20 jun. 2012

Conoce la Dieta Alcalina y equilibra tu pH interno

Cada vez más, y sobre todo motivados por las demandas de la sociedad y por los avances de la medicina y la ciencia, son muchos los doctores y científicos que inviertem sus esfuerzos en encontrar el método de perdida de peso y de alimentación perfecto.

Si hemos hablado ya de algunos métodos intereantes como la Dieta Smart o el Método Clean, hoy le toca el turno a uno de los planes alimenticios de mayor éxito del momento, la Dieta Alcalina.

Para las que andéis un poco perdidas, un pequeño resumen.Esta ‘dieta alcalina’ se basa en una premisa muy clara.: el balance de nuestro propio pH, el balance entre los componentes ácidos y alcalinos  de nuestro cuerpo, es completamente fundamental no solo para estar en buena forma sino para gozar de buena salud.

Siguiendo esta idea, pues, lo que defienden sus seguidores es idear un plan de alimentación que contribuya a este equilibrio, y lo hacen a través de la proporción de combinar un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos.
De esta manera, se limita enormemente el consumo de alimentos considerados perjudiciales en exceso para nuestra salud, como los alimentos procesados o el alcohol, y se prima el de consumos frescos como frutas y verdura, por ejemplo, que contribuyen a este equilibrio del que hablábamos.

¿Quieres conocer un poco más sobre esta dieta? ¡Atenta!

Qué comer y qué no con la Dieta Alcalina

Como hemos dicho, en la mayoría de casos los defensores de la Dieta Alcalina no prohíben alimentos, sino que se modera enormemente la cantidad de los siguientes: la patata, el queso, el helado, el huevo, el azúcar, la miel y por supuesto todo tipo de procesados, por ejemplo.

Lo mejor, pues, será aumentar el consumo de frutas y verduras frescas (especialmente el brócoli, el pepino, la rúcula, el apio o la remolacha), cereales como la cebada o la alfalfa o frutas como los cítricos, auténticos pilares de este tipo de alimentación.

Consejos para seguir la Dieta Alcalina

1. Comprar siempre productos frescos y, en la medida de lo posible, de cultivo ecológico.

2. Eliminar en la medida de lo posible todo tipo de procesados, especialmente panes y bollería industrial que, además, contienen niveles altísimos de azúcar.

3. Incorporar cítricos a diario: algunas personas recomiendan, por ejemplo, beber un zumo de limón natural todas las mañas.

4. Priorizar el consumo de bebidas como el té verde, los zumos de fruta y las leches vegetales como la de soja.

5. Como en toda dieta y con el objetivo de llevar un estilo de vida saludable, prestaremos también atención al consumo abundante de agua –preferiblemente de mineralización baja- y al ejercicio físico regular.-

¿Funciona la Dieta Alcalina?

A pesar de que cuenta cada vez con más seguidores alrededor de todo el mundo, también son muchas las voces que se han alzado afirmando que los niveles de pH de nuestros cuerpos  no influyen de forma tan decisiva sobre nuestro estado de salud.

Básicamente lo que defienden estas personas es que, a pesar de proponer esta dieta un método de alimentación sano y equilibrado, el nivel de acidificación de los alimentos no es tan decisivo como la Dieta Alcalina quiere hacernos creer, y por lo tanto existen muchos otros aspectos que cuidar a la hora de mantener una alimentación sana y equilibrada.

Sea como fuere, lo cierto es que la Dieta Alcalina se ha conformado ya como un de los movimientos alimenticios más seguidos a día de hoy y cuenta, así, con miles de seguidores en todo el mundo.

/redmujer

1 comentario:

luis dijo...

no tengo claro que papel juegan los pimientos picantes para la dieta alcalina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...