8 ago. 2012

Peeling para las mejores piernas

Aunque no es una técnica nueva, los buenos resultados del peeling lo convierten en una opción excelente a la hora de renovar la piel del cuerpo, eliminar las manchas y tratar estrías y celulitis. Conoce sus beneficios.

Todo el peso del cuerpo recae sobre ellas. Tienen los huesos más grandes, los músculos más fuertes y las articulaciones de mayor resistencia del organismo. Unas piernas sanas y bien torneadas son sinónimo de fortaleza y salud. Sin embargo, manchas, sequedad, pelos encarnados, estrías y celulitis afectan su aspecto. Para ayudar a su belleza y poder llevar los shorts, los pantalones ajustados y las minis que serán furor esta temporada, la dermatología estética cuenta con un procedimiento destinado a retirar parte de la superficie de la piel y estimular su renovación: el peeling químico en piernas.

¿Cómo se realiza?

Hay dos tipos de peelings indicados para piernas: superficiales y medios.
Peelings superficiales: la mayoría se realiza con alfahidroxiácidos como el ácido glicólico, ácido mandélico y, eventualmente, el ácido cítrico o el ácido málico. El procedimiento se realiza en el consultorio, con la paciente recostada. Primero se desengrasa la zona con acetona; luego, con pincel o hisopo, se colocan los ácidos para que actúen según la problemática a tratar. A continuación, se procede a la neutralización, que se realiza con soluciones que antagonizan la acción del ácido.

Finalmente, se coloca una crema hidratante o descongestiva, con extracto de aloe, manzanilla o agua termal, entre otros. El procedimiento puede dejar como secuela un discreto enrojecimiento transitorio, que durará de 1 a 4 horas y cierta sensación de tirantez.

Durante las 48 horas posteriores se deben tomar ciertos cuidados: no realizar actividad acuática ni usar calzas o ropa ajustada, y la exposición al sol se encuentra contraindicada. Este tipo de peelings puede repetirse cada 15 o 30 días, tres o cuatro veces en el curso del año, no más. Hay que dar tiempo a que la piel se recupere, se reconstituya; ese es el objetivo principal del peeling. Y, por otro lado, este mecanismo también ha demostrado estimular, en la profundidad de la piel, la producción de colágeno.

Peelings medios: se realizan combinando alfahidroxiácidos con betahidroxiácidos, lo que se ha denominado alfabetapeel. En una primera etapa se trabaja con ácido glicólico; luego se retira y se aplica ácido salicílico. Otra opción es el uso de tricloroacético (TCA) un ácido muy activo que se caracteriza por dejar una mancha blanca en la superficie de la piel que los dermatólogos llaman escarcha. Este escarchado se produce a los pocos segundos o minutos de la aplicación, según la sensibilidad de la piel y la concentración que se haya empleado. A las dos horas siguientes al peeling, la escarcha se transforma en una especie de costra de color oscuro que permanecerá entre 7 y 15 días. Las costras deben caerse espontáneamente y no ser retiradas por la paciente. Cuando ya no quede ninguna, la piel estará absolutamente nueva, de color rosado, muy sensible al sol y puede mancharse si sobre ella actúa luz ultravioleta.

¿Cuáles son sus efectos?

Los peelings de piernas persiguen diversos fines: permiten una sinergia con tratamientos humectantes y blanqueadores y reafirmantes; mejoran las estrías (disminuyen su color cuando son rosadas o marrones) y la calidad de la piel con celulitis; son aliados en la lucha contra el pelo encarnado, ya que previenen su formación. Además, el peeling corporal tiene, entre otros objetivos, el de coayudante en tratamientos para celulitis o de modelación corporal. Otorga una mayor absorción de los productos a utilizar en mesoterapia o en electroporación, favorece la acción de los procedimientos ambulatorios aconsejados de manera tópica, como el empleo de geles, cremas o parches, ya que prepara la piel para una mayor absorción de diversas sustancias.

/revistafucsia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...