26 feb. 2009

CONSEJOS PARA ECONOMIZAR: LAS CONSERVAS EN LATA

En cocina es muy recomendable tener en el fondo de armario una serie de productos básicos con los que podamos resolver la comida de cada día sin mayores problemas.

Lo ideal es disponer de suficiente espacio en casa para almacenar estos productos, ya sea la clásica despensa, que en las cocinas tradicionales se usaba para almacenar todo tipo de alimentos, o espacios alternativos, dedicando por ejemplo unos cuantos estantes de nuestra cocina a este fin. Si tenemos un sótano o trastero de fácil acceso también podemos destinar un espacio para ésto, siempre que estén alejados de la humedad y el calor excesivo, alejándolos de fuentes de calor, como calderas o motores.

Las latas son una forma de conservación ideal, ya que aseguran una caducidad de varios años por el proceso de esterilización al que son sometidas. Además no absorben olores ni sabores, al estar herméticamente cerrados, y son fáciles de transportar.

Aprovechemos las ofertas en todo tipo de verduras envasadas, como corazones de alcachofas, espárragos, tomates pelados, tomate triturado, maíz, aceitunas, setas, pero también de pescados, como atún en aceite, mejillones y sardinas. Más abajo os ofrezco una tabla con los principales alimentos en lata que podemos incluir en nuestra despensa básica.

Una precaución importante, a la hora de la compra, es verificar que las latas no tengan abolladuras o golpes de ningún tipo, ya que el vidriado interior podrá estar alterado, con lo que la conservación puede no ser adecuada. Otro consejo es no comprar latas muy grandes, ya que una vez abiertas deben consumirse lo antes posible. Si sobrara algo del contenido lo pasaremos a un tupper hermético y guardaremos en frío, nunca en la misma lata.

Prácticamente casi cualquier alimento se puede encontrar enlatado, aunque huiría de platos precocinados a los que muchas familias con falta de tiempo o pocas ganas de cocinar se acostumbran. Sobre todo por razones de salud, por los abundantes aditivos y conservantes añadidos, pero también una cuestión de paladar, es mejor cocinar esos platos nosotros mismos.

Tampoco tiene sentido acumular en exceso de alimentos, que se nos van a caducar en nuestras estanterías. Yo prefiero tener una cantidad suficiente de cada uno, de manera que no falte y que se vaya reponiendo sin problemas. Imaginemos que consideramos adecuado tener 8 latas de tomate triturado. Si una semana gastamos dos o tres, en la siguiente cesta de la compra bastará adquirir esas 2-3 latas con lo que nuestras reservas estarán siempre intactas.

Desde el punto de vista del ahorro, si vemos uno de esos productos en una buena oferta, no dudemos en comprarlos en mayor cantidad, siempre que tengamos suficiente espacio para almacenarlos, pero sin volvernos locos. Pensemos que son productos de larga duración, pero no eternos.

La tabla de enlatados que os ofrezco abajo está calculada para una familia de 3-4 miembros, y son productos básicos que sirven para muchas elaboraciones, por lo que no deben faltar en una despensa bien surtida. Espero os sea de utilidad. (Ver mas)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...