12 jun. 2012

Baile para todos

Cada vez hay más opciones para los que quieren bailar. Todas prometen diversión, ritmo y…quemar calorías. Entre las más recientes se pueden mencionar: Zumba, que asegura quemar hasta 800 calorías por hora; SH´bam, quema entre 400 a 800, igual que Body Jam.

¿Qué baile elegir?

Si bien la “quema de calorías” depende de múltiples factores como son la estatura, el sexo, la edad, frecuencia de entrenamiento, volumen, tiempo, entre otros, antes de anotarte en una clase de baile, averigua cómo son las clases. Y por supuesto, ¡empieza por el ritmo que más te gusta!

1. Baile aeróbico: 340 calorías

Si se practica de forma regular el gasto calórico puede ser lo suficientemente adecuado para la pérdida de grasa y el mantenimiento de un peso corporal deseable. Como baile aeróbico, se incluyen las nuevas disciplinas de SH´BAM y Body Jam. Las calorías que detallamos son las que se queman en una clase de 60 minutos.

La música es un buen estímulo


Al ritmo de una canción pegadiza, uno siente que el cuerpo empieza a moverse solo. Según un estudio que publicaron las doctoras Kelly y Kristal Brooks en el Journal de Fisiología del Ejercicio, la música es un incentivo para el trabajo aeróbico. En realidad, es el ritmo lo que nos lleva a querer seguir y seguir moviéndonos.

2. Zumba: hasta 800 calorías

Cada vez más de moda, este baile de inspiración latina creado por el colombiano Alberto “Beto” Perez, ya tiene más de 12 millones de seguidores en todo el mundo. La historia cuenta que Perez lo creó por accidente, al olvidarse la música para su clase de aerobics. Al inventar coreografías con la música que tenía en su teléfono, surgió el Zumba Fitness.

Con mucho ritmo es mejor

Una investigación publicada en el Journal Escandinavo de Medicina de Ciencias del Deporte y dirigida por el Dr. Waterhouse encontró que la gente que escucha música con ritmos rápidos trabaja más duro durante una sesión de ejercicios y disfrutan más de la sesión de ejercicio que al ejercitarse con ritmos lentos.

3. Danza jazz: entre 200 y 300

Este tipo de baile afecta principalmente a la resistencia muscular y a la flexibilidad, pero el impacto que tiene en la capacidad aeróbica es mínimo. En estudios llevados a cabo por 8 semanas se ha visto poca mejoría en el consumo máximo de oxigeno (VO2 max) al realizar jazz, por lo que el consumo de calorías no se incrementa demasiado en esta actividad.

Se quema casi 85% más

Las personas que toman clases de baile “rápido” o “rítmico” queman un 83% más que aquellas que bailan en forma lenta, según un documento del Departamento de Servicios de Salud y Familia de Winsconsin: una persona de 130 libras (59 kilos) gasta 177 calorías en forma lenta y 325 en forma rápida.

4. Ballet: 405 calorías por clase

En la danza clásica hay más trabajo isométrico (donde hay una contracción máxima del músculo), de “barra” así como de flexibilidad y coordinación. Llevada a cabo profesionalmente los resultados podrían ser diferentes, pero requiere largas horas invertidas y frecuencia de entrenamiento de la actividad en comparación con quienes hacen ballet por hobby.

5. Bailes folklóricos: 315 calorías

Son las danzas que se bailan en algunas reuniones sociales al ritmo de música tradicional de un país, región o culto. Y así, los pasos van pasándose de generación en generación con sólo observar y animarse a bailar. En este tipo de baile se ha visto que la intensidad del ejercicio es suficiente para tener efectos favorables en el individuo.

Los altos queman más calorías

El Investigador Herman Pontzer de la Universidad de Washington observó que la longitud de las extremidades (brazos y piernas) es de los principales factores que determinan las calorías quemadas durante el movimiento. Por lo tanto, las personas más altas queman más calorías que las personas bajas.

6. Tap: 315 calorías

Para tener el ritmo de Fred Astaire y Gene Kelly, se necesita mucha energía y fuerza muscular. Y además, ritmo. Que se acentúa al bailar con los zapatos especiales que tienen una pequeña placa metálica que suena al golpear con el piso. Se trabajan principalmente los músculos de las piernas.

7. Baile de salón, country y square: 207 calorías

Son actividades moderadas, con la excepción del baile escocés, que requiere gran demanda energética. A medida que se va acelerando el ritmo, se queman más calorías. Estos bailes “grupales” son muy efectivos para mejorar el humor y combatir la depresión.

8. Hip-hop y disco: 465 calorías

Al ritmo de “Night fever” o alguna canción más moderna, es imposible detenerse en una pista de baile. Lo mismo le sucede a nuestro cuerpo, que puede llegar a quemar más de mil calorías cada vez que salimos a bailar. Para lograr bajar de peso bailando es importante que evites tragos que contengan muchas calorías.

9. Flamenco: 315 calorías

Un estudio realizado por investigadores españoles publicado en la revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte determinó que el consumo de oxígeno durante este tipo de baile es superior al requerido en otras danzas estudiadas y totalmente asimilables a los de deportes de alto nivel. Aunque el estudio se llevo a cabo con bailarines profesionales, no hay que descartarlo como una opción más para elegir.

10. Salsa, mambo y chachachá: 222 calorías

La salsa es un género musical de origen cubano, del que surgieron otros estilos de baile en diferentes lugares de habla hispana del Caribe, Estados Unidos y América Latina. Hay quienes practican estos bailes en forma más rápida. En este caso se puede llegar a gastar hasta 374 calorías por hora.

11. Baile con música electrónica: 342

Este baile en el que todos saltan es uno de los que más calorías gasta. Pero no sólo por los saltos que se pegan constantemente. Parecer que la música “trance”, según un estudio publicado en el Journal Internacional de Medicina del deporte, lleva a acelerar el ritmo por ejemplo de quienes hacen ciclismo. Lo mismo pasaría con el baile. ¡A saltar sin parar!

12. Danza árabe: hasta 600 calorías

La danza áraba o danza del vientre combina movimientos tradicionales de Oriente medio con otros africanos. El resultado es una danza que no incluye desplazamientos sino movimientos principalmente de la cadera. Aunque también hay otras versiones, como el "raks sharqi", que incluye vueltas y movimientos de otras partes del cuerpo.

13. Baila con los videojuegos

Investigadores de la Universidad de Winsconsin encontraron que quienes juegan un videojuego para bailar, gastan un promedio de 3.8 calorías por minuto en el nivel fácil; 4.5 calorías en el nivel intermedio y 5.3 calorías por minuto en el nivel difícil. Es decir que al aumentar la intensidad, se incrementa la quema de calorías y la pérdida de grasa corporal.

14. Tango: 198 calorías

No es un baile que requiera dar saltos sino todo lo contrario: los movimientos en su mayoría son lentos, sugestivos. Al bailarse en pareja, el “dos por cuatro” (como se le dice al tango) requiere dejarse llevar por el compañero para hacer “figuras”, “pausas” y otros movimientos como “cortes, quebradas y firuletes”.

15. Cumbia: 396 calorías

Es un baile folclórico que nació en Colombia y Panamá, pero que luego fue adaptándose a cada país. La cumbia se baila en seis tiempos y se caracteriza por incluir 4 movimientos: dos lentos y dos rápidos. Se estima que una persona de 150 libras (68 kilos), gasta casi 400 calorías en una hora de cumbia.

/midieta

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...