5 ene. 2012

Dietas cetogénicas

¿Dietas ceto… qué? Se llaman dietas cetogénicas aquellas que son ricas en grasa; es decir, la energía que nos aportan los alimentos proviene en mayor medida de las grasas que de proteínas e hidratos de carbono. Este concepto se relaciona más con la proporción de estos nutrimentos, más que con la cantidad de cada uno de ellos.

El uso de las dietas cetogénicas, o ricas en grasa, en la actualidad se puede resumir en dos categorías: para bajar de peso o de manera terapéutica. Y a continuación se hablará un poco sobre ambos usos.

Vale la pena recordar que de manera normal el cuerpo humano necesita de cantidades adecuadas de proteínas, hidratos de carbono y grasas para funcionar. Cada uno de estos tres macronutrimentos tiene una función específica en el cuerpo, por lo que es importante mantener un equilibrio entre su consumo. De lo contrario, puede haber repercusiones en el organismo. Idealmente, el cuerpo no debe pasar más de 4 horas en ayuno (excepto cuando duerme, pues el metabolismo disminuye); y cada cierto tiempo nuestro organismo está acostumbrado a recibir alimentos, los cuales son el combustible que necesitamos para funcionar. Con una correcta proporción de dichos nutrimentos, el cuerpo mismo se asegura que las proteínas sean utilizadas como estructura, las grasas se vayan a los almacenes de energía y los hidratos de carbono se utilicen para la producción de energía. Entonces, cuando se altera la proporción que consumimos de estos nutrimentos, también se modifica la función que desempeñan en nuestro cuerpo.

Cuando pasamos mucho tiempo en ayuno, o cuando aumentamos la proporción de grasas que consumimos, éstas empiezan a ser utilizadas como fuente de energía, y como consecuencia se producen cuerpos cetónicos (de ahí deriva el nombre de las dietas cetogénicas).

Considerando lo anterior, las dietas cetogénicas utilizadas para bajar de peso no se recomiendan. Normalmente estas dietas se fundamentan en el hecho de que al consumir grasas y utilizarlas como fuente de energía, disminuirán entonces las reservas corporales y se disminuirá el peso corporal. Sin embargo, estas dietas no pueden ser administradas por más de un par de semanas seguidas ya que puede haber repercusiones en la salud, sin mencionar que al dejar de consumir cantidades adecuadas de otros alimentos, se pueden desarrollar deficiencias de nutrimentos. Las alteraciones que se producen en el funcionamiento del cuerpo no son óptimas, y a pesar de que son reversibles, el consumir altas cantidades de grasas por tiempo determinado no fomenta la salud ni el mantener un peso óptimo a largo plazo.

Por otro lado, las dietas cetogénicas se han utilizado como parte de la terapia de personas que padecen epilepsia y otros trastornos neuronales en los que puede haber convulsiones. El fundamento para su uso se encuentra en el hecho de que al utilizar las grasas como fuente de energía y generar cuerpos cetónicos, cambia la química del cerebro y disminuye la conducción de impulsos nerviosos que favorecen los ataques epilépticos. Es importante mencionar que en estos casos, la dieta cetogénica se utiliza además del tratamiento farmacológico, y el paciente debe ser estrechamente vigilado. Asimismo, para lograr tener una alimentación cetogénica con dicho fin, es indispensable hacer los ajustes en los nutrimentos de manera paulatina.

Finalmente, vale la pena recapitular que las dietas cetogénicas pueden ser benéficas para personas que padecen alguna enfermedad como la epilepsia, siempre y cuando sean complementarias a otros tratamientos y estén estrechamente monitoreadas por un profesional de la salud. Por otro lado, este tipo de dietas no representa una buena ni saludable opción para aquellas personas que desean bajar de peso, y existen maneras menos riesgosas y más efectivas para hacerlo y mantenerlo a largo plazo.

JOIN es una plataforma de expresión y opinión para todas las personas, por lo que este artículo representa sólo la voz de uno de nuestros colaboradores y no necesariamente refleja nuestra posición, punto de vista u opinión

/join.org

1 comentario:

dieta cetogénica dijo...

He oído hablar varias veces de esta dieta y nunca me animo a probarla, aunque seguro que lo acabo haciendo para ver qué tal es!

Un saludo,
Laura

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...