31 jul. 2009

AL DÍA CON SUS MERIENDAS


El regreso a clases implica varias inquietudes con miras a que nuestros hijos tengan un provecho académico exitoso. Y en el interés por lograr esa finalidad, no podemos pasar por alto la importancia de sus meriendas y de hacer una elección acertada de alimentos.

La licenciada Alicia Díaz Boulon, experta en nutrición y dietética, nos recuerda que “tres comidas y dos o tres meriendas saludables al día ayudan a los niños a cumplir con sus requisitos de calorías para su crecimiento y desarrollo”. Además, resalta que la alimentación “durante la niñez y la adolescencia va a influir en el estado de salud de cuando sean adultos”. También aclara que la cantidad de alimentos recomendados “va a depender de la edad del niño, el desarrollo, y el tiempo que dure la jornada escolar”.

Díaz Boulon señala que, para influir en los hábitos de alimentación de sus hijos, los padres “deben dar un buen ejemplo consumiendo meriendas saludables”, además de hacerlos entender la importancia de tener una alimentación variada y balanceada.

Para finalizar, la nutricionista sugiere a los padres con niños que requieran dietas especiales (diabéticos, alérgicos, etc.) “llevar a la escuela la prescripción médico-nutricional para que las autoridades escolares puedan hacer los arreglos necesarios para asegurarse que los niños consuman los alimentos recomendados”. También, orientarlos para evitar la práctica de intercambiar sus alimentos.

La Lcda. Alicia Díaz Boulon es instructora del Programa de Internado en Dietética del Recinto de Ciencias Médicas, Universidad de Puerto Rico.

Al preparar las loncheras

Diariamente, limpia la lonchera por dentro y por fuera. También, los paquetes de hielo seco.

Para mantener los alimentos fríos, incluye una bolsa de hielo seco en la lonchera y úsala para mantener los alimentos fríos. El empaque de jugo puedes colocarlo congelado para que mantenga la temperatura fría.

Utiliza un recipiente con material aislante para los alimentos calientes.

Las meriendas deben ser bajas en sal, azúcares añadidas, grasas y de alto valor nutricional. Es decir, deben proveer vitaminas y minerales.

Las meriendas deben tener menos de 140 mg de sodio por porción.

Selecciona productos libre de grasas trans (menos de 0.5 gramos por porción) y bajos en grasa saturada (menos de 0.5 gramos por porción). Los productos no deberían tener más de 5 gramos de grasa total por porción.

Opta por productos con menos de 10 gramos de azúcar por porción o los que son bajos en azúcar (menos de 5 gramos por porción).

Permítele al niño participar en la preparación de la lonchera (seleccionar, preparar y empacar los alimentos, etc.).

Si el niño rechaza algún alimento, sustitúyelo por otro saludable dentro de ese mismo grupo de alimentos.

Sugerencias saludables

Ejemplos de meriendas que combinan dos ó más grupos de alimentos:

Fruta fresca (guineo, fresa, melones, china mandarina, manzana) con una barrita de queso.

Galletas integrales con mantequilla de maní y un jugo 100% de fruta.

Yogur y una fruta fresca.

Pan pita con humus o atún.

Ensalada de frutas o vegetales crudos con “cottage cheese”.

Frutas secas con nueces y un yogur (no se recomiendan nueces para niños menores de 4 años por el peligro de atragantarse).

½ sándwich en pan integral con jamón, queso bajo en grasa y un jugo 100% de fruta.

Popcorn, pedazo de queso y jugo 100% de fruta.

Sándwich con mantequilla de maní y jalea.

Puré de manzana y un rollito de jamón y queso.

Barra de cereal o de granola y un jugo 100% de fruta.

Cajita de cereal con leche o yogur.

Yogur con granola.

Papitas de bolsa horneadas y una barrita de queso.

Galletas integrales con queso y barritas de zanahorias.

Galletas de higo, pedazo de queso y jugo 100% de fruta.

Galletas de avena y yogur.

Coctel de frutas, galletas integrales y queso.

“Wrap” de pollo o de atún.

/primerahora.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...