25 ene. 2013

7 síntomas de la diabetes que debes reconocer para detectarla a tiempo

Como con cualquier otra enfermedad, es importante que conozcas las señales tempranas de la diabetes para poder identificarla desde sus inicios y evitar problemas en el futuro. Entérate aquí de los síntomas a los que debes prestar atención.

Detectar cualquier condición en sus etapas más tempranas es fundamental, y la diabetes no es la excepción. A menudo, los síntomas iniciales de la diabetes casi ni se notan, especialmente los de la del tipo 2, porque suelen ser muy leves, y es frecuente ignorarlos o atribuirlos a otro problema de salud. Sin embargo, si experimentas algunos de los síntomas que te indicamos a continuación, acude sin demora a tu médico para que te haga la prueba de diabetes. Si no se trata a tiempo, la diabetes puede dar lugar a complicaciones muy serias, que van desde problemas renales (en los riñones), cardíacos (en el corazón) y en los ojos (incluyendo ceguera), hasta una amputación o coma diabético, por nombrar algunos.

Entre los síntomas que te ayudan a identificar la diabetes en sus inicios están los siguientes:

1. Mucha sed y necesidad de orinar frecuentemente.
Ambas cosas son de las primeras señales típicas de la diabetes. La razón: si tienes diabetes, el exceso de glucosa o azúcar en la sangre se acumula, y tus riñones se ven obligados a trabajar más de lo normal para filtrarlo y absorberlo. Si tus riñones tienen dificultades para controlar los niveles elevados de azúcar, el exceso de glucosa se expulsa a través de la orina junto con los líquidos extraídos (que se sacan) de los tejidos. Eso te hace orinar con más frecuencia, lo que puede provocar deshidratación. Y mientras más líquidos bebas para calmar la sed que sientes, más orinas.

2. Fatiga.
Otro de los primeros síntomas de la diabetes es la fatiga sin motivos aparentes. La causa principal de esa fatiga o cansancio es que el cuerpo de un diabético no tiene la insulina que necesita para que el azúcar en la sangre entre en las células, en donde se convierte en energía. Sin la energía que sirve de combustible para que el cuerpo pueda funcionar, la persona se siente extremadamente cansada. Hay otros factores que pueden contribuir a la fatiga, sobre todo la deshidratación, la obesidad y la presión arterial elevada o hipertensión que frecuentemente se asocian a la diabetes.

3. Pérdida de peso.
Un síntoma de la diabetes que también se puede presentar al inicio es la pérdida de peso sin motivos aparentes. Si orinar con frecuencia te hace perder glucosa, junto a ella también pierdes calorías. A la vez, la diabetes puede impedir que el azúcar que consumes con los alimentos llegue a tus células para convertirse en energía. Como tu cuerpo necesita energía para funcionar, como esa azúcar, esas calorías y esa energía no llega a las células, si padeces de diabetes probablemente tengas mucha hambre. El resultado de esta combinación es una pérdida de peso que puede ser rápida, sobre todo si tienes diabetes de tipo 1.

4. Visión borrosa.
Es otro de los síntomas de la diabetes que pueden presentarse al inicio de la diabetes es la visión borrosa. Muchas personas en las primeras etapas de la diabetes empiezan a notar problemas con su vista, especialmente visión borrosa. Los niveles elevados del azúcar en la sangre, que está flotando en el torrente sanguíneo, sacan líquido de los tejidos del cuerpo, incluyendo de los del cristalino de los ojos. La falta de líquido afecta la capacidad del ojo para enfocarse. Si no se controla o si se agrava, la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos en la retina (la parte de atrás del ojo). En la mayoría de las personas, estos cambios tempranos no causan problemas significativos en la visión. Pero si la diabetes se agudiza o si los cambios progresan sin que se detecten, pueden dar lugar a la disminución en la visión (retinopatía diabética de diferentes grados) o incluso a la ceguera.

5. Llagas o magulladuras que demoran en sanarse e infecciones frecuentes.
Ambas cosas parecen ser más frecuentes en los diabéticos. No se sabe a ciencia cierta la causa. Puede deberse a que los niveles elevados de glucosa que interfieren con el proceso natural de sanación del cuerpo, y también su capacidad de combatir las infecciones. En las mujeres son frecuentes en particular las infecciones vaginales causadas por hongos y de la vejiga.

6. Entumecimiento o sensación de hormigueo en los pies.
Se debe a que la elevación del azúcar o glucosa en la sangre que puede dar lugar a daños en las terminaciones nerviosas o en los nervios (se conoce como neuropatía diabética). No se refiere a que en si cause ansiedad. Se refiere, por ejemplo, a una sensación de ardor en los pies.

7. Encías rojas, hinchadas o adoloridas.
La diabetes puede debilitar la capacidad de tu cuerpo para combatir los gérmenes, lo que aumenta la probabilidad de desarrollar infecciones en tus encías y en los huesos que mantienen los dientes en su lugar. Es posible que las encías se separen de los dientes y éstos se aflojen, o que se formen llagas en las encías, sobre todo si tienes una infección en ellas antes del comienzo de la diabetes.

Otros factores que debes tener en cuenta:

    Tener sobrepeso.
    Haber padecido de diabetes durante un embarazo.
    Tener antecedentes familiares de diabetes.

Es importante que te fijes en las posibles señales de la diabetes para detectar la enfermedad en sus inicios, antes de que tenga tiempo de ocasionar daños en tu organismo. Pero como la diabetes a veces no da síntomas al principio, lo mejor es que te hagas controles de los niveles de azúcar en la sangre regularmente. Si tus niveles están elevados, tu médico puede iniciar el tratamiento de inmediato.

Si la diabetes no se trata, puede causar daños serios en el cuerpo. Pero si sigues las indicaciones de tu médico y participas activamente en el tratamiento, estarás poniendo tu granito de arena para manejar la diabetes y llevar una vida normal y saludable.

/viday salud

Malos hábitos para los dientes de los niños

Los niños deben cuidar su boca desde pequeños. Podemos ayudar a nuestros hijos enseñándoles a abandonar malos hábitos que dañan sus dientes y a adoptar una higiene adecuada. Nuestro ejemplo, como en todo, es fundamental.

El cuidado de la boca no empieza con la primera caries. Es importante vigilar la salud de los dientes desde el primer momento: prevenir problemas dentales es mucho más sencillo que curarlos. Para lograrlo debemos erradicar los malos hábitos (algunos compartidos por padres e hijos) y animar a nuestros hijos a adoptar rutinas básicas de higiene. ¿Cuáles son los malos hábitos para los dientes más frecuentes?
Una higiene dental deficiente

No cepillarse los dientes después de cada comida o hacerlo insuficientemente está en el origen de las temidas caries, porque permite que el azúcar se quede demasiado tiempo en la boca.

Cómo actuar
  • Cepillarse los dientes justo después de cada comida (imprescindiblemente por la noche) y, si es posible, también después de comer productos dulces.
  • Utilizar cepillos y pastas infantiles, con menos flúor que las de los adultos, hasta los doce años. Un exceso de flúor puede generar antiestéticas manchas en los dientes.
  • Hay que cepillarse durante al menos cinco minutos y siempre desde la encía al diente. Solo en las caras triturantes de las muelas está aconsejado el cepillado lateral.
  • Si el niño come esporádicamente en un lugar donde no puede lavarse los dientes (como una excursión) podemos darle una manzana de postre, o caramelos o chicles anticaries, como solución puntual.
Chuparse el dedo

La presión continuada del dedo en el cielo de la boca deforma la arcada dentaria superior. Si el hábito se abandona pronto lo normal es que, con el crecimiento, el paladar recupere su forma original de manera espontánea. Si el niño sigue chupándose el dedo pasados los cuatro años, tiene más posibilidades de necesitar ortodoncia en el futuro. Con el chupete también se ejerce una presión continua en el paladar superior con los mismos resultados. No obstante, hay chupetes anatómicos que pueden minimizar los efectos.
Cómo actuar

El reflejo de succión calma al niño. Por eso, cuando no abandona el hábito espontáneamente hay que preguntarse si está ansioso o tiene problemas. La educación y la paciencia son más efectivas que cualquier líquido de sabor horripilante. Los métodos como impregnar el dedo con un líquido amargo o recriminar insistentemente esta costumbre son ineficaces.

Mojar el chupete en azúcar

Cada vez es menos frecuente, pero aún existe la costumbre de mojar el chupete en azúcar (o miel, que está contraindicada en los primeros meses) para calmar a los más pequeños. Es una pésima costumbre que puede generar numerosas caries infantiles.
Cómo actuar

No hacerlo. Podemos calmarlo paseándolo, jugando con él...
Dieta con exceso de azúcares

Tanto los azúcares refinados como los alimentos muy ácidos (ciertos zumos de frutas, por ejemplo), ponen en peligro la salud de los dientes. Si los tomamos, deberíamos cepillarnos los dientes inmediatamente después.
Cómo actuar

A partir de los tres años podemos sustituir las golosinas por frutos secos. Si no las podamos evitar, animaremos al niño a cepillarse los dientes lo antes posible. Haremos lo mismo con los dulces, mejor artesanales que industriales y los reservaremos, igual que los zumos, para momentos ocasionales. Es mejor darles la fruta entera porque tiene menos azúcares, y más vitaminas, minerales y fibra, y ayuda a la autolimpieza de la boca.
Dejar que se duerma con el biberón

Además de deformar la arcada superior, puede dar lugar a caries irrestrictivas. Esta caries “del biberón” se reconoce porque aparece en la mayoría de los dientes, y hace que toda a boca presente un color negruzco. Se debe a que el contenido del biberón suele ser dulce o azucarado y se queda toda la noche en la boca. Tiene difícil solución por lo que es imprescindible prevenirla.
Cómo actuar

Evitar a toda costa que el niño se quede dormido con el biberón.
Rechinar los dientes por la noche

    Rechinar los dientes es habitual en niños con dentición de leche, aunque no se conoce al causa. Y, en contra de la creencia tradicional, no son las lombrices las culpables.
    Solo hay que preocuparse si el niño sigue haciéndolo con los dientes definitivos, ya que este hábito puede llegar a desgastar su dentadura, generar problemas en las articulaciones que unen la mandíbula inferior al cráneo, y causar dolores de cabeza.

Cómo actuar

    Si el niño tiene los dientes de leche, solo hay que acudir al dentista si el rechinar es muy exagerado, (cuando el desgaste llega a la parte más profunda del diente), para poner algún tipo de aparato de protección.
    Si el pequeño rechina con la dentadura definitiva, es importante acudir al dentista, ya que puede tratarse de bruxismo. Lo más probable en este caso es que le hagan una férula de descarga para que no desgaste sus dientes y propongan al niño ejercicios de relajación para soltar la tensión de la mandíbula.

Darles toda la comida triturada

Morder supone un masaje y un estímulo para la encía, y un entrenamiento para los músculos de la cara y la lengua. Introducir los sólidos demasiado tarde es contraproducente para el correcto desarrollo de la boca del niño.
Cómo actuar

Empezar a darle sólidos desde que aparece el primer diente, para que pueda utilizar los músculos de la masticación y su boca se desarrolle normalmente.
¿Cuándo tiene que ir un niño al dentista?
  • A partir de los tres o cuatro años podemos llevarle a una revisión dental, mínimo una vez al año, aunque no tenga problemas.
  • En caso de caries. Aunque sea en un diente de leche, ya que estos también se empastan para evitar más daño.
  • Ante cualquier golpe en la boca, incluso si aparentemente no hay lesiones. Aunque no sangre, la pulpa de los dientes de leche puede haberse reventado. En la dentadura definitiva también puede haber daño en el nervio o la pulpa, sin dar señales.
  • Cuando un diente se rompe. Si la rotura es pequeña, no pasa nada. Si afecta a la dentina (debajo del esmalte), se puede reparar. Si afecta a la pulpa, requiere un tratamiento urgente.
  • Si un diente definitivo se golpea y se sale completamente, raíz incluida, es muy importante recoger el diente, limpiarlo con un chorro de agua, meterlo en suero fisiológico o leche templada y acudir inmediatamente al dentista, ya que ese diente se puede reimplantar de nuevo con posibilidades de que vuelva a prender. Si se fractura por la corona, esto es, por el borde de la encía hay que guardar el fragmento, pues a veces se puede pegar.
  • Si sus mandíbulas no coinciden al morder, o una mandíbula no crece con normalidad. No hay que esperar a que la boca esté totalmente formada para poner una ortodoncia.
/serpadres

Panadones de espinacas

Nº de Personas: 6
Autor: Koldo Royo


Ingredientes:

Para la masa:
  • 1 dl de aceite
  • 1 dl de agua
  • harina
  • 2 huevos
  • 10 g de levadura prensada
  • harina (la que admita)
  • una pizca de sal
Para el relleno:
  • 1 1/2 kg de espinacas
  • 100 g de pasas de Corinto
  • 100 g de piñones
  • 1 diente de ajo
  • una pizca de sal
  • 1 dl de aceite
Para pintar:
  • 2 huevos
  • 2 c.s. de nata
Preparación:

Para hacer la masa, poner en un recipiente el aceite, la levadura disuelta en el agua, los huevos y la sal. Añadir poco a poco la harina que admita, amasando hasta obtener una masa homogénea. Taparla con un paño y dejar que fermente aproximadamente una hora.

Aparte, dorar el ajo entero con el aceite y retirarlo; meter los piñones y, cuando se empiezan a tostar, echar las pasas y las espinacas limpias y sin tallo. Sazonar, dejar que se hagan al fuego, moviéndolas para que se hagan uniformemente. Una vez estén listas, retirarlas y ponerlas en un escurridor.

Moldear unas bolas con la masa y estirarlas con un poco de harina sobre una mesa; rellenarlas con las espinacas escurridas, dejando los bordes libres. Batir los huevos con la nata, y pintar con una brocha pintar los bordes de la masa; cerrar los panadones en forma de media luna.

Colocarlos sobre una bandeja de horno engrasada y pintar con el huevo y la nata. Hornear a 200º hasta que la masa esté crujiente.

Nota: El tamaño de los panadones varía en función de la zona donde se preparan y del gusto de cada uno.

/hola

21 ene. 2013

Dime qué comes y te diré qué pelo tienes

Comer sano no solo es bueno para nuestra línea, también lo es para que nuestro cabello tenga un aspecto sano y fuerte. ¡Descubre los alimentos que mantienen tu pelo en plena forma!

Adelgazar es todo un clásico entre los propósitos de Año Nuevo. La salud de nuestro cabello se puede ver afectada, como avisan los expertos, si se siguen dietas incorrectas para conseguirlo. Con el deseo de perder unos kilos rápidamente tras las fiestas mucha gente utiliza ciertos “trucos y atajos” en su dieta diaria que pueden provocar desequilibrios en su organismo y también en el cabello.

El pelo está químicamente compuesto por agua (70 %), lípidos (2 %) y proteínas (28 %), siendo las últimas determinantes en la dureza y fortaleza del cabello. La más abundante es la queratina. Los lípidos (ácidos grasos, ceramidas, sulfato de colesterol…) nutren y dan brillo al cabello. En cuanto al agua, aporta sales minerales y diversos elementos químicos (calcio, potasio, cobre, azufre…).

Svenson nos da algunas pistas sobre dónde encontrar algunos de estos componentes, básicos en una correcta dieta y que mantienen nuestro cabello sano, siempre y cuando sigamos además el decálogo de un pelo 10.

AZUFRE

Encontramos azufre en las verduras (brócoli, repollo, puerro, espárragos…), las frutas (piña, coco…) y en el queso. Esta sustancia favorece la depuración de toxinas y ayuda a tener buenas digestiones. También mejora la calidad del cabello, favoreciendo la síntesis entre queratina y colágeno.

HIERRO
El hierro está presente en los vegetales de hoja verde (como las espinacas, las acelgas...), la soja, las lentejas y la carne de pavo o de pollo. Es indispensable para transportar oxígeno y proteínas y ayuda a metabolizar las vitaminas del tipo B. Además, su carencia produce anemia ferropénica o carencial, y ello comporta falta de energía o astenia, incremento de la fatigabilidad, dificultades de concentración y, en cuanto al cabello, lo vuelve más quebradizo y frágil.

ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3
Lo poseen productos como las nueces o los pescados azules, como el atún, el mero o la merluza. Reduce los niveles de colesterol “malo” y mejora los del “bueno”, disminuye la concentración de triglicéridos y ayuda a quemar grasa. Su déficit provoca sequedad en el cabello, volviéndolo más opaco y sin docilidad.

POTASIO

Está presente en verduras (como el calabacín, el champiñón o la calabaza), frutas (como el melón o los kiwis), yogures y pescados (como el salmón o el emperador). El potasio ayuda en la síntesis de proteínas y en el metabolismo de los carbohidratos. Un déficit en los niveles de potasio trae como consecuencia una piel poco tonificada, unas uñas débiles y un aumento de la caída del cabello.

ÁCIDO FÓLICO

Lo tienen legumbres, cereales como el arroz o el pan integral y frutas como las naranjas u otros cítricos. Su carencia puede producir anemia, como en el caso del hierro, pero en este caso de tipo macrocítico. También interviene en el proceso de formación de la metionina, un aminoácido azufrado, necesario para el folículo piloso.

/mujerdeelite

Aleta rellena a la española

Ingredientes

    Para 6 personas:
  • 1 kg. de aleta de ternera.
  • 3 huevos.
  • 50 gr. de chorizo ibérico.
  • 8 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 cebollas grandes.
  • 300 ml. de caldo de carne.
  • 1 hoja de laurel.
  • 100 ml. de Vino blanco seco.
  • 6 granos de pimienta negra.
  • 1/2 cucharadita de comino molido.
  • sal.
  • pimienta negra molida.
  • perejil.
Como hacer Aleta rellena a la española

Lavaremos la carne de ternera y la secaremos con papel absorbente o con un paño.
La cortaremos de modo que quede en una lámina, lo más fina posible. La extenderemos sobre la mesa de trabajo y la sazonaremos por ambos lados con sal, pimienta negra y cominos.
Batiremos los huevos en un bol y les agregaremos el chorizo, pelado y picado, el perejil picado y la sal.
Calentaremos en una sartén amplia y antiadherente, 2 cucharadas de aceite y cuajaremos una tortilla fina y grande, con la preparación anterior.
Colocaremos la tortilla sobre la lámina de carne y la enrollaremos sobre sí misma formando un rollo y la ataremos con hilo de cocina de cocina, bien apretado.
Pelaremos las cebollas y las picaremos finamente.
Calentaremos el aceite restante en una cazuela y doraremos la carne por todos los lados. La retiraremos y reservaremos.
Incorporaremos las cebollas a la cazuela, rehogándolas, a fuego suave, hasta que esté transparente.
Incorporaremos de nuevo la carne y la regaremos con el Vino blanco y cuando se evapore un poco, añadiremos la hoja de laurel, los granos de pimienta negra, el perejil y el caldo de ternera. Taparemos la cazuela, dejándola cocer, a fuego muy suave, durante 1 hora o hasta que la carne esté tierna.
Sacaremos la carne, le quitaremos el hjilo de cocina y la cortaremos en rodajas finas.
Pasaremos la salsa por un colador chino y la serviremos en una salsera aparte.

/vinosyrecetas

La enfermedad renal (de los riñones) requiere una dieta especial

¿Tienes dificultades con tus riñones? El que funcionen bien es un elemento clave para la salud general, ya que los riñones sirven para eliminar los productos de desecho del cuerpo. Si sufres de insuficiencia renal o falla renal, es importante que sigas una dieta especial para detener el avance de la enfermedad y para mantener a tu organismo en las mejores condiciones posibles.

Una dieta adecuada ayuda a los pacientes con insuficiencia renal o falla renal a que tengan una buena nutrición, a base de alimentos que hagan más lenta o que retrasen la progresión de la enfermedad, a que mantengan en equilibrio sus electrolitos, sus minerales y sus líquidos y a que reduzcan la acumulación de productos de desecho en el cuerpo. Es esencial que sigas las indicaciones de tu médico y de un dietista calificado, pero en términos generales, estos son los puntos principales que debes tener en cuenta a diario:
  • Limita la cantidad de líquidos (no solamente las bebidas sino alimentos como sopas, consomés, gelatinas o sorbetes)
  • Reduce la cantidad de proteína (si no estás en diálisis)
  • Restringe la sal
  • Ingiere suficientes calorías si estás perdiendo peso
Las guías siguientes, ofrecidas por la National Kidney Foundation pueden servirte de ayuda para planear tus comidas e incluir o reducir ciertos grupos de alimentos en tu dieta.

Proteína. Debe estar limitada a 1 gramo (0.04 oz ap.) al día por kilogramo de peso. Si la limitas así, es posible que se alivien algunos síntomas como náuseas, vómitos, mal sabor en la boca y pérdida de peso.
Aquí tienes ejemplos de la cantidad de proteínas que contienen algunos de los alimentos más comunes: 1 huevo, 7 gramos 0.25 oz de proteína; 1 muslo de pollo, 14 gramos (0.5 oz ap.); 8 onzas (1 taza) de leche descremada, 8 gramos (0.28 oz ap.); 1 rodaja de pan, 2 gramos (0.07 oz ap.); 1 taza de arroz cocido, 4 gramos (0.14 oz ap.); 1/ 2 taza de maíz, 2 gramos (0.07 oz ap.).

Calorías.
Debes consumir las calorías adecuadas para mantenerte saludable y para evitar el deterioro de los tejidos. Lo ideal, según la National Kidney Foundation: 35 calorías por kilogramo (2.5 libras) al día para los menores de 60 años, y 30 calorías para los mayores de 60 años. Las calorías se encuentran principalmente en los carbohidratos, las proteínas y las grasas.

Carbohidratos.
Son una buena fuente de calorías y de energía. Si debes seguir una dieta baja en proteína, puedes sustituirla por carbohidratos, como frutas, panes integrales, granos, verdura, miel, jalea y azúcar, que también proporcionan energía al organismo.

Grasas. Son una buena fuente de calorías, pero debes usar grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (aceite de oliva o de canola) para mantener sanas a tus arterias y también para proteger a tu corazón.

Sal o sodio. Los alimentos altos en sal o sodio aumentan la presión arterial, una de las causas principales de las enfermedades renales. Algunos alimentos con alto contenido en sodio que debes evitar: tocino, jamón, cesina (tasajo, machaca, carne de res seca), salchichas, pizza, comida china, comida chatarra, pepinos encurtidos, queso, salsa de soya (soja), sopas en conserva y papas fritas de paquete. Al comprar los alimentos, busca esta información en las etiquetas:
  • Bajo en sodio
  • Sin sal agregada
  • Libre de sodio
  • Reducido en sodio
  • Sin sal
Revisa la etiqueta para ver cuánta sal contiene por porción.  Los productos que te convienen son los que contienen menos de 100 mg por porción. Si la sal encabeza la lista de los ingredientes, no te conviene. Otras recomendaciones son:
  • No agregues sal a los alimentos (para evitar tentaciones, no pongas el salero en la mesa). Para agregar sabor a las comidas, agrega hierbas aromáticas que son seguras y que puedes agregar sin limitaciones.
  • Evita usar sustitutos de la sal ya que contienen potasio y debes limitarlo.
Líquidos. Debes limitarlos según vaya avanzando la enfermedad. Si tu condición renal es leve, no suele haber limitaciones.  Pero si los riñones dejan de producir orina, hay iniciar diálisis, y cambia el consumo permitido de agua para limitar la acumulación de desechos y de líquidos entre una diálisis y otra (ve los detalles más adelante).

Fósforo y calcio. Son dos minerales importantes para el cuerpo, pero debes vigilar su consumo. Si el nivel de fósforo está muy elevado en la sangre, puede bajar el nivel de calcio. Como consecuencia, el cuerpo extrae el calcio que necesita de los huesos, y éstos se deterioran. Algunos alimentos altos en fósforo que debes limitar o eliminar incluyen: leche (usa sustitutos); frijoles (porotos, habichuelas)  rojos, negros y blancos; habas limas; nueces; chocolate; yogur; queso; hígado; sardinas y postres a base de leche.

Potasio. Es un mineral necesario para mantener los latidos del corazón regulares. Si los riñones se deterioran progresivamente, hay que ir reduciendo también el consumo de potasio para que no se altere el ritmo cardíaco. ¿Dónde se encuentra el potasio? Pues principalmente en las frutas y en las verduras como melocotones (duraznos), peras, cerezas, manzanas, piña (ananás), mandarinas y sandías (melón de agua). Para no consumirlo en exceso, recuerda limitar o evitar las naranjas (y el zumo de las mismas), los kiwis, las uvas pasas o cualquier otra fruta deshidratada, los plátanos (o bananas), el melón cantalupo y las ciruelas. En el caso de las verduras, puedes comer: brócoli, col (repollo), zanahoria, coliflor, apio, pepino, berenjena, lechuga, cebolla, pimientos, berro y calabaza (ahuyama). Evita o limita los espárragos, la palta (aguacate), el tomate y la salsa de tomate y las espinacas.

Hierro.
En los casos avanzados de insuficiencia renal, los pacientes suelen tener anemia por insuficiencia de este mineral, por eso, necesitan ingerir más hierro. Lo encontrarán en el hígado, la carne de res o cerdo y en los cereales fortificados. Se debe consultar al médico o un nutricionista calificado para ver si se deben tomar suplementos de hierro.

Si ya estás recibiendo diálisis


Cuando produce insuficiencia renal o falla renal y los riñones dejan de funcionar, debes recibir diálisis para eliminar las impurezas. Como tus riñones ya no producen orina, o producen muy poca, una de las primeras medidas es limitar la cantidad de líquido que consumes para que no se acumule en tu cuerpo. En ese caso:
  • Limita o evita los alimentos que contengan mucha agua (sopas, gelatinas, helados, uvas, melones, sandías, lechuga, tomates, apio).
  • Para que no tengas sed, evita los alimentos con sal, y elige los que son bajos en sodio o no lo contienen.
  • Dale sabor a la comida con hierbas y especias.
Es cierto que si tienes una enfermedad renal avanzada debes consumir poca proteína, pero si la enfermedad avanza y requieres diálisis, vas a necesitar una mayor cantidad de proteína. Una persona en diálisis debe comer de 8 a 10 onzas (220 a 280 gramos) de alimentos ricos en proteína, como pescado, aves, carne de cerdo o huevos para reponer los músculos y los tejidos que se pierden diariamente.

Las enfermedades renales siempre son serias, y por eso es sumamente importante que te informes sobre lo que puedes comer y lo que debes evitar. Y que sigas estrictamente las indicaciones de tu médico. Recuerda que llevar una dieta adecuada a tu condición y vigilar cuidadosamente todo lo que comes es la mejor ayuda que puedes darle a tus riñones si ya no funcionan bien.  Eso hará que te sientas mejor.

/vidaysalud

Cazuelita de kokotxas de merluza en salsa verde

Autor: Koldo Royo

Ingredientes  

(para 4 cazuelitas):
  • 16-20 kokotxas de merluza
  • 25 g de guisantes
  • 1/2 dl de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • ½ c.s. de harina
  • 1 c.s. de perejil picado
  • aceite de oliva
  • agua
Preparación:

En una cazuela con un poco de aceite, poner el ajo. Cuando adquiera color, añadir la harina, rehogarla y, a continuación, incorporar lentamente el vino y el agua. Poner las kokotxas y los guisantes, y dejarlo guisar unos minutos.

Cuando estén hechas, espolvorear el perejil y darle un hervor. Repartirlas en cuatro cazuelas y servirlas bien calientes.

/hola

Verduras a la Parrilla con Jalapeños

Este delicioso acompañamiento es perfecto para tus parrilladas. Si el chile jalapeño es demasiado picante para tu gusto, usa uno suave como el Anaheim. Nuestra receta no contiene colesterol y es una excelente fuente de vitamina A y de vitamina C. ¡Buen provecho!

Tiempo de Preparación: 25 Minutos
Tiempo de Principio a Fin: 1 Hora 25 Minutos


Ingredientes:
  • 1 calabaza (zapallo) amarilla fresca mediana, cortada en trozos de 1 pulgada
  • 1 calabacita (calabacín) mediana, cortada en trozos de 1 pulgada
  • 1 cebolla roja grande, cortada en rebanadas de 1/2 pulgada (1.25 cms)
  • 1 pimiento naranja mediano, cortado en 6 trozos
  • 1 pimiento rojo mediano, cortado en 6 trozos
  • 2 chiles jalapeños o 2 chiles Anaheim, sin semilla, cortados a la mitad a lo largo
  • 1/2 taza de aderezo italiano de ajo asado
Preparación:

En una charola o bandeja para hornear de vidrio de 13×9 pulgadas (3 cuartos de galón), coloca la calabaza, la calabacita, los pimientos, la cebolla y los chiles. Vierte el aderezo sobre las verduras. Tapa; deja reposar 1 hora para que los sabores se mezclen.
Calienta la parrilla de carbón o gas (grill). Retira las verduras de la marinada (el adobo); reserva la marinada. Pon la calabaza, los pimientos y los chiles en la parrilla en forma de cesta (parrilla “wok”). Coloca la cesta sobre la parrilla a fuego medio. Tapa la parrilla; cocina por 5 minutos.
Agrega cebolla a la parrilla. Tapa la parrilla; cocina de 5 a 10 minutos más, volteando las verduras y aplicando la marinada 2 ó 3 veces, hasta que estén al dente (todavía duritas). Sirve inmediatamente.

Porciones: 5

1 Porción: Calorías 120 (Calorías de Grasa 70); Total de Grasa 7g (Grasa Saturada 0.5g); Colesterol 0mg; Sodio 450mg; Potasio 370mg; Carbohidratos Totales 12g (Fibra Dietética 2g); Proteínas 2g
% de Valores Diarios: Vitamina A 20%, Vitamina C 80%, Calcio 2%, Hierro 4%
Equivalente a: ½ Otros Carbohidratos, 1 Verdura, 1 ½ Grasa
Opciones de Carbohidratos: 1


/vidaysalud

Hipervitaminosis

No en pocas ocasiones vemos que las personas se automedican, con graves riesgos para su salud, incluso con antibióticos y psicofármacos, conociendo los riesgos que esto implica; y en otros casos, se recurre a suplementos vitamínicos sin consulta médica previa, ni supervisión durante el tratamiento, creyendo que es totalmente inofensivo, y no es tan así. Incorporar al organismo vitaminas en exceso puede ser nocivo; lo que es sumamente raro, consumiendo alimentos naturales, por lo cual ante la posibilidad de padecer falta de vitaminas (avitaminosis) se sugiere consultar al médico, quien evaluará si se debe adecuar la dieta pobre en vitaminas, o se necesita agregar suplementos.

La mayoría de problemas por exceso vitamínico, ocurre con las vitaminas A y D. En el caso de hipervitaminosis A, los síntomas pueden incluir dolores de cabeza, visión borrosa, vómitos y dolores óseos. Los bebés presentan fontanelas prominentes. El dolor de cabeza y los vómitos también acompañan al exceso de vitamina D, pero además, cansancio y debilidad.

Otra vitamina con la que se debe ser cuidadoso es con la vitamina E, ya que se recomienda como antioxidante, pero su exceso, ingiriéndola en forma sintética, puede dañar el hígado, y en paciente con problemas de sangrado, al licuar mucho la sangre, puede resultar muy peligrosa, si por esa causa no puede detenerse las hemorragias. La vitamina K también puede producir efectos similares, pues actúa como anticoagulante.

Se trata de vitaminas liposolubles, que por lo tanto, se acumulan en el organismo, en los tejidos grasos, al no eliminarse por orina.

Las hidrosolubles son en general menos tóxicas en grandes cantidades pues se eliminan a través de la orina, aunque si esto no alcanza, también pueden provocar problemas. Por ejemplo, se ha verificado que aportes demasiado grandes de vitamina C pueden ocasionar problemas renales.

No son graves, pues son reversibles, simplemente suprimiendo la ingesta vitamínica que se había agregado. Sin embargo, el exceso de vitamina A en las embarazadas, puede producir un feto con malformaciones.

/vegetomania

Dietas 'milagro': ¿realmente lo son?

Los expertos alertan de los peligros de este tipo de regímenes

Es matemático. Enero es un mes en el que se multiplica el número de personas que se ponen a dieta. Las fiestas navideñas han hecho mella en nuestra línea, y quien más quien menos se marca como objetivo perder esos kilos de más. Pero el problema es que muchos de estos regímenes de adelgazamiento son las llamadas dietas exprés, es decir aquellas que prometen pérdidas rápidas de peso en poco tiempo. Se convierten en un gancho atractivo, precisamente por esa promesa, pero sus resultados no so se mantienen a largo plazo. De hecho, como advierte la doctora Lourdes Carrillo, coordinadora del Grupo de Nutrición y Alimentación de semFYC, “los beneficios que se obtienen con estas dietas son pequeños frente a los riesgos que pueden suponer para la salud”.

Dietas 'de moda'
Si además sumamos a esta situación la pérdida de los patrones más clásicos de alimentación, la conocida dieta mediterránea, el ideal de belleza actual que busca cuerpos estilizados, así como la actual “cultura de la inmediatez”, que nos lleva a querer solucionar cualquier problema lo más rápido posible, llegamos a un escenario ideal para que surjan las llamadas “dietas milagro”. “Son dietas que se ponen de moda, aparecen cada cierto tiempo y su popularidad aumenta a gran velocidad, alejándose de las recomendaciones nutricionales médicas específicas para la población a la que van dirigidas”, explica la doctora Carrillo.

Sus cuatro principales problemas
Según los médicos de familia, existen al menos cuatro aspectos importantes a tener en cuenta sobre estas dietas:
• Carecen de fundamento científico reconocido.
• Habitualmente son recomendadas por personas no expertas en nutrición.
• Se publicitan a través de medios no especializados: televisión, páginas web y periódicos o revistas con un mínimo o nulo carácter científico.
• El interés meramente económico de los promotores/vendedores de dichas dietas (a veces a través de la venta de productos exclusivos para poder seguir la dieta).

Por tanto, “para perder peso hay que acudir a un profesional de la salud, ya que las soluciones mágicas no existen. Y es necesario que la población se conciencie de que para controlar el peso es más eficaz mantener unos buenos hábitos alimenticios que hacer una dieta de forma transitoria”, insiste esta experta.

Por todos estos motivos, el Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria advierte que:

• Las llamadas “dietas milagro” ofrecen soluciones a corto plazo, cuando el interés en la pérdida de peso debe prolongarse en el tiempo.
• Es preferible realizar pequeños cambios en la alimentación diaria para que puedan mantenerse a largo plazo, ya que el regreso a la dieta habitual suele acompañarse de una ganancia de peso.
• Se aconseja un equilibrio de nutrientes adaptado al estado físico y de salud de cada persona, y no prescindir de alimentos básicos e irremplazables en la alimentación.

/hola

17 ene. 2013

Médicos de familia avisan de que las dietas milagro no están científicamente probadas y sólo sirven a corto plazo


La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha avisado de que las dietas milagro "carecen" de fundamento científico reconocido y que sólo sirven a corto plazo, cuando el interés de la dieta debe "prolongarse" en el tiempo.

Asimismo, han alertado de que estas dietas habitualmente son recomendadas por personas que no son expertas en nutrición y se publicitan a través de medios de comunicación no especializados, con un interés "meramente" económico por parte de los promotores o vendedores.

"Para perder peso hay que acudir a un profesional de la salud, ya que las soluciones mágicas no existen. Y es necesario que la población se conciencie de que para controlar el peso es más eficaz mantener unos buenos hábitos alimenticios que hacer una dieta de forma transitoria", ha comentado la coordinadora del Grupo de Nutrición y Alimentación de Semfyc, Lourdes Carrillo.

En este sentido, la experta ha recomendado a las personas que quieren perder peso que realicen "pequeños" cambios en su alimentación diaria para que puedan mantenerse a largo plazo, primando un equilibrio de los nutrientes ingeridos adaptado al estado físico.

"Son dietas que se ponen de moda, aparecen cada cierto tiempo y su popularidad aumenta a gran velocidad, alejándose de las recomendaciones nutricionales médicas específicas para la población a la que van dirigidas. Asimismo, se caracterizan porque la persona tiene que hacer un esfuerzo mínimo para lograr los resultados, lo que resulta muy tentador para la mayoría de las personas que quieren perder peso", ha explicado Carrillo.

LOS HIDRATOS DE CARBONO SON NECESARIOS PARA EL ORGANISMO Y EL CEREBRO

En concreto, estas dietas pueden agruparse en: dietas hipocalóricas no equilibradas, dietas disociadas, como la Dieta Montignac, y dietas excluyentes, como la Atkins o la Dukan, en la que se restringen los hidratos de carbono a favor de las proteínas y grasas, con el resultado de una rápida pérdida de peso, difícil de mantener a largo plazo.

En este sentido, la doctora ha recordado que los hidratos de carbono son una de las principales fuentes de energía del organismo y la única utilizable por el cerebro. "La restricción de hidratos de carbono, como cereales, legumbres, verduras o frutas, lleva a una rápida pérdida de peso, fundamentalmente a expensas de líquido extracelular, además de pérdidas de calcio, potasio y otras vitaminas y minerales", ha recalcado.

De esta forma, ha proseguido, mantener este hábito a largo plazo puede acarrear otras importantes consecuencias para la salud como, por ejemplo, daño cerebral, hepático o renal, trastornos del metabolismo de los lípidos, osteoporosis o estreñimiento.

Asimismo, en estas dietas hipocalóricas además de líquido, la pérdida de peso se produce a costa del tejido muscular y no tanto del tejido adiposo --grasa--, cuyo acumulo excesivo es el verdadero problema del sobrepeso y la obesidad.

Tanto es así que, según ha argumentado Carrillo, una vez que se consigue el objetivo inicial de pérdida de peso, el regreso progresivo a la alimentación habitual conlleva una ganancia de peso a expensas de agua y grasa, ya que la masa muscular perdida no se vuelve a recuperar.

"Esta pérdida definitiva de músculo lleva a una readaptación del metabolismo energético del organismo, cuyas necesidades de calorías disminuyen, lo que justifica expresiones frecuentes como, por ejemplo, que cada vez como menos y engordo más", ha concluido la experta.

/teinteresa

Conejo al romesco


Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 conejo troceado.
  • el hígado del conejo.
  • sal.
  • pimienta negra molida.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cebolla.
  • 1 ramillete de hierbas aromáticas.
  • nuez moscada rallada.
  • 3 tomates maduros.
  • 100 ml. de Vino tinto.
  • 500 ml. de caldo de verduras o agua mineral.
  • 1 kg. de patatas. 
  • Para la salsa romesco:
  • 2 dientes de ajo escalivados.
  • 6 ñoras.
  • 2 cucharadas de perejil picado.
  • pimienta de Cayena.
  • hebras de azafrán.
  • 1 cucharada de Vino tinto.
  • 1 cucharada de vinagre.

Como hacer Conejo al romesco

Salpimentaremos los trozos de conejo. Los doraremos en una cazuela con el aceite de oliva caliente y el hígado. Retiraremos el hígado, reservándolo. 
Agregaremos la cebolla picada, el ramillete de hierbas aromáticas y 1 pizca de nuez moscada, dejándolo cocer, a fuego lento, durante 5 minutos y luego agregar los tomates, pelados y sin semilla, picados, prosiguiendo la cocción, a fuego bajo, durante unos 5 minutos más, removiéndolo de vez en cuando, hasta que el jugo de los tomates se haya evaporado. 
Verteremos el Vino tinto, reservando 1 cucharada, y luego el caldo de verduras o el agua. Taparemos la cazuela y la dejaremos cocer lentamente, durante unos 30 minutos.
Para elaborar la salsa romesco, machacaremos el hígado de conejo reservado, en un mortero con los dientes de ajo (previamente asados con la piel y pelados), las ñoras (que previamente hemos tenido en remojo la noche anterior) escurridas, sin semillas y picadas, el perejil picado, la pimienta de Cayena y las hebras de azafrán, hasta obtener una pasta homogénea. Una vez obtenida, la diluiremos con la cucharada de Vino tinto reservada y el vinagre, vertiendo esta salsa en la cazuela.
Agregaremos las patatas, peladas y cortadas en gajos. Taparemos la cazuela, dejándola cocer, a fuego bajo, durante otros 30 minutos, hasta que el conejo y las patatas estén bien tiernos. 
Presentar en la misma cazuela.

/vinoyrecetas

Las dietas extremas que hacen las celebridades antes de las alfombras rojas Las dietas extremas que hacen las celebridades antes de las alfombras rojas


Cuando pisan la alfombra roja de los Globos de Oro o los Oscar son mujeres casi irreales, con cuerpos, rostros y estilismos que todas envidiamos. Pero ni ellas son tan perfectas ni nosotras tan poco estupendas. Para poder posar como divas, con unas medidas increíbles, una cara y una piel perfecta, necesitan hacer un “plan exprés alfombra roja”.

Dieta y ejercicio son la apuesta ganadora de la mayoría, aunque, como sospecharás, cuentan con la ayuda de los mejores nutricionistas y entrenadores personales. 

Aunque celebrities como Gwyneth Paltrow, Jennifer López o Jennifer Aniston siguen habitualmente dietas bajas en carbohidratos, los días previos a una alfombra roja los eliminan casi por completo para deshincharse y bajar un par de kilos antes del evento. La clave está en tomar proteínas saludables cocinadas sin grasa.

Algunas siguen una dieta a base de salmón la semana previa, ya que las grasas saludables de este pescado tienen un potente efecto sobre la piel, ayudando a que luzca más radiante.

Entre las dietas de alfombra roja cada vez ganan más adeptas las macrobióticas y orgánicas, a base de productos frescos y naturales. Kate Hudson, por ejemplo, ha recuperado su figura tras sus embarazos a base de comida bio y sushi. Por supuesto, el azúcar, los alimentos refinados y el alcohol están prohibidos antes de una alfombra roja. 

Pero hay famosas que van mucho más allá y durante los días previos a un evento importante se alimentan sólo a base de jugos de fruta y vegetales, los famosos smoothies que muchas llevan por la calle. Este fue el truco de Miranda Kerr para el desfile de los ángeles de Victoria’s Secret y el desayuno de Elsa Pataky desde que fuera mamá.

“Five hands” es el nombre de otra dieta de moda entre las celebrities y que ha permitido a Victoria Beckham volver a lucir delgada tras su cuarto bebé. Se trata, simplemente, de hacer cinco comidas del tamaño de un puño o un platito, Y a base de alimentos sanos y principalmente proteínicos, como huevos, atún o salmón.

Además de la dieta, el otro gran secreto a voces de las celebrities para estar estupendas ante cualquier evento son sus entrenadores personales. Algunos de los más conocidos son Gunnar Peterson, responsable de mantener a raya las curvas de Jennifer López, David Kirsch, que mantiene espléndida a Heidi Klum después de cuatro hijos, o Mandy Ingberg, la experta en yoga y estilo de vida en la que confía Jennifer Aniston.

Evidentemente, con la ayuda que tienen las celebrities lo difícil es no estar espléndidas sobre la alfombra roja. 

Ahora, la genética se puede moldear pero no cambiar, así que no es bueno tomar a nadie como modelo ni pasarse una semana a base de batidos vegetales para perder peso.

¿Qué hacer que sea razonable? Si tienes un evento importante a la vista y quieres estar estupenda, la semana antes puedes reducir al mínimo la ingesta de carbohidratos (excepto una pequeña ración en el desayuno de pan o cereales integrales), evitar totalmente el alcohol y los azúcares, y aumentar tu actividad física, sobre todo aeróbica y, a ser posible, antes del desayuno. Beber mucha agua, tomar fruta entre horas, cenar muy ligero (pescado a la plancha con verduras, por ejemplo), dormir mucho y apuntarte al té verde, eso te ayudará a bajar un par de kilitos.

Y, lo ideal para no tener que sufrir ni hacer dietas drásticas nunca es cuidarse durante todo el año. Ten claro que la clave para no pasar hambre, mantener los niveles de glucosa estables y perder peso es comer cada tres o cuatro horas como máximo, incluso sin tener hambre.

/2.terra

Atadillo relleno de pollo y piña Atadillo relleno de pollo y piña



Nº de Personas:  4

Tiempo:  20
Dificultad:  Media


General

  • ocho espárragos trigueros
  • una pieza de jengibre
  • doce rodajas de piña en su jugo
  • ocho piezas de contramuslo deshuesado
  • un puerro
  • cuatro cucharadas de salsa de soja
  • 150 gr de soja germinada

Preparación:

Ponga un poco de sal en los contramuslos del pollo. Corte en pequeños trozos la piña, excepto cuatro rodajas que dejará para luego. Ralle el jengibre hasta que obtenga una cucharadita aproximadamente. Lave dos o tres hojas de puerro e introdúzcalas en una bolsa de plástico para cocinarlas durante dos minutos en el microondas. Cuando ya estén listos, córtelos con los dedos en cintas finitas, ya que se utilizarán para atar los contramuslos en vez de hilo de bramante.

En una sartén, ponga un poco de aceite para cocinar el resto del puerro cortado en rodajas. Cuando esté blando, añada la piña, los brotes de soja y el jengibre. Saltéelo durante cuatro minutos y después añada la salsa de soja.

Rellene el pollo con la mezcla preparada y átelo con las cintas de puerro que había cortado anteriormente. Fríalo en la sartén con dos cucharadas de aceite y procure que no se queda crudo por dentro. En una plancha, cocine las rodajas de piña que había reservado y ponga a hervir las puntas de espárrago.

Para presentarlo, puede colocar dos atadillos de pollo por ración acompañados de la rodaja de piña a la plancha y los espárragos trigueros.

/hola

15 ene. 2013

El ejercicio aeróbico es mejor para perder peso que el entrenamiento muscular

Según un estudio de la Universidad de Duke el ejercicio aeróbico es más eficaz que el entrenamiento muscular para perder peso.

Un estudio de investigadores del Centro Médico de la Universidad estadounidense de Duke ha demostrado que el ejercicio aeróbico es mejor que el entrenamiento muscular para perder peso.

Durante la investigación se ha comparado el entrenamiento aeróbico, el entrenamiento de resistencia y la combinación de ambos y se ha demostrado que el entrenamiento aeróbico es la mejor forma de ejercicio para quemar grasa, aunque como todo ejercicio cardiovascular tiene sus pros y sus contras.

La investigación se ha llevado a cabo analizando a 234 adultos con sobrepeso a los que se dividió en tres grupos. El primer grupo entrenó haciendo resistencia, tres días a la semana de levantamiento de pesas, tres tandas por día, 8-12 repeticiones por serie.

El segundo grupo realizó un entrenamiento aeróbico que consistía en correr unos 19 kilómetros por semana. Y los terceros hicieron una combinación de ambos, entrenaron tres días a la semana, haciendo 8-12 repeticiones por serie para el entrenamiento de resistencia y unos 12 kilómetros por semana de ejercicio aeróbico.

De los 234 participantes solo 119 completaron el estudio y de ellos los grupos asignados a entrenamiento aeróbico y al entrenamiento que combina los dos tipos perdieron más peso que los que hicieron solo ejercicios de musculación.

Además los que hicieron únicamente ejercicios de musculación aumentaron de peso debido a un aumento en la masa corporal magra.

El grupo de ejercicio combinado obtuvo un resultado mixto, el entrenamiento ayudó a los participantes a perder peso y masa grasa, pero no redujo significativamente la masa corporal.

Esto sí pasó con el grupo de ejercicio aeróbico que dedicando menos tiempo que los del grupo mixto, 133 minutos por semana de entrenamiento versus 180 minutos a la semana y sin realizar ejercicios de musculación perdieron mucho más peso que los demás.

Esto demuestra que el entrenamiento aeróbico es el mejor para perder peso, eso sí siempre combinado con una dieta.

/mujerdeelite

Dietas locas: gran riesgo y cero efectividad

Dietas locas son las que abundan por estos días, cuando muchos que le dedicaron bastante tiempo a la comida en diciembre y vacaciones, ahora tienen kilitos de más.

Enero y febrero suelen ser los meses de las dietas y la abundancia de inscripciones a los gimnasios, en el afán por bajar de peso lo más rápido posible.

Sin embargo, perder peso de forma eficaz y mantenerlo en el tiempo, no es algo que se puede lograr en un abrir y cerrar de ojos.

Según Maritza Landaeta Jiménez, médica especialista en Planificación Alimentaria Nutricional, lo primero que hay que hacer para perder peso es, modificar los hábitos de alimentación y actividad física.

Existe una variedad de dietas que se han popularizado a través de los años. Algunas proponen un menú estricto, otras restringen ciertos grupos de alimentos, y todas prometen una pérdida de peso rápido.

Para Landaeta, los cambios conseguidos con estas dietas no se sostienen por largo tiempo, debido a que la persona no incorpora hábitos de alimentación adecuados, sino cambios transitorios para lograr bajar de peso rápidamente. Por eso, antes de lanzarse de lleno con una dieta restrictiva, visite a un médico o a un nutricionista para que le ayude a elaborar un plan de alimentación que se adapte a sus necesidades individuales.

/eluniversal

Sinusitis: ¿cómo detectarla y tratarla?

La sinusitis es un problema común cuando se sufre un catarro largo o cuando padecemos catarros de repetición. Te contamos qué síntomas, cómo tratarla y la mejor forma de prevenirla.

Consiste en la inflamación de los senos paranasales. Se produce cuando se llena de mucosidades el interior de sus cavidades y los conductos que las comunican con la nariz o la orofaringe. Ocurre tras un catarro prolongado o catarros repetitivos.
Síntomas de la sinusitis

  • Al principio la sinusitis solo produce mal aliento y rinorrea (primero es acuosa y después amarillento verdosa).
  • Ahora bien, las mucosidades acumuladas en los senos paranasales son el mejor caldo de cultivo para las bacterias.
  • Cuando los gérmenes proliferan, se empieza a acumular pus en los senos, y se produce una sinusitis aguda, que es mucho más molesta.
  • El niño tiene fiebre, dolor de cabeza localizado por encima o por debajo de los ojos y secreción nasal mucopurulenta.
  • Siempre que se dan algunos de estos síntomas, debemos consultar con el médico, quien realizará una radiografía para confirmar si el niño sufre o no de sinusitis.
Cómo tratarla

Cuando se trata de una sinusitis inflamatoria, el médico recomendará un antiinflamatorio y un expectorante para limpiar los senos de mucosidades.
Si es una sinusitis infecciosa, además de lo anterior, prescribirá un tratamiento con antibiótico (oral o en aerosol) durante 10 ó 14 días.
¿Se puede prevenir la sinusitis?

  • La sinusitis desaparece cuando se previenen los catarros y se trata la hipertrofia de las vegetaciones, si existiera.
  • Es muy importante enseñar al niño a limpiarse correctamente la nariz, utilizar suero fisiológico y evitar la sequedad ambiental.
/serpadres

Tosta mariposa con gruyère

Nº de Personas: 4
Autor: Quesos de Suiza


Ingredientes:

  • 120 g de Gruyère AOC añejo
  • 4 panecillos redondos
  • 2 huevos duros
  • 1 cebolla pequeña
  • 80 g de jamón en dados
  • 150 g de queso quark o queso fresco
  • Sal y pimienta
Preparación:

Separar la parte superior de los panecillos y luego una fina lámina más. Partir la lámina en dos para hacer con ella las alas de la mariposa. Vaciar la miga y picarla finamente junto con la tapa que habíamos cortado previamente.

Cortar el Gruyère AOC y los huevos duros en dados. Picar finamente la cebolla y cortar el tallo en rodajitas. Mezclar todo con el queso y sazonar. Rellenar los panecillos con la mezcla y colocar las dos alas a los lados del panecillo. Hornear durante 5 minutos a 250º.

/hola

LAS DIETAS que inventa la mente

 Diferentes trastornos relacionados con la alimentación y que se diferencian de los clásicos —la obesidad, la anorexia y la bulimia—, por sus características específicas, han surgido en los últimos tiempos derivados de la obsesión por estar delgado a costa, incluso, de perder la vida.

POR REDACCION BUENA VIDA

Antonio Villarino Ruiz, doctor en Ciencias Químicas, y catedrático de Bioquímica en la Universidad Complutense de Madrid, España, explica que estas conductas cada vez son más frecuentes y tienen un origen claro: el culto al cuerpo o a la salud —en el caso de la ortorexia—, acompañado por un canon estético ilusorio de la perfección. Esto conduce a modificar los hábitos de alimentación. Las más afectadas son las mujeres.

Estos desórdenes, que empiezan a ser tratados por especialistas de la psicología y la nutrición, pasan muchas veces inadvertidos para el individuo, quien cuando recurre al experto puede encontrarse ya en una fase complicada. No todos tienen episodios diarios, afirma Villarino Ruiz.

Es indispensable detectarlos ante los primeros signos para tratarlos a tiempo. En este reportaje se detallan los más frecuentes.

PERMAREXIA - ¡No a calorías!
Trastorno en el que la persona piensa que todo lo que come engorda y por eso experimenta diferentes dietas, muchas de ellas poco saludables, llamadas “milagro”. Cambia de peso de manera constante. Se obsesiona por el contenido calórico de los alimentos, sin importarle las propiedades nutricionales.

SADOREXIA - Dieta dolorosa
Se deriva de la anorexia, bulimia y ortorexia, con una combinación de maltrato corporal y empleo de métodos de adelgazamiento masoquistas. Se le conoce como “dieta del dolor”. Son personas con baja autoestima y deprimidas que buscan la delgadez extrema. Esa exploración puede provocar a la muerte.

POTOMANÍA- Agua en exceso
Es el deseo frecuente de beber gran cantidad de líquido en forma compulsiva. También se le denomina polidipsia psicológica, en la que superar los cuatro litros diarios puede llevar a una hiperhidrosis grave. Se asocia a la anorexia, ya que la persona bebe agua para tener sensación de saciedad. Se aconseja consumir diuréticos para controlar la posible hipoglucemia.

DRUNKOREXIA - Atracción etílica
También llamada ebriorexia. Es la tendencia entre adolescentes que restringen su ingesta alimenticia para compensar el consumo de calorías que les proporcionan las bebidas alcohólicas, pero no conocen la proporción y equilibrio de los nutrientes. Para evitar que el alcohol haga estragos, suelen comer dulces o bocadillos energéticos.

DIABULIMIA - Por la diabetes
Se origina en personas recién diagnosticadas con diabetes tipo 1 y que requieren tratamiento con insulina. La pérdida de peso a causa del desequilibrio hormonal antes del diagnóstico y la recuperación del peso gracias a la dieta y a la insulina puede llevar a algunas personas a disminuir la dosis de insulina para bajar libras.

SEUDOREXIA - Todo se come
Es el apetito irresistible por comer o lamer sustancias como tierra, yeso, bicarbonato, algodón, pegamento, moho o ceniza de cigarrillo. El trastorno se puede tratar con suplementos nutricionales combinados con apoyo psicológico y fármacos.

DESCONTROL - Menos radical
El síndrome de descontrol alimenticio es una forma incompleta de bulimia, que se trata de comer y comer pero sin vomitar después. Se come sin hambre hasta sentirse lleno, y a solas. Las causas pueden ser depresión o culpabilidad.

COMEDOR NOCTURNO - Insomnio dietético
Se caracteriza por el consumo en la noche de más del 25 por ciento del total de calorías diarias, falta de sueño y poca o nula ingestión de alimentos en el desayuno. Además, causa ansiedad y tensión a la hora de dormir. Se le considera también un trastorno del sueño.

MANOREXIA - También ellos
Es la anorexia referida a los hombres que tienen pánico a engordar y se ven obesos. Suelen exagerar la práctica del deporte y restringir la alimentación. Pueden padecer este desorden los bailarines, modelos o presentadores de televisión.

ORTOREXIA Y VIGOREXIA - Salud extrema
La ortorexia es la obsesión por la comida sana y de calidad hasta límites patológicos. La vigorexia es el deseo desenfrenado por el ejercicio para subir la masa muscular con ayuda de dietas restrictivas y suplementos protéicos y anabolizantes.

/prensalibre

12 ene. 2013

Sugerencia de menú para quien tiene enfermedades cardiovasculares

Hay algunos alimentos que si consumidos en cantidades ideales tienen la capacidad de ayudar a mejorar la salud de corazón. Ladietaideal para quien tiene enfermedades cardiovasculares, o para quien no quiere tenerlas, debe ser rica de alimentos “cardioprotectores”, o en otras palabras, alimentos compuestos por bioactivos que actúan en reducción de la tensión arterial,colesterol“malo” LDL, triglicéridos y que controlan el peso.

Estos alimentos también aumentan los niveles decolesterolbueno, el HDL, mejoran la circulación sanguínea evitando coágulos y accidentes cerebrovasculares, el conocido ACV.

Si no sabes muy bien como adecuar tualimentacióncon una dieta beneficiosa para la salud de tu corazón, te dejo con una sugerencia de menú con alimentos altamente protectores del corazón:

Desayuno: puedes sustituir en pan tradicional por pan integral, galletas saladas o tostada con margarina que contenga fitosteroles, sustancia que reduce elcolesterolmalo. Para beber puedes optar porlechedesnatado o sustituirlo porlechedesojao yogur natural.

Puedes cambiar tu café por infusión de té verde,cerealeso avena.

Merienda:frutao zumo natural

Comida y cena: arroz, preferencialmente integral o patata o maíz. También puedes comer judías o cambiarlas por guisantes, soja, garbanzos o lentejas.

Incluyalegumbrescrudos y cocidos como tomate, zanahoria, remolacha, calabacín, berenjena, judías verdes, pepino. Puedes sazonarles con un poco deaceitey ajo.

Verduras crudas y cocidas como lechuga, acelga, berros, escarola, mostaza, espinacas, col, rucula.

Truco: una cuchara de harina de linaza en el almuerzo ayuda a reducir la absorción de grasas y carbohidratos.

Merienda:
frutao zumo natural

Antes de dormir: té y tostadas.

/nutricion

Los peligros del biberón: mitos y verdades

Ya tiene un año y empezamos a escuchar que es hora de ir dejando el biberón. ¿Por qué? Porque los expertos lo relacionan con obesidad, caries, otros problemas dentales y malos hábitos de alimentación. Pero, ¿es cierto todo lo que dicen?

El biberón no es solo ese recipiente en el que se bebe la leche. Forma parte de algunos de los momentos más felices y relajantes de cada día. Permite a los niños satisfacer sus necesidades de alimentación y succión y para muchos se convierte en un objeto de consuelo que les da seguridad. Entonces, ¿por qué giran en torno a él amenazas de caries, obesidad o malos hábitos alimenticios?
¿Es malo que los niños tomen el biberón?

Hay que diferenciar el biberón de su contenido y también de su uso. Por ejemplo, no es el biberón lo que engorda al niño, sino su contenido. Y tampoco es el biberón el que produce caries, sino una determinada forma de utilizarlo: dejando que se quede dormido con él en la boca.

¿El biberón favorece la obesidad?

Es una cuestión de cantidad. El niño succiona más alimento en menos tiempo a través de la tetina del biberón que del pecho materno o vaso. Las cantidades recomendadas en las latas de leche para los niños están estimadas al alza, como recuerda el pediatra Carlos González. A veces le damos el biberón porque así come más, pero es un problema que estamos generando los padres.

¿Fomenta el biberón malos hábitos en la alimentación?

No los genera el biberón, sino el uso que hacemos de él. Si respetas el apetito del niño, no sustituyes ninguna comida por leche o zumos “porque así toma más y mejor”, ni añades cacitos al biberón para enriquecer la mezcla, no tendrás que preocuparte ni por la obesidad ni por las carencias o malos hábitos alimenticios. A esta edad el niño ha de hacer todas las comidas completas, como nosotros, y tomar medio litro de leche al día, en el que se incluyen los lácteos.

¿Provoca caries el biberón?

El odontólogo Isaías Martínez recuerda que si el niño se duerme con el biberón, la placa y el azúcar pueden dar lugar a caries. Pero protegerlo de ellas no es tan complicado: hemos de evitar esta situación cepillarle los dientes correctamente todos lo días una vez. Si se sigue esta fórmula, “el biberón no provoca ninguna caries”, afirma, es la “placa bacteriana” con los azúcares. Y si el biberón contiene agua, no hay problema.
¿Tendrá problemas en la boca por tomar el biberón?

Al biberón se le atribuyen futuros problemas, como el apiñamiento de los dientes. Isaías Martínez explica que no es el biberón el que a la larga da lugar a este problema, sino no haber desarrollado el maxilar y la mandíbula con la succión específica de la lactancia materna. “La presión negativa sobre el pezón hace que los maxilares tiren hacia delante” y se desarrollen, explica. Esa activación solo ocurre con el pecho materno. Pero el biberón no es el problema. Chuparse el dedo sí puede influir en la forma del paladar y de los dos dientes delanteros.

/serpadres

¿Qué es la esferodinamia?

La esferodinamia es un ejercicio suave y divertido, que se realiza usando grandes pelotas inflables como herramienta, para mejorar la postura, el tono muscular, la circulación sanguínea, los reflejos, las articulaciones, los dolores de espalda, la capacidad pulmonar, acompañado de una previa relajación.

Su origen se halla en Suiza en el comienzo del siglo pasado, de donde se extendió a Estados Unidos y llegó a Argentina en el año 1970, siendo incorporadas las pelotas gigantes en el entrenamiento de danzas de la bailarina Alma Falkenberg, la que les asignó el nombre de esferodinamia.

Actualmente su uso se extendió dado los óptimos resultados. Es muy beneficioso especialmente en la edad adulta, donde predomina el sedentarismo, o para quienes pasan largas horas sentados en oficinas o frente al ordenador y para quienes padecen de stress. Especialmente recomendado para problemas de columna, de músculos cortos, de artrosis, y trastornos neurológicos y ortopédicos. No posee contraindicaciones, ya que es una práctica que no requiere esfuerzos físicos importantes. Incluso se ha incorporado en los ejercicios de las mujeres embarazadas.

El diámetro de las pelotas, que deben ser firmes para soportar el peso del cuerpo, denominadas “pelotas suizas” varía entre 0,50 y 1,50 m. de acuerdo a la altura de quien las use, y la práctica en la que se emplearán; y los ejercicios son básicamente de elongación y estiramiento, estimulando el equilibrio y el conocimiento del propio cuerpo, que se flexibiliza, se adecua a nuevas posturas, se equilibra.

No hay excusas para practicarlo, ya que el ejercicio físico moderado es fundamental para una vida sana, junto a la alimentación saludable, y un descanso apropiado.

/vegetomania

11 ene. 2013

Cuándo empezar la gimnasia preparto

Mantenerse en forma durante el embarazo hace que la mujer lleve mejor las molestias de la gestación, llegue mejor preparada al parto y se recupere antes en el posparto. Te explicamos cuándo puedes empezar y qué tipos de ejercicios pueden hacer las embarazadas de la mano de nuestra asesora, la matrona Gema Magdaleno del Rey, del hospital de La Paz, en Madrid.

Los cursos de educación maternal de la sanidad pública suelen iniciarse en el segundo trimestre. Si la embarazada quiere empezar a hacerlos antes en casa, puede ponerse en contacto con la matrona de su centro de salud para que le explique los ejercicios más adecuados para cada momento del embarazo.

En realidad, las clases de gimnasia que imparten las matronas durante el embarazo no solo van dirigidas al momento del parto, sino que tratan de mantener en buena forma física a las mujeres durante toda la gestación.

Sin forzar en exceso, la mujer puede mantenerse en forma con los ejercicios adecuados durante todo el embarazo, a no ser que el médico le recomiende hacer reposo, en cuyo caso hay que interrumpir la actividad física.

Los contenidos de las clases de gimnasia para embarazadas, a grandes rasgos, son:
  •     Ejercicios para movilizar los grupos musculares que más se sobrecargan.
  •     Gimnasia para evitar problemas circulatorios, sobre todo en los miembros inferiores.
  •     Técnicas de relajación.
  •     Posturas que pueden proporcionar mayor confort a la embarazada.
  •     Ejercicios para mantener el tono del suelo pélvico y del periné, y para recuperarlo después del parto.
  •     Y también, por supuesto, ejercicios específicos para el momento del parto (ensayo de los pujos, posturas más frecuentes, relajación con ayuda de una pelota, etc).
Dada la gran variedad de ejercicios y puesto que son totalmente inocuos, salvo que tu ginecólogo te diga lo contrario, puedes comenzar a hacerlos en cualquier momento del embarazo.

/serpadres

Tu propuesta para este nuevo año: prevenir la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad seria y, si no se controla, puede causar complicaciones renales y cardíacas, ceguera y otros problemas de salud serios. Pero tú puedes hacer mucho por prevenir la diabetes tipo 2, tomando algunas pequeñas precauciones.

Debido al estilo de vida que llevamos, la diabetes tipo 2 aumenta su incidencia cada año, afectando a personas más jóvenes cada vez. El estilo de vida más sedentario y el aumento en las tasas de obesidad están entre los factores que contribuyen a su incremento. La buena noticia es que, según el  Programa Nacional para la Educación sobre la Diabetes, es posible prevenirla sin necesidad de hacer grandes cambios en tus hábitos y costumbres diarias. Basta con que pongas de tu parte para hacer pequeños cambios en tu alimentación y en tu estilo de vida.

Estos cambios son especialmente importantes si tienes mayor riego de padecer de diabetes tipo 2. Entre los factores que aumentan tu riesgo, están los siguientes:

• Tienes sobrepeso.
• Uno de tus padres o un hermano tiene diabetes
• Eres mayor de 45 años.
• Tu nivel de azúcar en la sangre es más alto de lo normal.
• Padeces de presión arterial alta.
• Tu nivel de colesterol o de triglicéridos en la sangre está elevado.
• Llevas una vida sedentaria.

Tu plan para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2.

El primer paso es hablar con tu médico de tus condiciones físicas y tus antecedentes de salud, y preguntarle cuáles son tus riegos de padecer de diabetes. Además:

Cuida tu dieta. Si estas excedido de peso, una de las claves para prevenir la diabetes es bajar de peso. Tu alimentación, por supuesto, juega un papel esencial. Fija una meta realista, y para llegar a tu meta, elige alimentos saludables, bajos en grasa y en calorías.

Cuídate en particular de las grasas saturadas y de las grasas trans. Las grasas saturadas se encuentran principalmente en los alimentos de tipo animal, como la carne grasosa del res, del cerdo y del cordero, así como el pellejo (o piel) del pollo y de las otras aves. Las grasas trans están en la manteca vegetal y la margarina dura o en barra, en los alimentos procesados preparados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados (dulces, galletas y otros productos horneados), alimentos fritos y en los aliños (aderezos o salsas) de las ensalada regulares.

Sírvete porciones más pequeñas. Las porciones adecuadas suelen ser menores de lo que habitualmente se cree. Es importante leer las etiquetas de los alimentos empacados. Por ejemplo, una rebanada de pan debe tener el tamaño de la mano extendida, una porción de carne o pescado baja en grasa debe tener el tamaño de la palma de la mano, de ¾ a 1 taza de cereal debe equivaler a un puño, y una cucharadita de mantequilla no debe ser mayor que el grueso del dedo pulgar de la mano. Se recomienda que lleves un registro diario de lo que comes, para asegurarte de que consumes menos calorías de las que quemas durante el día.

Cosas que debes comer:
incluye en tu dieta una buena variedad de frutas frescas, congeladas, enlatadas o secas, y que come vegetales de color verde oscuro (brócoli, col rizada) y anaranjados (zanahorias, batatas (camotes), calabaza). Consume alimentos ricos en calcio, como unas tres tazas al día de leche descremada o baja en grasa o su equivalente en yogur o en queso bajo en grasa. Escoge granos y panes integrales, cortes de carne con poca grasa y pollo sin la piel o pellejo, y cocínalos al horno o a la parrilla. Varía tu selección de proteínas, incluyendo en tu dieta más pescado, frijoles (habichuelas, porotos) negros y rojos, garbanzos, lentejas, chícharos (arvejas), nueces y semillas. Utiliza aceite vegetal, de preferencia de oliva o de canola, y mayonesa y aliños (salsas o aderezos) para la ensalada bajos en grasa.

Muévete.
Para perder peso, la actividad física es el complemento de una dieta sana. Si haces una actividad física de intensidad moderada por unos 30 minutos al menos cinco días a la semana, quemas más calorías, lo que te ayuda a mantenerte en un peso saludable.

Si no estás acostumbrado(a) a hacer ejercicios, es conveniente que comiences lentamente, y vayas aumentando la actividad poco a poco hasta llegar a tu meta. Y no es preciso que hagas 30 minutos seguidos de ejercicio. Puedes hacerlo por sesiones de 10 minutos a lo largo del día. Tres sesiones diarias bastan para lograr los 30 minutos recomendados. Lo más sencillo es dar una caminata rápida, pero también puedes bailar, nadar montar en bicicleta o trotar. Cualquier actividad aeróbica que te ayude a aumentar los latidos de tu corazón es buena.

Ten en cuenta que el secreto para prevenir la diabetes tipo 2 no es buscar soluciones instantáneas, sino soluciones a largo plazo. Para que la dieta y el ejercicio tengan éxito, debes hacer que se conviertan en una parte integral de tu estilo de vida. Si mantienes un peso saludable siguiendo una dieta sana (baja en grasas saturadas y sal), combinada con actividad física regularmente, puedes prevenir o aplazar el comienzo de la diabetes. Y eso, en sí, ¡ya es un triunfo!

/vidaysalud

Civet de ciervo

Ingredientes

    Para 4 personas:
  •     1 kg de carne de ciervo.
  •     1 cebolla grande.
  •     1 zanahoria grande.
  •     2 dientes de ajo.
  •     200 ml. de kirsch.
  •     1/2 l. de Vino tinto.
  •     1 cucharada sopera de harina.
  •     1/2 l. de agua mineral.
  •     1 pastilla de caldo concentrado.
  •     mantequilla.
  •     vinagre de Jerez.
  •     100 gr. de panceta.
  •     150 gr. de setas.
  •     aceite de oliva.
  •     sal.
  •     pimienta negra molida.
  •     cebollino.
Como hacer Civet de ciervo
Colocaremos en un bol amplio la carne de ciervo, cortada en dados grandes, limpia de grasa y tendones. La cubriremos con la cebolla, pelada y picada, los dientes de ajo pelados, la zanahoria cortada en rodajas, el kirsch y el Vino tinto y la dejaremos macerar en la nevera, durante 2 horas.
Pasado ese tiempo, retiraremos la carne del líquido y de las verduras.
En una cazuela amplia, pondremos aceite de oliva, al fuego, bien caliente, donde doraremos los trozos de ciervo, escurridos y salpimentados, dejando que cojan buen color. Cuando estén bien dorados, bajaremos la intensidad del fuego y añadiremos la harina, rehogándola, durante 3 minutos más, para que se vaya el sabor a crudo.
Lo remojaremos con los líquidos de la maceración de la carne, dejándolo reducir al fuego un poco. Inmediatamente añadiremos el agua mineral y la pastilla de caldo concentrado, disuelta en élla.
Si lo cocinamos en olla rápida, la taparemos y dejaremos cocer unos 50 minutos, a partir de que empiece a soplar el vapor. Si lo hacemos en la cazuela, la taparemos y dejaremos cocer, hasta los 90 minutos, más o menos, comprobando el punto.
Retiraremos de nuevo los pedazos de carne de la cazuela y dejaremos que se reduzca la salsa, hasta que se espese ligeramente, añadiéndole el 1 chorrito de vinagre de Jerez, 1 pizca de mantequilla y sal, si fuese necesario, añadiendo además 1 pizca de pimienta negra molida.
Incorporaremos de nuevo los dados de carne de ciervo guisados, dándoles un ligero hervor.
Finalmente, añadiremos al guiso la panceta cortada en dados y las setas, que previamente hemos salteados en una sartén con un poco de aceite de oliva juntas en una sartén, escurridas de su grasa, bien doradas y bien salpimentadas.
Lo presentaremos espolvoreado con cebollino picado.

/vinosyrecetas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...