5 ene. 2011

Adelgazar según tu morfología


Independientemente de que engordes uno o cinco kilos, ¿las redondeces se acaban instalando siempre en el mismo lugar? Normal: cada una posee su propia morfología y no todas engordamos de la misma manera. Si luchas por acabar con tu pequeño vientre o con un trasero demasiado redondo o bien deseas adelgazar de manera general, pide el programa a medida para armonizar tu figura.

Fuerte por abajo, tienes cartucheras, es decir muslos, caderas y nalgas generosos, y por arriba eres más bien menuda. Femenina por excelencia, esta morfología puede revelarse antiestética en cuanto tenemos unos kilitos de más. Nuestros consejos para evitar el efecto « cuerpo de pera ».

Tu problema

Es sobre todo hormonal. Es la naturaleza: destinadas a tener hijos y a darles el pecho, la mujeres tienen biológicamente tendencia a almacenar reservas grasas a la altura de los miembros inferiores. En tu caso, esta tendencia hormonal induce a demás a un problema de retención de agua, responsable de la formación de la celulitis. Para afinarte, tienes que tener en cuenta dos parámetros: un exceso de peso localizado bajo la cintura y una piel de naranja difícil de desalojar.

Tus 5 mandamientos alimenticios

- No abuses de la sal. El sodio acentúa la retención de agua, por lo que disminuye su consumo, consciente (salero) o inconsciente (platos pre-cocinados, quesos, charcuterías, aguas gaseosas...)
- Consume proteínas. Sustituyen a la grasa por el músculo y tienen un efecto drenaje. Consúmelas en cada comida (huevos, aves, carnes magras, pescados, productos lácteos magros), sin materias grasas, cocinadas al horno, al vapor o a la plancha.
- Hidrátate. El agua es indispensable para drenar tu organismo. Bebe a lo largo del día, al menos 1 litro y medio de líquido (té, infusiones, potajes, agua minera no azucarada).
- Da preferencia a las frutas y a la verduras. Ricas en sales minerales, las verduras consumidas en exceso favorecen la retención de agua. Da preferencia a las frutas ricas en agua, vitaminas, fibras y azúcares naturales.
- Limita el azúcar. Olvídate de los caramelos, galletas, productos lácteos azucarados, helados, bollería, tartas... Da preferencia a los glúcidos lentos (pan, pasta, cereales, legumbres…) que son quemados por el organismo, ya que le sirven de carburante.

Tus 5 mandamientos en forma


- Tírate al agua. Natación, aquagym  y aquafitness tonifican la parte inferior del cuerpo, mejoran la circulación, facilitan el retorno venoso y reducen la celulitis. Si no, opta por la bicicleta, la marcha o el roller que afinan las nalgas o los muslos.
-Opta por el drenaje linfático. Dirección el instituto de belleza, una vez al mes: esta técnica consiste en estimular manualmente la linfa mediante presiones y en aspirar con una bomba las piernas, para aligerarlas y eliminar la celulitis.
-Huye del calor. Para tonificar los tejidos y relanzar la circulación por la mañana y por la noche, sentada en tu bañera, pásate un chorro de agua fría, yendo desde los tobillos hasta las nalgas.
-Exfóliate, hidrátate. Aplícate de manera circular un exfoliante en las piernas. A continuación, aplícate una crema hidratante mediante amplios movimientos. Termina por aplicarte un masaje, desde los tobillos hasta los muslos.
-Preserva tu circulación. No permanezcas mucho tiempo sentada. Evita los zapatos que te opriman o con tacones, no te pongas todos los días un vaquero, eleva las piernas, anda todos los días, al menos 30 minutos...
enfemenino

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...