19 sept. 2012

La apnea del sueño es también común entre las mujeres

Un nuevo estudio ha encontrado que muchas mujeres también sufren de apnea del sueño, en especial las obesas y las que tienen presión alta. De ser así, éste ya no sería un problema casi exclusivo de los hombres, como se creía hasta el momento. Aquí te contamos más detalles sobre este hallazgo y por qué es peligroso tener apnea del sueño.

Un grupo de investigadores de las universidades de Uppsala y de Umea, en Suecia, encuestó a 400 mujeres a partir de los veinte años y las sometió a un estudio del sueño, para determinar si tenían algún problema y definir más detalles sobre la calidad de su descanso.
Así encontraron que la mitad de las mujeres tenían señales de apnea obstructiva del sueño. Más aún, entre las participantes con presión arterial alta o hipertensión, el 80 por ciento sufría de apnea del sueño y esa cifra subía al 84 por ciento entre las mujeres obesas. Además, según estos resultados que aparecen en la edición en línea del 16 de agosto de la revista European Respiratory Journal, entre las mujeres con sobrepeso que tenían entre 55 y 70 años de edad, el 31 por ciento experimentaba apnea del sueño grave.

Por esto, esta condición que se consideraba casi exclusiva de los hombres también debe poner en alerta a las mujeres.

La apnea del sueño es una condición que provoca pausas frecuentes en la respiración durante el sueño, es decir que la persona deja de respirar por unos segundos mientras duerme, lo que en general hace que se despierte varias veces durante la noche y, por ese mismo motivo, que no pueda descansar bien.

Como los episodios de apnea ocurren mientras estas durmiendo, es posible que no te des cuenta de que la sufres, a menos que tu pareja te diga que tus ronquidos no son normales o suenan raro. ¿Cómo se distinguen? Los ronquidos generalmente se producen cuando el aire que respiras tiene dificultad para llegar a tus pulmones y produce ruido al tratar de entrar por tu nariz, tu boca y tu garganta. A pesar de que puede ser molesto, el roncar es bastante común y no causa problemas para tu salud.

Por el contrario, las apneas del sueño sí son un problema de salud, porque es peligroso que el cuerpo deje de recibir aire, aunque sea por unos pocos segundos: cada episodio sin respirar baja inmediatamente el nivel de oxígeno en tu sangre. Imagínate lo que puede pasar en tu cuerpo cuando esos episodios se repiten varias veces en una misma noche.

La apnea del sueño severa puede provocar el deterioro y la muerte de algunas células; puede causar presión arterial alta, arritmia cardíaca, infartos y apoplejías (accidentes cerebrovasculares). Además, en cualquier momento de la noche puede ser que tu corazón o tus pulmones simplemente se detengan y sufras un paro cardíaco o un paro respiratorio.

¿Por qué se producen? En la mayoría de los casos, por una obstrucción en tu garganta, en la boca o en la nariz, que impide que pase el aire, por eso se la conoce como apnea obstructiva del sueño. También hay otro tipo de apnea que es más rara, se le. conoce como “central” y se caracteriza porque los músculos de la respiración no reciben las señales adecuadas del sistema nervioso central, que se encuentra en el cerebro, y por eso no actúan para que respires.

Si no tienes a nadie que pueda decirte si roncas raro o no, tú mismo puedes darte cuenta que algo no está bien. ¿Cómo? La señal es que te sientas cansada(o)  y sin energías durante el día. En casos muy severos hay personas que incluso tienen episodios durante el día en que se quedan dormidos por periodos cortos.

El cansancio causado por la apnea del sueño puede ocurrir por dos razones: por un lado, porque el cuerpo no recibe el oxígeno que necesitan las células para almacenar y generar energía; por otro, cuando dejas de respirar, tu cerebro se da cuenta y envía una señal de emergencia para que busque aire. Cada vez que esto sucede, que puede ser 30 veces por hora, tu cuerpo te saca de la profundidad de tu sueño para que puedas reaccionar. ¿Quién puede descansar así?

Seas hombre o mujer, si notas que no estás descansando bien o alguien te ha dicho que estás roncando, consulta con un especialista para que te haga los controles necesarios (se diagnostica con un estudio que se llama polisomnografía o estudio del sueño mientras duermes). De esta forma te darán el tratamiento adecuado en tu caso particular, si lo necesitas. No sólo te sentirás menos cansado(a), la apnea del sueño que no se trata puede ser peligrosa.

/vidaysalud

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...