9 dic. 2011

El ejercicio extremo podría ser peligroso para el corazón

Practicar ejercicio de resistencia extrema, como el entrenamiento para un maratón, puede afectar al corazón, revela una investigación realizada con 40 deportistas de alto rendimiento en Australia.

Después de analizar varias imágenes extraídas por resonancia magnética de un grupo de atletas que entrenan para participar en eventos como triatlones o carreras de ciclismo de montaña, los investigadores descubrieron que, en la mayoría de los casos, los músculos del corazón se habían estirado más de lo normal.

Aunque muchos de los deportistas se recuperaron completamente en una semana, cinco seguían mostrando heridas de carácter más permanente.

Los investigadores explicaron en la revista European Heart Journal cómo estos cambios pueden causar problemas al corazón como arritmias. Aclararon, no obstante, que sus hallazgos no deben interpretarse como una afirmación de que el ejercicio de resistencia no es saludable.

En la mayoría de los atletas, una combinación de entrenamiento razonable y recuperación debería provocar una mejoría en las funciones del músculo del corazón, señalaron. Pese a ello consideran que es necesario hacer más investigaciones debido a la pequeña muestra de su estudio realizado en Australia. En un principio la investigación contemplaba los riesgos de salud asociados al deporte extremo.

Beneficios de la actividad física

El director médico de la maratón de Londres, el profesor Sanjay Sharma, valoró el estudio como interesante pero considera que es necesario investigar más al respecto.

"Mi opinión personal es que el ejercicio de resistencia extrema probablemente no causa daños al corazón en algunos atletas. Ahora bien, no creo que el cuerpo humano esté diseñado para hacer ejercicio durante 11 horas al día, así que un daño al corazón quizás no se tan improbable".

Sin embargo, todavía no se puede asegurar que la participación en deportes de resistencia provoca daños a largo plazo.Y Doireann Maddock, de la Fundación Británica del Corazón, dijo que los hallazgos no deberían ahuyentar a la gente de hacer ejercicio.

"Es importante recordar que los beneficios de una actividad física están bien establecidos y aceptados. Los deportistas de alto rendimiento que han participado en este estudio estuvieron compitiendo en jornadas largas y después de entrenar durante más de 10 horas a la semana. Más estudios a largo plazo serán necesarios para determinar si el ejercicio de resistencia extrema puede causar daños en el ventrículo derecho del corazón en algunos atletas. En cualquier caso creemos que cualquier atleta de resistencia debería discutir el asunto con su médico de cabecera''.

El corazón antes y después del esfuerzo

Para el estudio, los científicos estudiaron a los atletas dos semanas antes de sus competencias, inmediatamente después de ellas y una semana más tarde.

Después de las carreras los corazones de los atletas habían cambiado de forma. El ventrículo derecho, una de las cuatro cámaras en el corazón involucradas en el bombeo de sangre, apareció dilatado y no funcionaba de manera óptima como lo hacía en las semanas previas a la carrera.

Los niveles de una sustancia química llamada BNP, producida por el corazón en respuesta a un estiramiento excesivo, habían aumentado.

Una semana más tarde, la mayoría de los corazones de los atletas recuperaron el estado que tenían antes de las competencias. No obstante, en cinco de ellos que entrenaron y compitieron igual que los demás, se observaron signos de cicatrización del tejido del corazón mientras que la función ventricular derecha había quedado disminuida en comparación con la lectura previa a la carrera.

/bbc

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...