10 feb. 2012

Prevenir enfermedades será posible con una dieta nutricional a medida


Estará en función del genoma humano y actuará desde el nacimiento


Elaborar un traje nutricional a medida en función del genoma humano será posible en pocos años, lo que permitirá prevenir la aparición de determinadas enfermedades desde el momento del nacimiento. Así lo ha asegurado en declaraciones a Efe el profesor José María Ordovás, director del Laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (EEUU), quien ha destacado antes de pronunciar una conferencia en el Instituto Tomás Pascual Sanz que la dieta personalizada se podrá utilizar, además, como un método terapéutico más natural que los fármacos. Identificar la dieta más apropiada en cada momento de la vida de un individuo a través del genoma es el objetivo de la nutrigenómica, un área de investigación en la que Ordovás es uno de los principales expertos.



El profesor ha explicado que "dado que el genoma no cambia durante la vida del individuo podemos saber en el momento de nacer cuál es el riesgo de una persona de desarrollar diferentes enfermedades y reconducir su trayectoria en términos de dieta para prevenir esa predisposición genética".
"La personalización no significa que cada persona necesite una combinación de dietas para estar saludable, sino que requiere de un rango particular de nutrientes, vitaminas, calorías...etc... para alcanzar el punto óptimo de rendimiento biológico", ha precisado.


"Si uno tiene una talla 38 y se pone una 46 le sienta mal. Con la nutrigenómica conseguiremos hacer unas recomendaciones nutricionales que le sienten bien al individuo".
Este área de investigación permite, además, saber cómo funcionan los alimentos porque, según el profesor Ordovás, "muchas de las recomendaciones que se están dando ahora están basadas en estudios poblacionales, pero no tienen unas bases bioquímicas profundas".


Se trata de saber cuando comemos algo, qué está haciendo en nuestro organismo para que sea bueno o menos bueno de acuerdo con el genoma de cada uno de nosotros.
El profesor Ordovás ha insistido en que lo que sirve para una persona no sirve para otra puesto que nuestros genomas son diferentes.


Ha vaticinado que en el futuro se diseñarán alimentos funcionales que sirvan para remediar problemas específicos en determinadas personas, como puede ser la obesidad, el cáncer o la diabetes, "pero siempre ejerciendo la prudencia".
A este respecto, ha advertido que "se requiere un conocimiento base para saber identificar lo que es oro y lo que es pirita".


Por su parte, el doctor José María Mato, director general del Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias-CIC Biogune, ha explicado a Efe que en nuestro intestino hay entre 10 y 100 billones de células de microorganismos (que reciben el nombre de microbioma), y que son las que metabolizan los alimentos.
En el futuro se analizará el microbiona de un individuo y se identificará su metabolismo, de tal forma que si no es normal y está asociado al riesgo de padecer una enfermedad, se podrá intervenir mediante una dieta personalizada.
En este sentido, el profesor Mato ha señalado que el objetivo de la investigación es "obtener una foto metabólica de un individuo y si hay una alteración tanto en sangre como en el intestino, con procedimientos terapéuticos tradicionales pero también alimenticios específicos se podrá influir en que la enfermedad no se desarrolle o lo haga más lentamente".


Estos temas van a ser abordados en sendas conferencias magistrales que ambos profesores pronunciarán esta tarde en un acto conmemorativo del V Aniversario de la creación del Instituto Tomás Pascual Sanz para la Nutrición y la Salud, entidad sin ánimo de lucro vinculada al Grupo Pascual, de Aranda de Duero (Burgos).


/agroinformacion.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...