27 jun. 2012

Embarazo: ejercicios de estiramiento junto a la piscina

Nada se agradece más en verano que un buen chapuzón en la piscina, y más si estás embarazada. Te contamos unos ejercicios sencillos que puedes hacer entre baño y baño para fortalecer tus lumbares, glúteos, muslos, gemelos y brazos, sin bajarte de la tumbona.
 
Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramientos. Brazos (1)

 

 Empezamos esta tabla de estiramientos para embarazadas con los brazos: agarra con cada mano el antebrazo contrario y haz fuerza hacia fuera, hacia los codos, con movimientos suaves pero intensos y mantenidos.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramientos. Brazos (2)


Estira los brazos paralelos al suelo y abre y cierra las manos con amplitud.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Relajar las lumbares

Cuando estés tumbada boca arriba, dobla siempre las rodillas y apoya bien la zona lumbar en la tumbona.No permanezcas durante demasiado tiempo en esta postura, pues podrías marearte.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramiento de glúteos


Aprovecha que estás en la tumbona para estirar los músculos lumbares y glúteos acercando una rodilla al pecho, mantén 10 s y cambia de pierna.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramientos de muslo

 
Para estirar la parte posterior del muslo, acerca la pierna al pecho sin doblar la rodilla. Notarás la tensión en la corva.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramiento de gemelosEmbarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Estiramiento de gemelos

El gemelo se estira extendiendo la rodilla y flexionando el tobillo con los dedos hacia la cara.

Embarazo: ejercicios en la tumbona de la piscina - Postura para levantarte



Cuando te sientes o levantes de la tumbona hazlo con un pie delante, apoya las manos en esa rodilla y redondea la espalda.

Las vacaciones son el momento ideal para descansar. Y si se espera un hijo, más que nunca, hay que recargar las pilas para afrontar el esfuerzo que va a suponer la recta final del embarazo, el parto y las primeras semanas del bebé.

El ejercicio en el agua en el embarazo sienta estupendamente, siempre que sea moderado. Los músculos se relajan, la circulación sanguínea se activa y la futura mamá se siente mucho más ligera, ya que dentro del agua pesamos 10 veces menos.

Pero también conviene aprovechar el descanso entre baño y baño para realizar unos sencillos ejercicios que desentumecen los músculos y descargan tensiones. En la galería de fotos puedes ver una tabla de estiramientos perfecta para ser realizada junto a la piscina y trabajar lumbares, glúteos, muslos, gemelos y brazos.

Recuerda que es importante que cambies de postura y te muevas, aunque estés un poco pesada en el último tramo del embarazo. No conviene pasar mucho rato tumbada boca arriba porque el peso del feto comprime los nervios y vasos sanguíneos.

/serpadres

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...