Quienes más padecen esta situación son quienes tienen personalidades dependientes, tanto activo dependientes como pasivos dependientes.

“A grandes rasgos, estos son individuos que buscan continuamente que las demás personas los valoren y destaquen lo que hacen. Necesitan de un aval permanente por parte de otros para sentirse seguros. Muestran una alta necesidad de apoyo y atención. Si se le priva de afecto y cuidado experimentan un acusado malestar, tristeza y ansiedad”, detalló el especialista, quien remarcó que “el promedio de abandono de los tratamientos ambulatorios para bajar de peso cuando el paciente no logra el descenso deseado es de tres a cuatro semanas”.

“La primera semana habitualmente es exitosa producto del entusiasmo del paciente y de su dedicación al cumplimiento de los objetivos. Pero durante la segunda semana los niveles de motivación disminuyen porque empieza el sufrimiento por las restricciones a la hora de comer”, dijo, y destacó: “Durante la tercera y cuarta semana se generan demasiados displaceres principalmente emocionales que la persona comienza a no poder afrontar, en especial irritabilidad. El costo-beneficio parece ser negativo porque es alto el sufrimiento producto de la restricción en comparación con lo que la balanza le indica que va bajando”.

Cómo debe actuar el entorno social y familiar
* No presionar. “No se debe presionar a la persona. Se debe entender que la obesidad no es una enfermedad como la gripe, que tiene un comienzo y un final. Con la obesidad se lucha toda la vida, y hay que ayudar a la persona a cambiar sus hábitos. En ese cambio de hábitos se debe saber que el fracaso es posible, porque de éste aprenderemos”.

* No condenar. “Es importante que la familia deje de acusar y condenar y que, en cambio, acompañe tratando de colaborar de distintas maneras. Por ejemplo, tener una alimentación más sana en general (sin hacer distinciones), quitar de la vista las cosas tentadoras; no sacarle a la persona la comida de la boca ni retarlo a la hora de comer. Entender que el ser querido está enfrentando una lucha y un sufrimiento intenso, y que normalmente la familia ha colaborado en que el paciente se trague las cosas en lugar de hablarlas”.

* Interesarse. “Es importante que entendamos que, esté cursando o no un tratamiento con profesionales, la persona posee la enfermedad. En ese marco debemos acompañar a nuestro ser querido a las consultas como lo acompañaríamos si tuviese que hacerse cualquier tipo de  estudio médico. Entonces, hay que estar con él, interesarse, ayudarlo a cumplir la dieta”.

* Educar. “Transmitir la idea de que no hay grandes secretos en esto de bajar de peso, y que todo depende de poder cambiar hábitos de vida. Ayudar a la persona a que entienda que la clave está en comer de todo en menores cantidades, en forma más organizada; en incorporar actividad física tanto formal como informal, entre otros puntos”.

En este contexto, consideró Chiosso, “la internación en vistas a bajar de peso es una opción ideal, por cuanto uno está cuidado día y noche por profesionales de todas las especialidades que no sólo lo ayudan a avanzar en el cumplimiento de su dieta sino que también lo incentivan a la práctica de actividad física y le brindan apoyo psicológico permanente para seguir adelante”.
 
Infobae Salud

15 sept. 2010

Lenguado, gambas y vieiras, en salsa asalmonada

Ingredientes

PARA LA SALSA

100 gr. aceite de girasol
8 ud. gamba (las cabezas)
 lenguado (los retales, sin remojar)
2 diente ajo emincé
1 pizca azafrán
1 hoja laurel
150 gr. cebolla cortada en mirepoix
100 gr. champiñón emincé
100 gr. vino blanco seco
agua
sal y pimienta
1/4 ud. guindilla
450 gr. crema de leche
40 gr. salmón ahumado (retales)

Elaboración

1 preparación

Rollitos de lenguado:

150 grs. de salmón ahumado
6 filetes de lenguado medianos
3 hojas grandes de acelga escaldada

Apilar el salmón ahumado, el filete de lenguado y la hoja verde. Enrollar, filmar y cocer al vapor 5 minutos.

Enfriar y cortar en rebanadas de 5mm de ancho.
Vieiras: Dorar por una cara, en sartén apenas engrasada con aceite de girasol, 4 vieiras.

Gambas: Separar las cabezas y colas de 8 gambas medianas. Reservar las cabezas para la salsa. Saltear las colas en sartén apenas engrasada con ecite de girasol. Reservar.

2 para la salsa

Calentar el aceite. Saltear las cabezas de las gambas solas. Añadir los retales de lenguado. Rehogar. Añadir el ajo, el azafrán, el laurel, rehogar.

Añadir la cebolla, champiñón. Rehogar.

Desglasear con el vino. Evaporar.

Mojar con el agua. Añadir sal, pimienta, guindilla.

Cocer 40 minutos tapado a fuego lento.

Infusionar 2 horas antes de colar.

Desengrasar.

Añadir la crema de leche, los retales de salmón ahumado, triturar con turmix y evaporar a consistencia de salsa fluida.

Colar por chino estameña. Rectificar textura, reservar.

3 presentación
Alga nori frita
huevos de salmón
Ciboulette a bastoncitos de 4mm de largo
rejillas de Padano
Rodajas de rábano hervido.

Napar la mitad de la superficie del fondo del plato con salsa.

Colocar armónicamente sobre y fuera de la salsa, los rollitos de lenguado, las vieiras y las colas de gamba.
Refrescar, guarnecer y adornar con los elementos de la guarnición.

afuegolento

Pasta con bojines

Ingredientes

Para: 2 personas:
   
    * 100 gr de bojines arreglados
    * 150 gr de pasta (tallarines, spaguetti)
    * 2 cebollas tiernas
    * orégano
    * sal
    * pimienta
    * salvia
    * aceite de oliva
 
Como se elabora esta receta:

Poner a calentar agua con una cucharada de aceite de oliva, sal y una ramita de salvia (en su defecto, laurel).

Cuando hierva, añadir la pasta y cocer 10 minutos.

Picar la cebolla fina y pochar.

Añadir los bojines cortados en láminas y pochar durante 3 minutos.

Escurrir la pasta y verter sobre la preparación anterior, salteándolos un poco.

Aromatizar con orégano y pimienta y servir.

vinosyrecetas

¿Problemas de varices y de circulación sanguínea? ¡Así debe ser tu dieta!


Te ofrecemos una serie de consejos relacionados con la alimentación para gozar de una buena salud vascular

‘Todas las grasas malas, los alimentos cocinados con exceso de condimentos, azúcares, sal, etc. son la base de la aparición de trastornos circulatorios, unidos a la falta de ejercicio y el tabaquismo’. Así nos lo explican los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau, angiólogos y Directores de la ‘Unidad de cirugía láser de varices’ del Centro Médico Teknon de Barcelona.

En este sentido, con el fin de prevenir los problemas de salud vascular, los doctores nos aconsejan una dieta basada en las siguientes recomendaciones relacionadas con la alimentación:

    * Incluir fibra en el menú como fruta, verdura, cereales integrales. Se recomienda que las verduras se cocinen hervidas o al vapor.
    * Se recomienda comer la carne y el pescado a la plancha. Los pescados azules son muy beneficiosos ya que sus ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos omega 3 reducen los lípidos, incluido el colesterol, y por tanto reducen el riesgo de que éste se acumule en las arterias.
    * Huir de los alimentos con altos contenidos en grasas saturadas, los que estriñen y los que contienen picantes. El alto contenido en grasas saturadas de los alimentos es uno de los factores que influye de forma más negativa sobre la circulación de la sangre. Un consumo excesivo de este tipo de alimentos (lácteos enteros, mantequilla, embutidos,…) tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos y aumenta la viscosidad de la sangre, lo que dificulta su circulación.
    * Comer mucha fruta, pero escogiendo aquellas que tienen menos azúcares, ya que serán más saludables.
    * Vigilar la cantidad de sal. La sal es la fuente principal de sodio en la alimentación y como tal favorece a la retención de líquidos. Por ello, se recomienda dar sabor a las comidas condimentándolas con hierbas aromáticas y no con sal.
    * Tomar mucha agua para eliminar toxinas. Beber agua en abundancia ayuda a limpiar el organismo de toxinas. Del mismo modo, las infusiones con hierbas diuréticas y tisanas mejoran la circulación sanguínea.
    * Los frutos secos que mejor van al sistema circulatorio son las nueces. Aunque cualquier tipo de fruto seco no tratado (sin sal ni fritos) contiene en mayor o menor grado un alto contenido en grasas 'buenas'.
    * Alcohol y café con medida. Este tipo de sustancias están totalmente contraindicadas en caso de padecer problemas circulatorios por su composición y su alto contenido en toxinas. Aunque el alcohol y el café en exceso pueden provocar problemas de circulación, una copa de vino tinto al día, por ejemplo, es saludable.

hola

Ajoblanco de espárragos y almendras tostadas con aceite verde

Ingredientes:

- Pan rústico
- Ajo
- Espárragos blancos
- Agua
- Aceite virgen extra
- Vinagre de Jerez
- Almendras fileteadas y tostadas
- Cebollino
- Sal
- Pimienta.

Elaboración:

1. Lo primero que hacemos es escaldar los ajos
2. Le quitamos la corteza al pan, dejando solo la miga
3. Echamos los espárragos (con un poco de jugo) en la batidora junto con los ajos, el agua, el vinagre, la sal y el aceite triturándolo todo hasta dejar una crema densa
4. La metemos en el frigorífico para que esté fresquita
5. Ponemos un poco de aceite en la batidora y se echa también el cebollino y la sal triturando todo hasta que quede verde
6. Las almendras, ya fileteadas, las ponemos en una sartén con un chorrito de aceite y se tuestan
7. La crema se servirá fría con las almendras

hola

13 sept. 2010

Encurtido salvadoreño

Ingredientes de cocina:     
Para 8 personas: 
 
* 1 repollo (col) mediano, picado   
* 2 zanahorias pequeñas, ralladas  
* 1 cebolla pequeña, rebanada  
* ½ cucharadita de chile rojo picante (opcional)   
* ½ cucharadita de orégano  
* 1 cucharadita de aceite de oliva  
* 1 cucharadita de sal   
* 1 cucharadita de azúcar morena   
* ¼ taza de vinagre   
* ½ taza de agua 

Como se elabora esta receta: 

Ponga el repollo picado un minuto en agua hirviendo. Aparte el agua de recipiente.

Ponga el repollo en un recipiente grande y añada las zanahorias ralladas, la cebolla picada, el chile rojo picante, orégano, aceite de oliva, sal, azúcar moreno, vinagre y agua.

Coloque el encurtido en el frigorífico mínimo 2 horas antes de servirse.

Sirva con las pupusas revueltas o como acompañante a otros platos.

 vinosyrecetas

Hallan dos hormonas vinculadas al efecto rebote en la pérdida de peso tras una dieta


    * Están implicadas en la regulación del apetito
    * Se trata de la leptina y la grelina

Científicos españoles han hallado que las dos principales hormonas implicadas en la regulación del apetito, la leptina y la grelina, influyen en la recuperación de los kilos después de una dieta de adelgazamiento, aun con hábitos saludables.

Esta es la principal conclusión de un estudio desarrollado entre una muestra representativa de 104 individuos con sobrepeso (49 mujeres y 55 hombres), a los que se sometió a un régimen hipocalórico (se redujo su dieta 800 kilocalorías) durante un período de ocho semanas y a los que después se observó su evolución a lo largo de las 32 semanas posteriores a finalizar el tratamiento.

Los resultados de este trabajo se han publicado en la revista "The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism" y, según los investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), abren "vías a nuevas dianas terapéuticas a través de dietas personalizadas".

    "Vías nuevas dianas terapéuticas a través de dietas personalizadas"


Ana Belén Crujeiras, autora principal del artículo, ha explicado que la grelina es una proteína sintetizada por el duodeno y estómago que despierta la sensación de apetito y la leptina, producida por el tejido adiposo, inhibe las ganas de comer.
La grelina y la leptina causan el efecto rebote o yo-yo

Éstas dos influyen en la recuperación de peso de algunos pacientes que han sido sometidos a regímenes de adelgazamiento, aun llevando hábitos saludables tras dejar la dieta hipocalórica.

Crujeiras ha detallado que a esto es lo que se llama efecto rebote o "yo-yo".

En concreto, en el seguimiento a los pacientes, el grupo de investigación constató que, por ejemplo, una persona con un peso de cien kilos que perdió en el tratamiento cinco, luego los recuperó.

Según Crujeiras, la cantidad de la leptina y la grelina en sangre determina la predisposición de cada persona a recuperar los kilos perdidos.
Saber la cantidad de esas hormonas prevé la recuperación del peso

"Analizando los niveles en plasma sanguíneo de estas hormonas podemos identificar, antes de empezar una dieta, a aquellos pacientes que van a recuperar el peso que van a perder", ha añadido.

Éste es un paso más en la búsqueda de nuevas vías de tratamiento para combatir la obesidad, pero "a día de hoy no se puede decir mucho más" porque hace falta realizar más estudios, ha indicado.

En este sentido, Crujeiras ha explicado que su grupo va a continuar la investigación para conocer más sobre los mecanismos moleculares, ya que sólo así se podrán diseñar en un futuro programas específicos, que podrían incluir determinados alimentos o, incluso, fármacos que, combinados con ejercicio, sean capaces de restaurar este tipo de hormonas.

No obstante, ha insistido, los resultados de este trabajo abren la puerta a nuevas dianas terapéuticas para luchar contra la obesidad.

Los científicos del CIBERobn que han participado en esta investigación pertenecen al Hospital Clínico de Santiago de Compostela, en colaboración con la Universidad de Navarra.

efe

Consejos para una dieta líquida

Consejos para una dieta líquida, muchas veces se piensa erróneamente que cuando se habla de dieta líquida, se debe ingerir líquidos exclusivamente; eso no es lo correcto; por el contrario se debe incluir alimentos magros ricos en agua, fibras, proteínas, y aceleradores del metabolismo que ayuden a perder peso de manera sana y perdurable.

Es importante que en estas dietas se consuman caldos, infusiones, sopas (caseras con caldo light) en abundancia; los líquidos calientes tienen mayor permanencia en el estómago, por lo tanto, aportan mayor sensación e saciedad.

Debemos tener presente que cuando hacemos una dieta liquida debemos (y está permitido) incluir:

- Manzanas

- Pepino

- Tomate

- Remolacha

- Avena

- Repollo

Todos esos ingredientes son los básicos de una alimentación rica en líquidos prevista para perder peso. Entre sus beneficios se cuentan el de estimular la diuresis, ayudar a quemar grasa y desintoxicar el organismo

nutricion.pro

Pupusas revueltas

Ingredientes de cocina:
    Para 6 personas:

    * 500 g de pechuga de pollo molida
    * 1 cucharada de aceite vegetal
    * ½ cebolla pequeña, picada finamente
    * 1 diente de ajo, picado muy finamente
    * 1 pimiento verde mediano, sin semillas y picado muy finamente
    * 1 tomate pequeño, picado finamente
    * ½ cucharadita de sal
    * 5 tazas de harina de maíz instantánea (masa harina)
    * 6 tazas de agua
    * 250 g de queso Mozzarella bajo en grasa, rallado

Como se elabora esta receta:

En un sartén, sofría el pollo en el aceite a fuego lento hasta que el pollo se vuelva de color blanco. Revuelva el pollo constantemente.

Añada la cebolla, pimiento verde, tomate y sal y mezcle bien. Mantenga sobre el fuego hasta que el pollo esté cocido (temperatura interna de 74°C). Retire el sartén del fuego. Ponga la mezcla en un tazón y métalo en el refrigerador para que se enfríe.

Mientras el pollo se enfría, coloque la harina de maíz en un recipiente grande. Poco a poco añada agua hasta obtener una masa firme pero no pegajosa, como para hacer tortillas.

Cuando ya está frío el pollo, añada el queso rallado y mezcle bien.
Divida la masa en 24 porciones. Con sus manos, forme bolitas con la masa. Con el dedo gordo haga un hoyito en cada bolita.

Ponga una cucharada de la mezcla de pollo en el hoyito al centro de cada bolita. Junte bien la masa sobre el hoyito para cerrar la bolita. Con las palmas de las manos, aplaste suavemente la bolita de masa hasta que quede en forma de una tortita redonda.

En una sartén de hierro gruesa, bien caliente, cocine las pupusas, por ambos lados, hasta que se doren.

Sírvalas calientes con encurtido salvadoreño.

vinosyrecetas

11 sept. 2010

Sopa de lentejas con caldo de verduras

Ingredientes de cocina:

 Para 4 personas:

    * 2 cucharadas de aceite de oliva
    * 2 zanahorias medianas, cortadas a taquitos
    * 2 tallos medianos de apio, cortados finamente
    * 1 cebolla pequeña amarilla, picada finamente
    * 2 dientes de ajo, picados finamente (molidos)
    * 1 cucharadita de orégano
    * 1 cucharadita de albahaca
    * ½ cucharadita de pimienta negra
    * 2 tazas de lentejas
    * 1 lata (500g) de tomates machacados
    * 2 tazas de caldo de verduras
    * 6½ tazas de agua

Como se elabora esta receta:

En una cacerola grande, caliente el aceite a fuego mediano.
 
Añada las zanahorias, el apio y la cebolla.
 
Cocine las verduras, removiéndolas hasta que la cebolla esté suave.
 
Añada el ajo, el orégano, la albahaca y la pimienta negra.
 
Siga cocinando unos 2 minutos más.
 
Añada las lentejas, el tomate, el caldo de verduras y el agua.
 
Cubra la olla hasta que hierva. Baje el fuego y cocine a fuego lento una 1 hora o hasta que las lentejas estén blandas.

vinosyrecetas

Gazpacho de tomate verde con cazón

* Autor: Ángel León

Ingredientes:

4 kg de tomates verdes
40 g de cazón
100 g de pan
30 g de manzana
5 dientes de ajo
1 manojo grande de menta
250 g de aceite de oliva
150 g de aceite suave
200 g de vinagre
20 g de aceite ahumado
Sal

Preparación:
Cortar los tomates en cuartos y echar en el vaso de la batidora con el ajo y añadir el aceite, el vinagre y la sal. Aparte, escaldar la menta en abundante agua hirviendo, escurrir y añadir al tomate. Echar en la batidora, triturar durante 5 minutos y añadir el pan para que engorde. Luego, pasar todo por el chino. Envasar el cazón al vacío en una bolsa con el aceite ahumado y cocer en agua, a 65º, durante 20 minutos. Pelar la manzana, descorazonar y congelar.

Presentación

Repartir el gazpacho en cuencos y colocar el cazón encima. Rallar la manzana congelada. Espolvorear con el polvo de manzana sobre el gazpacho y el cazón y servir.

hola

Dieta ovolactovegetariana

Dieta ovolactovegetariana. Es una dieta vegetariana, que por convicción o por salud, desecha el consumo  de carne, pescado y marisco, pero admite lácteos y huevos, además es una dieta ventajosa, ya que conlleva menor esfuerzo para los riñones y permite incluir los mismos nutrientes que las carnes -vitamina B12-; debe de ser variada y a partir de una buena selección de alimentos.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que reduce las grasas saturadas y proporciona una dosis adecuada de fibra, por lo que regula las funciones intestinales y colabora, manteniendo los niveles de azúcar en diabéticos.

Se recomienda mantener una dieta variada, además el huevo y la leche, suplen nutrientes que faltan en otras dietas más estrictas. La dieta contienen frutas, verduras y hortalizas, legumbres y cereales, así como lácteos y huevos.

Ejemplo de menú

Desayuno- 1 pieza de fruta, 1 vase de leche vegetal y una rebanada de pan tostado con tomate picado y aceite de oliva.

Media mañana- 1 pieza de fruta

Comida- 1 ensalada variada+ legumbre + yogur

Merienda- 1 cuajada

Cena- Ensalada de tomate y queso fresco con orégano+ berenjenas asadas + kéfir

nutricion.pro

Algunas dietas bajas en carbohidratos aumentan riesgo de cáncer, dice un estudio

Algunas dietas bajas en el consumo de carbohidratos pero centradas en proteínas procedentes de animales aumentan el riesgo de cáncer y de muerte, según un estudio publicado hoy en la revista "Anales de Medicina Interna".

El estudio, que dio seguimiento a cerca de 130.000 hombres y mujeres, indicó que las dietas centradas en el consumo de proteínas y grasas procedentes de animales estuvieron vinculadas con un aumento de muertes a causa de cáncer y problemas cardiovasculares.

En cambio, las dietas bajas en carbohidratos pero centradas en el consumo de verduras podrían contribuir a una reducción en la incidencia de problemas cardíacos y en la tasa de mortalidad, según los investigadores.

El estudio no evaluó específicamente ninguna de las dietas populares para bajar de peso que existen en el mercado, como la dieta de Atkins o la dieta South Beach.

Sin embargo, el estudio, concluido en 2006, analizó en términos generales las dietas bajas en carbohidratos en base a proteínas procedentes de animales y las procedentes de verduras.

El estudio contó con la participación de 85.168 mujeres entre 34 y 59 años de edad, y 44.548 hombres entre 40 y 75 años. Al inicio de la investigación, ambos grupos estaban libres de cáncer, enfermedades cardiovasculares o diabetes.

La investigación con las mujeres comenzó en 1980, mientras que con los hombres fue en 1986.

Los investigadores documentaron 12.555 muertes entre las mujeres, de las cuales 2.458 estuvieron relacionadas con problemas cardiovasculares y 5.780 con cáncer.

Entre los hombres, hubo un total de 8.678 muertes, de las cuales 2.746 estuvieron relacionadas con problemas cardiovasculares y 2.960 con cáncer.

Las dietas bajas en carbohidratos basadas en el consumo de carne registraron vínculos a un incremento de muertes a causa de cáncer del pulmón o del cáncer colorectal.

En el pasado, otros estudios también han documentado un vínculo entre el consumo de carne roja y de carnes procesadas y un aumento del riesgo de desarrollar cáncer.

En general, la comunidad médica considera que las dietas altas en el consumo de carne con frecuencia tienen un mayor nivel de grasas saturadas y de colesterol.

En cambio, las dietas centradas en proteínas de vegetales incluyen grasas consideradas "saludables", como las procedentes del aceite de oliva, el aguacate, alimentos a base de soja, nueces, frutas y verduras.

Según el estudio, un beneficio de este tipo de dieta es que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) señala que en EE.UU. más de dos tercios de los adultos tienen problemas de sobrepeso y cerca de un tercio son obesos, debido en parte a una combinación de alto consumo de calorías y poca actividad física.

Los investigadores de este estudio señalaron que los participantes en el estudio no constituyeron una "muestra representativa" de la población estadounidense.

(EFE)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...