4 may. 2009

ACNÉ Y DIETA, UN VÍNCULO QUE MERECE ATENCIÓN


INGRID SALAS B., DERMATÓLOGA

El acné, una condición dermatológica común, afecta a muchos individuos en diferentes etapas de la vida.

El rol específico de la dieta en el desarrollo del acné ha sido objeto de debate público por mucho tiempo, pero esta controversia ha sido particularmente notoria en los últimos años con nuevos estudios.

Estos avances indican que el efecto potencial de la dieta sobre la aparición de esta afección, y la creencia de que la dieta afecta el acné ha sido ampliamente sostenida.

En los últimos 30 años la mayoría de dermatólogos le han sostenido a los pacientes que el acné no tiene relación directa con los alimentos consumidos. Esto basado en aportes científicos de dos estudios evaluando el efecto de la ingesta de chocolate, bebidas gaseosas y leche.

Usaron chocolate en la ingesta habitual comparado con un grupo donde el chocolate estaba ausente en la dieta. Las lesiones de acné en los dos grupos no evidenciaron nada. De igual forma se evaluó el consumo de leche en relación con las manifestaciones clínicas de acné, sin resultados concluyentes en su relación causa- efecto.

En 2002 Cordain y Cols lanzaron la hipótesis de que la ausencia de lesiones de acné en poblaciones de Paraguay y Papua Nueva Guinea tenía relación con la dieta hipoglicémica (baja en azúcares) de estas personas.

La teoría de la dieta baja en azúcares postula que con ella los niveles de insulina (importante en el metabolismo) no se elevan y por tanto no se da inicio a la cascada de efectos metabólicos que lleva al aumento de las hormonas conocidas como andrógenos, implicadas claramente en la aparición del acné.

De forma más concreta, se señala que las dietas ricas en azúcares y harinas (hiperglicémicas) inducen elevación de insulina en sangre y subsecuente aumento del factor de crecimiento insulina-simil (Igf-1), este a su vez induce hiperqueratosis (engrosamiento de la capa externa de la piel) e hiperplasia epidérmica (engrosamiento de la piel), que son las fases iniciales en la obstrucción del folículo.

También el Igf-1 puede estimular los andrógenos aumentando así la producción de sebo. Existe evidencia clínica de que los pacientes con acné tiene niveles elevados de Igf-1.

Durante el último congreso de la Academia Americana de Dermatología realizado en San Francisco California en marzo de 2009, se reportó la mejoría de la condición clínica de los pacientes con acné tras seguir la dieta hipoglicémica, también conocida como la dieta “South Beach”.

La dieta de “South Beach” imita las características nutricionales de las dietas encontradas en poblaciones no occidentalizadas, conocidas por la ausencia de acné, libres de comidas procesadas, granos de cereales, azúcares refinados, aceites refinados, y compuesta casi en su totalidad por frutas frescas, vegetales, carnes magras, pescados y comida de mar.

Una de las mejores evidencias en relación al vínculo dieta-acné se da en las pacientes con síndrome de ovario poliquístico (ciclos menstruales irregulares, aumento del vello facial y otras áreas, obesidad y acné). En estas pacientes hay un nivel aumentado de Igf-1 y de los andrógenos.

De forma interesante se sabe que medicamentos que disminuyen niveles de insulina en la sangre mejoran el estado de estas pacientes.

LECHE Y ACNÉ

Dos estudios encontraron una asociación positiva entre la ingesta de leche y la aparición de lesiones de acné.

La leche ha sido asociada al aumento del Igf-1, pero además de esto, existe la hipótesis de que la leche de vaca tiene hormonas endógenas que pueden estimular la formación de comedones (clavos, puntos negros). La leche además contiene varios componentes que pueden alterar la unidad pilosebácea como estrógeno, progesterona, andrógenos, precursores de andrógenos y moléculas bioactivas.

Es importante recordar que el acné es influenciado por múltiples factores y no exclusivamente por la dieta, de tal forma que la restricción dietaria sería uno de los frentes a considerar en el manejo del mismo.

Lo que es innegable es que la evidencia a favor del papel que juega la dieta sobre las lesiones de acné está dada a más investigaciones que serán necesarias para delinear con precisión esta relación.

/www.eluniversal.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...