24 abr. 2012

Tips caseros para los males femeninos más comunes

La naturaleza nos brinda miles de recursos que podemos utilizar en la curación de dolores menores o enfermedades, evitando el consumo de medicamentos que contienen químicos y que en la mayoría de casos, mejoran un dolor pero nos causan otros. A continuación, algunos consejos para que te cures sin salir de casa.

Entre los males femeninos más comunes encontramos los cólicos menstruales, el estreñimiento, la migraña y el molesto acné. Algunas recetas caseras nos recomiendan los médicos Orlando de Jesús Ballestas, Robert Tulio Gálvis Márquez y Oscar Enrique Giraldo Díaz en su libro “Mejórate en Casa”.

Cólico menstrual

La dismenorrea o mejor conocido como cólico menstrual, puede mejorarse si utilizamos 5 gramos de caléndula, 5 gramos de manzanilla, 5 gramos de jengibre pelado y una taza de agua hirviendo. Se utiliza el método de infusión, que consiste en poner los ingredientes dentro del agua hirviendo sin cocinarlos, tapando el recipiente para obtener una bebida que calmará los molestos dolores. Debes tomarla desde que aparecen los primeros síntomas del periodo menstrual hasta su terminación, en dosis de dos a tres tazas al día.

También puedes tomar 10 gramos de hojas de sauce, 50 gramos de manzanilla, 50 gramos de caléndula, 50 gramos de jengibre pelado y 250 ml de brandy o vodka. Se colocan todas las plantas troceadas en el licor, se agita dos veces al día durante 15 días y se obtiene así una preparación siempre lista para cuando se necesite.  La dosis consiste en tomar 30 gotas de tres a cuatro veces al día, según la intensidad de los síntomas, mientras dure el periodo.
Estreñimiento

Los inadecuados hábitos alimentarios y el estrés han generado una enfermedad muy de moda en los últimos tiempos, común tanto en hombres como en mujeres. Hablamos del estreñimiento o constipación. Es importante no acostumbrarse a los laxantes y cambiar los hábitos alimenticios, implementando el consumo de líquidos y alimentos ricos en fibra, así como una rutina de ejercicios y aprender a manejar el estrés.

Una preparación que puede ayudar mucho para disminuir esta patología es utilizar una cucharada de semillas de linaza, una papaya pequeña y dos vasos de agua. Se trituran las semillas de linaza, se prepara el jugo de papaya sin semillas en agua y se mezcla con la linaza. Debes tomar un vaso en la mañana y otro en la tarde mientras se regulariza la deposición, ten cuidado de no consumirlo por más de quince días.

Otra preparación efectiva consiste en utilizar 4 hojas de malva, 4 hojas de verbena y 2 hojas de boldo. Se colocan las hojas en medio litro de agua caliente, se deja reposar y se cuela. Debes tomar una taza tres veces al día.

Es posible que no a todas las personas les funcionen todas las fórmulas por lo que puedes probar todas hasta que encuentres la más adecuada para tu caso.

Utilizar 1 pera blanda y madura, 7 ciruelas pasas, 1 cucharada de aceite de oliva y un vaso de agua, puede ayudarte también. Para esta preparación debes lavar muy bien la pera, partirla y sacarle las semillas, colocar un vaso de agua dentro de la licuadora, agregar las ciruelas pasas y la cucharada de aceite de oliva, licuar vigorosamente, no colar y consumir de dos a tres vasos entre comidas por día. Una vez se regule la deposición, debes disminuir la toma a un vaso diario.

Migraña

Para la común migraña, estos expertos médicos recomiendan 10 ml de tintura de manzanilla, 10 ml de tintura de hojas de menta, 10ml de tintura de raíz de jengibre y un frasco gotero ámbar. Debes mezclar los ingredientes en el gotero y tomar 30 gotas de tres a seis veces al día, dependiendo de la intensidad.

Acné

Para el acné, puedes realizar un baño facial con jabón de caléndula, agua tibia-fría, sacar suavemente y aplicar la siguiente mascarilla de tres a cinco veces por semana, preferiblemente en la noche:
Hervir dos tazas de agua, dejar reposar de tres a cinco minutos, agregar tres cucharadas de pétalos de caléndula, colar después de cinco minutos e integrar tajadas de pepino cohombro, cortadas de tres a cuatro milímetros de espesor. Después de un par de minutos, poner en la cara las tajadas de pepino sobre la frente, pómulos, mentón y nariz por cinco a siete minutos y se repite la operación dos a tres veces por sesión.

También puedes poner la ralladura de una naranja común en una taza de agua hirviendo, 2 cucharadas de cilantro y tapar el recipiente, dejando reposar el agua. Colar y agregar 4 cucharadas de avena. Aplicar en la cara de izquierda a derecha, sin tocar el área de los ojos y dejar secar. Retirar con agua tibia. Esta mascarilla puedes usarla de dos a tres veces por semana.

Recuerda en todos los casos, que si los síntomas de cualquiera de estas patologías no mejoran debes consultar a tu médico, pues siempre es necesario estar atento a cualquier molestia para evitar complicaciones futuras.

/revistafucsia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...