29 jul. 2009

BRÉCOL, FUENTE DE SALUD


De la familia de la coliflor, el consumo de este vegetal ayuda a reducir el riesgo de cáncer y de otras enfermedades

POR CAROLINA G. MENÉNDEZ Perteneciente al grupo de las crucíferas y de la familia del repollo, la col y la coliflor, el brécol o brócoli es uno de los vegetales con más nutrientes y menos calorías. Es rico en calcio, ácido fólico, azufre, vitaminas, betacaroteno y fósforo. Sus numerosas propiedades y su alto nivel en antioxidantes lo convierten en un alimento que puede ayudar a reducir el riesgo de algunas formas de cáncer, así como de enfermedades cardiovasculares, gastritis, úlceras y diabetes.

Para aprovechar sus vitaminas y minerales es recomendable consumirlo muy fresco y preferiblemente al vapor, bien sólo con unas gotas de aceite o limón para acentuar su sabor, bien como acompañamiento de una carne o un pescado. También se utiliza en la preparación de ensaladas, sopas y guisos, entre otros platos.

Al tratarse de un producto con poca grasa y bajo en calorías (tiene menos de 40 por cada 100 gramos), es ideal en las dietas de adelgazamiento, señala la médica Matilde López Llano. Del brécol, esta especialista en nutrición también destaca su elevado porcentaje en calcio, convirtiéndolo en una verdura muy a tener en cuenta por las mujeres, sobre todo en la menopausia, así como su aporte bajo en azúcares, lo que le permite ser consumido por los diabéticos. También es aconsejable para las personas que necesitan ácido fólico y hierro, caso de las embarazadas, personas con anemia o convalecientes de alguna enfermedad. Igualmente, sus niveles de fibra hacen que sea un vegetal adecuado para quienes padecen estreñimiento y, por contra, desaconsejado en aquellas personas que sufren problemas intestinales, ya que puede producir gases y flatulencias.

El brécol, vegetal casi desconocido hasta hace poco tiempo porque no formaba parte de la serie de alimentos que integran la cocina tradicional española, puede encontrarse actualmente en los mercados durante todo el año. A la hora de comprarlo es conveniente observar que sea firme al tacto, tenga color verde, no presente manchas ni mohos y no esté amarillento.

Para su conservación debe mantenerse, sin lavarlo, dentro de una bolsa de plástico en el recipiente de la nevera destinado a los vegetales. Si se moja pierde rápidamente su textura y le aparece una capa de moho. En este caso, hay que lavarlo antes de cocinarlo.

n Producto con un elevado nivel de agua y bajo en calorías, grasas e hidratos de carbono.

n Rico en calcio, ácido fólico, antioxidantes y fósforo.

n La fibra lo hace adecuado para quienes padecen estreñimiento, pero no recomendable para personas con problemas intestinales, porque produce gases.

n Consumirlo muy fresco y cocinado al vapor para aprovechar todos sus nutrientes.

n Comprarlo observando que esté firme al tacto, de color verde y sin manchas.

n Conservarlo, sin lavarlo, en el recipiente de los vegetales de la nevera, dentro de una bolsa de plástico para evitar que se moje.

/lne.es

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...