5 jul. 2012

Conoce tu aura y baja de peso

Si la energía existe; el aura, también

Hablar de auras para muchos es lo mismo que hablar de magia o esoterismo. Sin embargo, cada vez son más los científicos interesados en estos temas. Los Institutos Nacionales de Salud en Bethesa, Maryland, por ejemplo, han inaugurado un área para las investigaciones de los bio-campos humanos, tal como se les dice a las auras.

El cuerpo destila energía

Eso es lo que cree la biofísica de la Universidad de Berkeley Beverly Rubik, que sostiene que el cuerpo humano “exuda” energía, tal como lo hacen las velas. Cuando estamos en nuestra plenitud liberamos una luz cálida y a medida que nos acercamos al final, nos vamos apagando.

¿Qué es el aura?

Para Einstein, todo era energía. De esto se trata el aura: “es el campo electromagnético o energético que irradia de la materia”. Su descubridor fue Semyon Kirlian que en 1939 inventó una cámara que proyecta un efecto corona alrededor de un objeto u organismo, al aplicar un campo eléctrico sobre una placa.

¿Todos pueden ver el aura?

No. Sin embargo, según explica la experta en auras Pamala Oslie, no hace falta “ver” el aura, también podemos sentirlo. “Esa es la razón por la que nos sentimos instantaneamente atraídos o cómodos con ciertas personas, nos gusta su energía; mientras que con otros nos sucede que queremos huir debido a que nos sentimos incómodos con ellos. "

¿Cómo se ve el aura?

Desde hace 28 años Pamala Oslie trabaja ayudando a la gente a sentirse mejor al leer su aura. Entre sus clientes se incluyen muchas celebridades. “Yo veo el aura como capas o bandas brillantes de diferentes colores luminosos, que rodean el cuerpo aproximadamente unos seis pies (182 cm) en todas las direcciones”.

Aura y alimentación, una real conexión

La terapeuta Francie White, que tiene una experiencia de 25 años tratando a personas con trastornos alimenticios, incorporó las auras a su propia experiencia profesional: “al descubrir el aura de cada uno, pude conocer mejor sus emociones y entender más porqué estas personas tienen problemas de sobrepeso".
Recomendado:

Perder peso ayudaría a aumentar la hormona del amor

Los colores con problemas de peso

Azul, amarillo, violeta y rojo, son las auras que tienen más tendencia a tener trastornos de alimentación o sobrepeso, explica Oslie, autora de "Los colores de la vida”, “Los colores del amor” y “Haz realidad tus sueños”. “He descubierto que el 98% de los problemas de salud, incluyendo la obesidad, tienen una causa mental o emocional detrás”.
Recomendado:

Diferentes actitudes frente a la dieta

Aura azul: amantes y emocionales

Son los que se preocupan primero por los demás y después piensan en sus propias necesidades. Valoran el amor. Cuando se sienten inseguros, se desesperan e incluso pueden permanecer en una relación poco saludable por miedo a quedarse solos. Su baja autoestima a veces los lleva a tener dificultades incluso para recibir cumplidos.

El aura azul y los “rollitos”

El miedo a no ser amados hace que los “azules” tengan siempre capas de “grasa” para protegerse, en especial debajo de la cintura, para cubrir su alta moral y naturaleza monogámica. La comida sencilla les ayuda a “llenar los huecos” emocionales. Además, como valoran la espiritualidad, no son muy amigos del ejercicio.
Recomendado:

¿Eres un comedor emocional?

Azul: tips pàra bajar de peso
Caminar, respirar, rezar y meditar los ayudará a aliviar sus cargas emocionales. También, “perdonarse” la culpa de no ser queridos, de manera de no necesitar más “comida” para ahogar ese sentimiento. Pero lo que más tienen que aprender los “azules” es a “amarse”: cuidarse tanto como cuidan a los demás.

Aura amarilla: divertidos, joviales y saludables
Su actitud positiva y de corazón “luminoso” y su amor natural por los deportes, ejercicios y naturaleza los ayuda a vivir muchos años y en forma saludable. Generalmente, lucen más jóvenes que la edad que tienen. Como son personas más “físicas” que los otros colores, cuando no están felices, completos o se sienten que no agradan a los demás, sus cuestiones emocionales enseguida “aparecen” a través de problemas de salud o en sus cuerpos.

El aura amarilla no hace ejercicio

Pueden volverse haraganes o irresponsables (debido a su inseguridad y temor) y pueden desarrollar adicciones (drogas, alcohol, cigarrillo, chocolate, dulces y comer en exceso). De hecho, los “amarillos” conforman la personalidad más adictiva. No les gusta hacer frente a los problemas y a los conflictos, por eso es que buscan “esconderse” y evitar afrontar sus “temas”.

Amarillo: tips para estar en forma

Necesitan hacer ejercicio, más que otros colores. Mejor si hacen alguna actividad al aire libre. Y como tienen tendencia a las adicciones, mucho mejor entusiasmarse con el ejercicio, en lugar de otros hábitos. Como los “amarillos” disfrutan de hacer reír a otros, esto los puede mantener motivados para perder peso.

Violetas: tienden a aumentar de peso


Los que tienen aura de este color también utilizan el “peso” como una forma de autoprotección o para sentirse más completos. Con frecuencia, retienen su increíble poder y energía y esto los hace que se “agranden como un globo”.


El color de los líderes

Según explica Pamala Oslie, como los violetas “son líderes y necesitan ser vistos, ellos se vuelven grandes inconscientemente esperando que alguien vea lo que son y lo que tienen para hacer”. Como son dinámicos, carismáticos y visionarios, a veces son maltratatos o incomprendidos. En su afán por mostrarse más “comunes”, a veces aumentan de peso.

¿Cómo adelgazan los “violetas?

Primero necesitan sentirse seguros de su poder y carisma. Necesitan no tener miedo de ser atractivos. Una forma es estar seguros de tener a la gente “negativa” alejada. Ellos están acá para inspirar a otros, para mejorar la vida de otras personas, no para vivir una vida normal. Acercarse a otros “violetas” puede servirles de modelo para seguir adelante y perder peso.

Rojo: robustos y “físicos”

Uno de sus problemas de salud más comunes son los dolores de espalda por levantar mucho peso o por entrenar en forma exagerada. No obstante, se caracterizan por amar los placeres de la vida y darse algunos “gustitos”. Les gusta mucho tomar alcohol y comer. Si engordan es más por este motivo que por cuestiones emocionales.

Los rojos en forma
Necesitan aprender a establecer límites y a moderar sus deseos. Puede ser de ayuda encontrar un lugar donde “descargar” sus necesidades físicas como boxeo, baile o trabajar en exceso. Muchos jugadores de fútbol, levantadores de pesas y entrenadores personales son rojos.

El aura verde: riesgo de anorexia

Son tan perfeccionistas que con tal de estar en forma y verse bien pueden “crearse” trastornos alimenticios. Por eso no es común que tengan sobrepeso, salvo los que se combinan con otros colores. Si llegan a engordar, pierden el respeto por ellos mismos y pueden hacerse daños con dietas extremas.

Los fanáticos de la salud

Cuando se sienten poderosos, los verdes son persistentes, inteligentes y ambiciosos. Pero cuando están sin esa energía, pueden ser neuróticos con su salud. Sus principales “áreas problemáticas” son el estómago y los órganos internos. Se preocupan tanto que pueden tener úlcera, dolor de estómago, diarrea y problemas intestinales.

Pinta tu aldea....con tu aura

La mayoría no puede ver los auras. No obstante, se puede saber qué color uno tiene a través de la descripción de cada color y haciendo un test. Si alguien que es “verde” se siente más seguro o equilibrado vistiéndose o decorando de este color, puede hacerlo. Quizá sea una especie de recordatorio de quiénes realmente somos…

¿Para qué sirve conocer el aura?
“Para vivir nuestra vida mejor y al máximo”, responde la experta Pamala Oslie. “Los colores revelan nuestro tipo de personalidad, cómo encarar mejor nuestra carrera profesional y nuestras relaciones, los problemas de salud. Por eso, ayudan a que las personas se sienten más seguras y encuentren su camino”.

/midieta

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...