23 dic. 2011

La dieta mediterránea, el nuevo tratamiento de fertilidad

La dieta mediterránea aumenta las posibilidades de lograr un embarazo. Así lo demuestran dos estudios realizados en las universidades de Navarra y Harvard. En uno se quería comprobar si mejoraba la calidad de los espermatozoides y en el otro si beneficiaba a las mujeres con problemas para concebir. En ambos casos, ¡positivo!

La dieta mediterránea es rica en fruta, verduras, legumbres y pescado y a sus innumerables virtudes ahora se le suman dos: proporciona un mayor porcentaje de espermatozoides móviles en los hombres y aumenta la fertilidad de las mujeres.

La dieta mediterránea aumenta la movilidad de los espermatozoides

Investigadores de la Universidad de Murcia han participado en un estudio internacional liderado por un equipo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard para comprobar si los hábitos alimentarios podrían condicionar los parámetros seminales en jóvenes sanos, es decir, si lo que comen los hombres influye en la calidad y cantidad de espermatozoides.

Las pruebas se realizaron a 188 universitarios estadounidenses entre 2009 y 2010, de los que se obtuvieron tanto los parámetros espermáticos como los hábitos alimenticios. Dividieron a los chicos en dos grupos de hábitos de consumo: "prudente" o "mediterráneo" (los que comían habitualmente pescado, fruta, verduras, legumbres y cereales integrales) y "occidental" (los que tenían una dieta en la que predominaba la carne roja, carne procesada, pizza, snacks, dulces y bebidas energéticas).

Teniendo en cuenta factores como el tabaquismo, ingesta total de calorías, tiempo de abstinencia sexual, índice de masa corporal (IMC) o nivel de ejercicio físico, llegaron a la conclusión de que, aunque la dieta no parece tener un impacto sobre la forma o el número de espermatozoides, la movilidad sí resulta afectada.

La dieta mediterránea aumenta las posibilidades de quedarse embarazada

La dieta mediterránea también podría beneficiar a las mujeres que estén buscando un embarazo, según un estudio elaborado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y el Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra.

En el estudio participaron 2.000 mujeres de entre 20 y 45 años, en las que se observó que las mujeres que siguen un patrón de alimentación más cercano a la dieta mediterránea tienen menos dificultades para lograr un embarazo.

Al igual que en el caso de los varones, las voluntarias seguían dos patrones de dieta fundamentales: un patrón más occidentalizado y un patrón mediterráneo.

Tras realizar el seguimiento durante una media de seis años y medio, comprobaron que las que habían seguido la dieta mediterránea tenían una probabilidad un 44% menor de tener problemas para lograr un embarazo.

/serpadres

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...