13 mar. 2009

SANIDAD ESTUDIARÁ LA PRESENCIA DE SAL EN LA DIETA E INCENTIVARÁ EL CONSUMO DE FRUTAS Y VERDURAS EN EL COLEGIO


Pretende reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y prevenir la obesidad


El Ministerio de Sanidad y Consumo va a poner en marcha un Plan de Acción para la Reducción del Consumo de Sal y Prevención de la Hipertensión Arterial. El objetivo es reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como la enfermedad isquémica cardiaca y la cerebro-vascular, relacionadas ambas con la hipertensión, y ésta, a su vez, con una elevada ingesta de sal.

La prevalencia de hipertensión arterial en la población española se sitúa en torno al 35%, aunque es más elevada en edades avanzadas

"La Organización Mundial de la Salud estima que más de la mitad de los casos de estas dos enfermedades se debe a la presión arterial elevada", señaló ayer el ministro Bernat Soria, durante la inauguración de la III Convención NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad). El titular de Sanidad recordó que la prevalencia de hipertensión arterial en la población española se sitúa en torno al 35%, aunque es más elevada en edades avanzadas. Con el citado plan "queremos conocer el consumo medio de sal en España y sus principales fuentes", dijo Soria, quien destacó que ya se ha conseguido reducir considerablemente el sodio que se ingiere a través del consumo de pan (un 26,4%).

El ministro explicó que ahora se analizará el contenido en sal de los alimentos más consumidos por la población para determinar cuál puede ser la repercusión en la dieta de los españoles la modificación de los niveles de sodio en dichos productos.

"School fruit"

Otro de los objetivos del Ministerio es prevenir la obesidad, especialmente la infantil. La prevalencia de la obesidad infantil es del 9,13% y el 18,48% de la población española de entre 2 y 17 años presenta sobrepeso. Esto significa que uno de cada cuatro niños españoles -el 27,61%- tiene exceso de peso. Sanidad quiere evitar que los críos obesos sean adultos obesos, con el consecuente aumento de costes sanitarios que comprometería la eficiencia del sistema público.

El programa "School fruit" contempla la distribución gratuita de frutas y verduras en los colegios


"La obesidad aumenta de manera sustancial el riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades crónicas prevalentes en nuestra sociedad", señaló Soria.

Para luchar contra la obesidad infantil, y de paso mejorar los hábitos alimentarios de los estudiantes, se lanzará el programa "School fruit" (fruta en la escuela) durante el curso 2009-2010. Esta iniciativa contempla la distribución gratuita de frutas y verduras en los colegios, además de "medidas educativas que refuercen la importancia de consumir estos alimentos y un programa de seguimiento y evaluación que nos permita, una vez concluida la intervención, analizar su eficacia y proponer su continuidad".

El presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), Roberto Sabrido, recordó datos de la OMS que estiman que la ingesta escasa de frutas y verduras causa un 19% de los casos de cáncer gastrointestinal y un 31% de los casos de cardiopatía isquémica, produciendo 2,7 millones de muertes anuales en todo el mundo, el 5% del total.

Dieta mediterránea contra el infarto

La investigadora Lina Badimón, del Centro de Investigación Cardiovascular (CIC) de Barcelona, presentó ayer en Bilbao nuevas evidencias científicas sobre las ventajas de la dieta mediterránea para protegerse frente a las patologías provocadas por la acumulación de grasa en la sangre.

Su trabajo muestra que una dieta rica en vegetales, fibra y fruta, con poca carne roja y alta en pescado, contribuye a mantener en niveles correctos los genes que intervienen en el proceso de inflamación de las arterias. Son genes que van tomando distintas formas y que lo mismo que favorecen la oclusión de las arterias como consecuencia de unos niveles altos de colesterol, pueden ejercer el efecto contrario con una dieta sana y equilibrada, según Badimón.

La investigadora recordó que sólo una de cada 500 personas sufre hipercolesterolemia familiar. Es decir, tiene tendencia natural a que le suba el "colesterol malo" y sólo la toma de fármacos le permite controlar este problema de salud. El resto puede evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares con una dieta variada, ejercicio controlado y dejando de fumar, afirmó Badimón.

Los países de la cuenca mediterránea tienen en general menos enfermedades cardiovasculares que el norte de Europa y Estados Unidos. La incidencia de esta patología no es, sin embargo, uniforme. En España, es más común en Andalucía, Canarias y Baleares. Los mejores resultados los obtiene Castilla-León.

/consumer.es

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...