17 ago. 2012

Las dietas yo-yo no perjudican el metabolismo ni inhiben la pérdida de peso

Los investigadores creían que la salud se resentía en aquellas personas con periódicas fluctuaciones de peso

Buenas noticias para las personas que se someten a dietas periódicas. Estos régimenes, también conocidos como dietas yo-yo, ni dañan el metabolismo, ni inhiben la capacidad de perder peso. Así lo asegura una reciente investigación del Centro de investigación contra el Cáncer  Fred Hutchinson, que desmiente que sean perjudiciales para la salud, más allá de su efecto desalentador.

Las dietas yo-yo, que no son otra cosas que las fluctuaciones constantes de peso, después de someterse a restricciones alimentarias, no son dañinas, ni impiden que las personas se liberen de los kilos de más en sucesivas dietas.

El centro de investigaciones contra el cáncer, Fred Hutchinson, desmiente lo que hasta ahora ha sido un tópico.

"Hasta donde sabemos, no existen estudios anteriores que  de algún efecto por  la fluctuación de peso o cambios metabólicos y hormonales inducidos por una intervención de este tipo, según explicó la doctora Anne McTiernan, investigadora principal.

"Una historia de pérdida de peso sin éxito no debe disuadir a una persona de nuevos futuros intentos de perder peso o de someeterse a una dieta saludable y actividad física regular que conduzca al  control de peso con éxito".

Los investigadores siguieron durante un año a unas 439 pacientes mujeres con sobrepeso, obesos y sedentarios, a las que dividieron en cuatro grupos, según publicó el ' Daily Mail.'

Un grupo fue sometido a una dieta baja en calorías, un segundo a caminatas ligeras,  otro a dieta baja en calorías más ejercicios ligeros y un último que no recibió ninguna intervención particular.

Al final del estudio los participantes en los grupos con la dieta sola y el sometido a la dieta, más ejercicio, perdieron alrededor de un 10% de su peso inicial, que era el objetivo del programa.

El análisis tuvo como objetivo determinar si las mujeres con un historial de las fluctuaciones del peso moderada o grave se encontraban en una situación de desventaja frente a las que no tenían antecedentes de este tipo.

Sin embargo, no había variación alguna. Las pacientes con historial de dietas yo-yo tenían un promedio de casi 20 kilos más en el inicio del estudio, pero no hubo diferencia en su capacidad de perder peso.

Otros factores fisiológicos, como la presión arterial, sensibilidad a la insulina y las concentraciones en sangre de hormonas como la leptina (que ayuda a que uno se sienta lleno) y la adiponectina (que ayuda a regular los niveles de glucosa) tampoco mostró diferencias significativamente entre las personas con un peso fluctuante.

Lo que sí confirmaron fue el vínculo entre sobrepeso, obesidad y sedentarismo con el aumento del riesgo de ciertos tipos de cáncer", dijo McTiernan

/telecinco

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...