21 ene. 2013

Dime qué comes y te diré qué pelo tienes

Comer sano no solo es bueno para nuestra línea, también lo es para que nuestro cabello tenga un aspecto sano y fuerte. ¡Descubre los alimentos que mantienen tu pelo en plena forma!

Adelgazar es todo un clásico entre los propósitos de Año Nuevo. La salud de nuestro cabello se puede ver afectada, como avisan los expertos, si se siguen dietas incorrectas para conseguirlo. Con el deseo de perder unos kilos rápidamente tras las fiestas mucha gente utiliza ciertos “trucos y atajos” en su dieta diaria que pueden provocar desequilibrios en su organismo y también en el cabello.

El pelo está químicamente compuesto por agua (70 %), lípidos (2 %) y proteínas (28 %), siendo las últimas determinantes en la dureza y fortaleza del cabello. La más abundante es la queratina. Los lípidos (ácidos grasos, ceramidas, sulfato de colesterol…) nutren y dan brillo al cabello. En cuanto al agua, aporta sales minerales y diversos elementos químicos (calcio, potasio, cobre, azufre…).

Svenson nos da algunas pistas sobre dónde encontrar algunos de estos componentes, básicos en una correcta dieta y que mantienen nuestro cabello sano, siempre y cuando sigamos además el decálogo de un pelo 10.

AZUFRE

Encontramos azufre en las verduras (brócoli, repollo, puerro, espárragos…), las frutas (piña, coco…) y en el queso. Esta sustancia favorece la depuración de toxinas y ayuda a tener buenas digestiones. También mejora la calidad del cabello, favoreciendo la síntesis entre queratina y colágeno.

HIERRO
El hierro está presente en los vegetales de hoja verde (como las espinacas, las acelgas...), la soja, las lentejas y la carne de pavo o de pollo. Es indispensable para transportar oxígeno y proteínas y ayuda a metabolizar las vitaminas del tipo B. Además, su carencia produce anemia ferropénica o carencial, y ello comporta falta de energía o astenia, incremento de la fatigabilidad, dificultades de concentración y, en cuanto al cabello, lo vuelve más quebradizo y frágil.

ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3
Lo poseen productos como las nueces o los pescados azules, como el atún, el mero o la merluza. Reduce los niveles de colesterol “malo” y mejora los del “bueno”, disminuye la concentración de triglicéridos y ayuda a quemar grasa. Su déficit provoca sequedad en el cabello, volviéndolo más opaco y sin docilidad.

POTASIO

Está presente en verduras (como el calabacín, el champiñón o la calabaza), frutas (como el melón o los kiwis), yogures y pescados (como el salmón o el emperador). El potasio ayuda en la síntesis de proteínas y en el metabolismo de los carbohidratos. Un déficit en los niveles de potasio trae como consecuencia una piel poco tonificada, unas uñas débiles y un aumento de la caída del cabello.

ÁCIDO FÓLICO

Lo tienen legumbres, cereales como el arroz o el pan integral y frutas como las naranjas u otros cítricos. Su carencia puede producir anemia, como en el caso del hierro, pero en este caso de tipo macrocítico. También interviene en el proceso de formación de la metionina, un aminoácido azufrado, necesario para el folículo piloso.

/mujerdeelite

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...