27 ago. 2012

Dermatitis seborreica: ¿Cómo se trata?



Dermatitis seborreica: ¿Cómo se trata? El enrojecimiento y descamación de la piel son los síntomas más frecuentes de este tipo de dermatitis que afecta principalmente al cuero cabelludo, aunque también se puede extender a otras partes del cuerpo. En el caso de los adultos, estamos ante un problema crónico y que requiere seguir un tratamiento para reducir la aparición de brotes y su intensidad. Brotes que pueden aumentar si además somos propensos a padecer estrés o en periodos de cansancio y fatiga.

¿Qué es la dermatitis seborreica? La forma más leve es comúnmente conocida como caspa, pero este trastorno de la piel va mucho más allá, ya que aunque afecta principalmente al cuero cabelludo, también puede extenderse a otras partes del cuerpo, desde la cara al pecho o los glúteos. Sus principales síntomas son el enrojecimiento y la descamación de la piel. Cuando esto sucede en los bebés, generalmente en los primeros tres meses de vida, también se denomina costra láctea. Cuando se presenta en los adultos la principal diferencia radica en que se trata de un trastorno o problema crónico, el cual evoluciona en forma de brotes, cuya intensidad puede ser mayor cuando se la relaciona con un episodio de estrés o de cansancio.


Tal y como hemos señalado, la dermatitis seborreica también puede aparecer en la cara, en concreto, en la nariz, cejas, pestañas y en los ojos. En éste último caso, entre los síntomas, también puede darse una inflamación de los párpados y aparición de costras en las pestañas. Cuando aparece en el resto del cuerpo suele manifestarse en forma de placas de color marrón recubiertas de escamas y que también pueden hacer pensar que se trata de psoriasis.

¿Por qué se produce la dermatitis seborreica?

Aunque es un problema de la piel bastante más frecuente de lo que se piensa, su origen sigue siendo una incógnita. En el caso de los bebés y adolescentes su casusa suele estar relacionada con las hormonas, es decir, en los más pequeños por las hormonas que hereda de la madre y, en el segundo caso, por los cambios hormonales propios de la edad.

¿Se puede curar?

En principio, y hasta ahora, en el caso de los adultos estamos ante un problema crónico, el cual requiere consulta al especialista para seguir el tratamiento más adecuado. El objetivo es reducir tanto la intensidad de los síntomas como los brotes de la dermatitis seborreica. Asimismo, es aconsejable acompañar el tratamiento con el uso de productos específicos para la higiene corporal. Así, en el caso del cuero cabelludo, se deben utilizar champús elaborados a base de sustancias como sulfuro de selenio o piritiona de cinc. Cuando la dermatitis se manifiesta en otras partes del cuerpo conviene aplicar geles y cremas sin grasa y, a ser posible, que incluyan en su composición piroctona, urea o alfahidroxiácidos.

Otros consejos a seguir y que nos ayudarán a evitar los brotes de dermatitis son el evitar ducharnos con agua muy caliente, evitar los ambientes excesivamente caldeados o con aire acondicionado. Asimismo, especialmente en el caso de las mujeres, debemos eludir los cosméticos grasos y utilizar productos de higiene de PH neutro o ácido. La alimentación también puede ser una buena alidada para reducir los síntomas, evitando ingerir demasiados alimentos picantes o abusar de las bebidas alcohólicas.

/ellahoy

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...