7 abr. 2009

NO MARGINAR


Qué triste es segregar a las personas y ver que éstas se sienten marginadas.

Un negrito estaba en la cola para entrar en el cielo. Los que estaban por delante de él empezaron a urdir.

- Nosotros tenemos que decir todo lo bueno que hicimos en vida....

Y añadieron intencionalmente su cuota de segregación.

- Nos van a tener que abrir la puerta de par en par porque nosotros, además, somos blanquitos, rubios de ojos azules...

Obviamente, tenemos preferencia.

El negrito que escuchaba todo esto, se acongojó.

- También en el cielo harán discriminación - dedujo.

Pero ideó una estratagema para cuando le tocara su turno de presentación.

- Nombre y apellido - indagó San Pedro.

- Leonardo Di Caprio - exclamó con convicción el negrito sacando pecho.

- !Ah¡ !Ah¡ - exclamó San Pedro, mientras lo miraba de arriba abajo.

Pero no hay nada mejor que verificar las cosas yendo a las fuentes.

El custodio del cielo, un poco desconcertado, levantó el teléfono, llamó a Tata Dios y le preguntó:

- Jefe, tengo una duda: el Titanic, el barco ¿se hundió o se quemó?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...