22 dic. 2011

Cuando el amor engorda: 5 formas para cuidar tu figura en pareja

Si el amor alimenta el alma, los planes de pareja que siempre llevan comida de por medio, alimentan la barriga de muchas calorías y excesos. Cuando se agotan las ideas, comer está entre las mejores opciones: cualquier situación es perfecta para amarse al calor de los carbohidratos. Recomendaciones de cupido para tu figura.

Estar juntos, en las buenas y en las malas, las 24 horas del día respirando el mismo aire y hasta compartiendo el mismo plato. Compartir este tipo de actividades gastronómicas se ha convertido en un ritual de pareja del que pocas veces te puedes zafar.

Los hombres tienen un apetito voraz (y sí, también  nos referimos a la comida) y no tendrán ningún tipo de remordimientos si pasan un fin de semana a punta de alimentos chatarra. Pero cuando el plan alimenticio y de descanso te incluye, poco a poco le vas dando la talla y terminas comiendo en las mismas proporciones que él, o por lo menos, con la misma frecuencia.

Evita tener un triángulo amoroso entre novio, la comida y tú.

1.    Más poquito, por favor: Algo es claro: no comes por obligación. Comes por compartir un momento con tu pareja y, sobre todo, porque tienes ganas. Si ya conoces la rutina y sabes con claridad en qué momentos de la semana salen a cenar o de qué días disponen para una comida o almuerzo juntos, aprovecha el momento pero ve con el estómago preparado. Antes de salir de la casa o la oficina, ingiere un trozo de queso, fruta o yogurt: te quita la ansiedad, produce llenura y alimenta.

2.    Maratones de comida: Hay días para descansar y para comer como desquiciados.
Pero de ahí a que se convierta en la regla de cada sábado o domingo en la tarde, es una tradición que debes maniobrar con inteligencia. Como el asunto es casero y estás con los utensilios a la mano, prepara snaks saludables y deliciosos. Batidos de frutas, tortas integrales, quesos y jamones, sanduches con verdura y carne o cremas calientes. Si no lo logras convencer y él se sigue inclinando por la hamburguesa con papas, prefiere el plato dietético y prémiate con un dulce o cualquier tentación que te deje satisfecha y sin hambre.

3.    Levántate de la cama:
El plan de arruncharse es realmente delicioso y motiva a la intimidad, pero hibernar en la cama durante maratónicas jornadas, no solo deteriora la relación sino que agranda tu trasero. Y ni hablar del sofá, el lugar más incómodo después de estar postrados por dos horas seguidas. Entre más larga sea la relación, menos es la actividad física y la pareja prefiere la comodidad de la casa para juntar cuerpos y compartir tiempo; salir se convierte en cosa del pasado y no hay mejor plan que dormir o ver televisión durante todo el día. La solución: programa salidas deportivas por lo menos 4 veces al mes. Vuelve a la ciclo ruta los domingos, vayan a una caminata ecológica, salgan al parque a jugar tenis o basquetbol, aprovechen un día soleado y vayan  de compras o simplemente a caminar. También puedes planear actividades lúdicas grupales, como una tarde de bolos con los amigos.

4.    Un plato para ti, un plato para mí:
No estás en ninguna competencia para saber a quién le cabe más en el estómago. Déjalo que coma lo que quiera sin ninguna clase de remordimientos. La nutricionista Elizabeth Ward explica que cuando la mujer ve a su novio comer en abundancia, distorsiona las porciones correctas de alimentos: no distingue entre lo que es normal y lo que es cotidiano. Los hombres tienen mayor masa muscular y por eso  necesitan más calorías para su cuerpo. Una proporción ideal, según la especialista, es comer 3 /4 partes de lo que él se sirve en el plato.

5.    Tus golosinas, sus golosinas:
Vayan al mercado juntos. No dejes que él compre tu comida a su gusto o el colapso calórico hará asomo. Tú eres más susceptible a adoptar sus hábitos alimenticios que él a los tuyos. En un santiamén podrás estar tirada en un sillón llena de Doritos y bebiendo gaseosa como plato fuerte del fin de semana. Comiendo al mismo ritmo y las mismas cosas de él, no hará que te quiera más o que admire tu poca preocupación por la belleza del cuerpo, principal motivo por el que muchas mujeres buscan la aceptación de su novio o esposo con un mecanismo más para conectarse con ellos: a través de un paladar similar.

/revistafucsia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...